lunes, 13 de junio de 2016

De Doris a Pablo

Pues bien, parece ser que hoy es un día en el que vamos a estar compartiendo misivas.

A continuación les presentamos esta dada a conocer por Izquierda Castellana en su cuenta de Facebook:

Soy hija del exilio, nacida en Caracas, de padre vasco y madre libanesa-palestina. Algunos medios locales de Valladolid se suelen referir a mi persona como "la abogada vasca afincada en Valladolid". Quizás mi realidad biográfica es lo que me haya llevado a ser una activista por los derechos humanos, entendidos en su sentido más amplio y siempre bajo una perspectiva internacionalista, desde mi más temprana juventud.

No me arrepiento en absoluto por haber luchado, con todos los recursos a mi alcance, a lo largo de mi vida. No voy a disculparme por esa trayectoria; al contrario, la reivindico con orgullo. Si tengo que pedir perdón por algo es por no haber luchado más y mejor.

Cuando me informaron del veto de Podemos a mi presencia en la candidatura al Senado de Unidos Podemos por la provincia de Valladolid, tengo que reconocer que, a pesar de haber pasado por muchas dificultades en mi vida como activista, esta noticia me causó una profunda impresión. Acudieron a mi mente con toda viveza los recuerdos de los obstáculos para sacar adelante la candidatura a las elecciones europeas de 2009 (Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos), que encabezaba simbólicamente Alfonso Sastre y en la que yo ocupaba el segundo lugar.

Aquella candidatura fue impugnada por el gobierno de turno del Régimen del 78 e ilegalizada, siguiendo sus recomendaciones por el Tribunal Supremo. Finalmente, después de una intensa batalla política y jurídica conseguimos que el Tribunal Constitucional nos diera el visto bueno; sin embargo, tal como era de esperar, todo el entramado mediático al servicio del Sistema, no sólo no cesó en su campaña de criminalización contra la candidatura, sino que la profundizó. Esta campaña se mantuvo hasta el mismo día de las elecciones, a pesar de las diversas reclamaciones a la Junta Electoral Central para que fuera corregida. La JEC hizo caso omiso, "dejando hacer". A esa campaña mediática de criminalización se unieron maniobras de todo tipo del Gobierno: Manipulación de papeletas, ausencia de éstas en numerosas mesas, recuento de votos irregulares... la respuesta ante la reclamación hecha ante el Tribunal Supremo aceptaba que todas esas irregularidades pudieron existir, pero que ello "no cambiaba el resultado de las elecciones en su globalidad".

A pesar de todas estas maniobras II-SP tuvo un gran impacto político y unos más que dignos resultados electorales.

Ahora resulta que es la cúpula de Podemos la que juega similar papel al jugado por el Gobierno en el 2009, vetando mi presencia en la candidatura el Senado por Valladolid. Como en aquella ocasión, la lucha ideológica-política y también la batalla jurídica, a la que no renunciamos, hará que las cosas evolucionen adecuadamente.

Como seguramente sabéis, desde hace casi un año vengo luchando en un nuevo frente, tal como le ocurre a otra mucha gente: la lucha contra el cáncer. Cuando me hicieron el diagnóstico, algunas personas, desde luego con la mejor voluntad, me hablaron de alternativas terapéuticas casi milagrosas. Sé que la lucha contra mi enfermedad es dura y compleja y que tiene que contar con todos los recursos que la ciencia ha conseguido. La lucha por las transformaciones sociales, la lucha contra el neoliberalismo y el neofascismo -que es como un tremendo cáncer para el conjunto de la sociedad- tampoco es una lucha sencilla y desde luego no se gana con soluciones mágicas o milagrosas, sino con la organización, la constancia y la coherencia ideológica y política.

Quiero expresar con toda claridad a través de esta carta que a pesar de las dificultades sigo apostando por la coalición Unidos Podemos y que estoy convencida de que es la mejor opción electoral en estos momentos para el Pueblo Trabajador Castellano. Por eso animo a que en estas tierras castellanas sean votadas el domingo 26J. No me gustaría dejar pasar esta oportunidad, para agradecer a l@s compañer@s de Izquierda Unida - Unidad Popular, con quienes compartí candidatura el 20D, su apoyo explícito a volver a estar presente en las listas en esta segunda vuelta electoral,así como para expresar mi satisfacción por la marcha de la gestión del nuevo equipo de gobierno municipal en Valladolid, especialmente por el trabajo de "Valladolid Toma La Palabra".

Ya para finalizar esta carta, quiero enviar un profundo abrazo a las y los jóvenes luchadores. Durante algún tiempo la prensa local se refería a las JCR (y después a Yesca) como "los chicos de la Doris". Querían ofender con esa "denominación", pero el efecto era el contrario; una de las cosas que me han producido un orgullo más íntimo ha sido precisamente esa denominación.

A todas mis chicas, a todos mis chicos, un fortísimo abrazo .

Adelante con la lucha. Venceremos.

12 de junio de 2016



Para mayor contexto acerca de la lista Iniciativa Internacionalista y lo que ello significó para Euskal Herria en los años más duros del apartheid, pinchen en el enlace.





°