miércoles, 15 de junio de 2016

Rechazo a la Vía Nanclares Versión Jonan

En El Mundo han publicado un artículo en el cual se muestra la insatisfacción que ha causado la respuesta que seis ex presos políticos vascos han dado a Jonan Fernández por intentar revivir la Vía Nanclares.

Aquí se los compartimos:

Ex presos de ETA arremeten contra el Gobierno vasco por legitimar "leyes de excepción"

Kubati y otros seis ex reclusos creen que el Gobierno vasco pide a los presos "el suicidio político y la cabeza política de la izquierda abertzale"
El ex preso de ETA Antton López Ruiz, "Kubati", y otros seis ex reclusos rechazan que la Secretaría de Paz y Convivencia del Gobierno vasco haya pedido a los penados de la organización terrorista que cumplan la "legislación de excepción", con lo que pretende "insuflar vida" al "cadáver" de la vía Nanclares.

"Kubati", quien fue condenado por el asesinato de la ex dirigente de ETA reinsertada Dolores González Catarain, Yoyes, firma hoy un artículo de opinión en el diario Gara en el que responde a la carta que el pasado mes de abril remitió la Secretaría de Paz y Convivencia a todos los presos de ETA encarcelados en España.

En esta carta "informativa", la Secretaría que dirige Jonan Fernández explicaba a los reclusos los pasos que pueden dar para acogerse a los beneficios penitenciarios que contempla la legislación vigente.

Los siete ex reclusos firmantes del artículo -Ohiana San Vicente, Juan Mari Gabirondo, Juan Carlos Arruti, Oihana Garmendia, Iñigo Akaiturri y Mertxe Galdós, además de "Kubati"- indican que algunas recomendaciones del Gobierno vasco incluidas en esa carta se fundamentan en las exigencias de tipo "político" que la legislación vigente, en concreto la Ley Orgánica 7/2003, impone para acceder a determinados beneficios penitenciarios.

"Entendemos que exigir posicionamientos políticos para acceder a la legislación ordinaria es darle carta de naturaleza a las leyes de excepción que basan su razón de ser en el derecho penal del enemigo y en el populismo punitivo", sostienen los expresos.

"Invitar al EPPK a cumplir esta legislación de excepción legitima una práctica que nos lleva a una vía muerta que algunos se han empeñado en revitalizar. Besar un cadáver no significa insuflar vida en él", añaden los firmantes, en alusión a la llamada vía Nanclares.

Tras reclamar el derecho a "utilizar la legalidad ordinaria" para acceder a los beneficios penitenciarios, los expresos opinan que, por el contrario, "aceptar las disposiciones de leyes excepcionales nos posiciona en la vía Langraitz (Nanclares), que no es aceptada ni por el EPPK ni por la izquierda abertzale. Estamos a otra".

"Kubati" se refiere a los requisitos que la Ley 7/2003 introdujo para acceder al tercer grado penitenciario, en primer lugar, y a la libertad condicional, posteriormente.

Esta ley establece requisitos específicos para los condenados por terrorismo, como que "el penado muestre signos inequívocos de haber abandonado los fines y los medios de la actividad terrorista", además de colaborar con las autoridades para "impedir la producción de otros delitos por parte de la banda armada".

La ley propone para ello que los presos firmen "una declaración expresa de repudio de sus actividades delictivas y de abandono de la violencia", además de "una petición expresa de perdón a las víctimas de su delito", entre otras exigencias.

"Kubati" y los otros seis expresos entienden que lo que se pide a los reclusos etarras es "el suicidio político, entregar la cabeza política de la izquierda abertzale en una bandeja de plata".

Además, critican que se exija a todos los presos cumplir con esta ley, incluidos los que fueron condenados antes de su aprobación, un aspecto que no tiene en cuenta, critican, el documento del Gobierno vasco.

Se muestran conscientes de que "se deben dar pasos, mostrar actitudes constructivas y realizar declaraciones comprometidas que nos acerquen al objetivo deseado de normalidad y reconciliación", pero afirman que "no se puede hacer desde el marco oficial que se ofrece" porque está diseñado "para declarar vencedores y vencidos".

"Nos toca construir uno nuevo que trate con equidad y de manera crítica todos los espacios de verdad, justicia, memoria y reparación", añaden.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario