domingo, 19 de noviembre de 2017

Nafarroa Revisita el Terror Franquista

Para entender la proclividad por parte de los españolazos a la violencia desmedida, por si lo hechos recientes en Catalunya en el hiperconectado siglo XXI no fuese suficiente, les presentamos esta reseña literaria dada a conocer por Naiz en la cual se hace un recuento del terror desplegado por los franquistas en Nafarroa, provincia supuestamente afin a los insurrectos en contra de la Segunda República Española.

Aquí la información:


Más de cinco años ha invertido el investigador iruindarra Ricardo Urrizola para recoger en los archivos militares españoles la información oficial sobre la represión en Nafarroa a raíz del golpe de Estado del 36 y resumirla en un libro de 714 páginas. Esta magna obra, con un índice onomástico de más de 2.000 entradas, completa el mapa del terror franquista en Nafarroa.

Iñaki Vigor

Ya han pasado 31 años desde la publicación de ‘Navarra 1936. De la esperanza al terror’, una obra editada por Altaffaylla que sacó a la luz la auténtica dimensión de la masacre franquista en Nafarroa. Fue un trabajo pionero en el Estado y realizado en auzolan, recogiendo de boca en boca y de casa en casa testimonios y fotografías sobre los más de 3.000 navarros asesinados.

A pesar de que Franco murió en 1975, habrían de pasar 32 años hasta que se aprobó la Ley de Memoria Histórica de 2007, que facilitó la entrada de los investigadores en los archivos del Ejército español. Ricardo Urrizola Hualde aprovechó esa apertura para «vaciar» por primera vez el contenido del Archivo de la Comandancia Militar de Navarra. También ha realizado cientos de kilómetros para poder adentrarse en el Archivo Intermedio Militar Pirenaico de Barcelona y en el Archivo Intermedio Militar Noroeste de El Ferrol, en los que ha recogido los datos referentes a los represaliados navarros.

Toda esa información le ha permitido elaborar una obra descomunal, titulada ‘Consejo de guerra. Injusticia militar en Navarra (1936-1940)’ y editada por Txalaparta y Altaffaylla. Esa injusticia se revela a lo largo de todo el libro, con más de 2.000 entradas relativas a fusilados, fugados, condenados y represaliados mediante las más diversas formas por parte de la Guardia Civil y de los jefes locales de Falange y requetés.

Ricardo Urrizola ha seleccionado, sobre todo, los consejos de guerra que acabaron en sentencias represivas contra miembros del bando republicano. Su investigación revela que las sentencias más graves recaen en los detenidos de los primeros momentos tras la sublevación militar, cuando en muchos pueblos se plantea defender la legalidad republicana incluso con las armas.

Esa represión se cebó sobre todo en los republicanos de izquierdas y en los nacionalistas vascos, pero también la padecieron los disidentes con el régimen militar, muchos de ellos delatados por sus propios vecinos. José Mari Esparza lo explica en toda su crudeza: «La secuencia es casi siempre la misma: una situación de guerra, un ambiente de venganza exacerbado y un clima para la delación, para señalar enemigos, para ganar puestos ante las nuevas autoridades supremas, para quitarse de encima los propios sambenitos. En ese marco se producen las detenciones, se inician los expedientes, y los jueces instructores, militares por supuesto, toman declaraciones acusatorias a las autoridades, a los vecinos ‘de bien’ o a la Guardia Civil, quienes las más de las veces endosan a los detenidos los cargos más exagerados, para llevarlos cuanto antes a inmisericordes consejos de guerra. Confidentes, vecinos mezquinos, arrepentidos reconvertidos en acusadores, mediocres con poder y testigos asustados completan la fauna humana que con sus dedos acusadores empujan a sus paisanos al paredón o al presidio».

La obra también refleja la paradoja de que muchos detenidos durante los primeros días tras el golpe de Estado se libraron de la muerte gracias a la apertura del consiguiente consejo de guerra y la posterior condena a penas de cárcel, mientras la brutal represión desatada semanas más tarde llenó de cadáveres simas y cunetas. A los asesinados de esta forma ni siquiera se les dio opción de ser sometidos a un juicio militar.

‘Consejo de guerra’ ha sido presentado esta mañana en la feria ‘948 Merkatua’ de Iruñea, con presencia de Ricardo Urrizola y José Mari Esparza. Ambos han coincidido en considerar este libro como la segunda parte de ‘Navarra 1936. De la esperanza al terror’, porque los datos extraídos de los archivos militares, y por lo tanto oficiales, completan los testimonios recogidos hace más de tres décadas por Altaffaylla Kultur Taldea.

Esparza ha calificado este libro de «espectacular», tanto por su tamaño como por su contenido. «Ricardo Urrizola ha realizado un trabajo ingente. En esta obra aparecen miles de nombres, toca prácticamente todos los pueblos de Nafarroa y refleja que hubo una represión legal y brutal», ha señalado.

Por su parte, Urrizola ha informado que ha hecho una recopilación de 567 historias, «en las que figuran casos curiosos», y que se han completado con decenas de fotografías, muchas de ellas inéditas. El ha sido el primer investigador en acceder a los archivos militares para estudiar la represión en Nafarroa en esa época concreta, y ha reconocido que no ha tenido ningún problema para hacerlo.

El libro está ya a la venta, al precio de 39 euros.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario