viernes, 20 de febrero de 2015

Todxs Contra Garoña

A un pueblo en movimiento, unido, que no repara en lo que lo hace diverso cuando lo que está en juego es la propia supervivencia, es un pueblo que no puede ser vencido.

El estado español ha estado jugando una macabra ruleta rusa con el asunto de la planta nuclear ubicada en Garoña, desde Euskal Herria dicen basta, como se ha hecho con respecto al fracking.

Lean esta nota publicada en Deia:


Todos los sindicatos vascos se suman a la marcha a favor del cierre de Garoña

Todos los sindicatos vascos han hecho hoy un llamamiento a los trabajadores para que se sumen a la manifestación convocada el próximo 28 en Gasteiz para exigir el cierre definitivo de la central nuclear burgalesa de Garoña e impedir su reapertura como pretende la empresa propietaria Nuclenor.

La marcha ha sido convocada por la plataforma "Araba sin Garoña" coincidiendo con el 44 aniversario de la puesta en funcionamiento de esta central, que se cumple el 2 de marzo.

Garoña, próxima a Álava, es la central más antigua y pequeña de España y lleva parada desde diciembre de 2012 por decisión de Nuclenor (empresa participada por Iberdrola y Endesa), que alegó para ello motivos económicos relacionados con los nuevos impuestos sobre el combustible nuclear.

Posteriormente cambió de opinión y solicitó la renovación de la licencia de explotación por 17 años más, una petición sobre la que se tiene que pronunciar el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), cuyos informes son preceptivos y vinculantes.

Hoy los sindicatos ELA, CCOO, UGT, LAB, USO, ESK, STEE/EILAS, CGT, CNT, HIRU y UAGA se han adherido a la manifestación y han pedido a la "clase trabajadora" que acuda a la protesta que partirá a la siete de la tarde del sábado 28 desde la Plaza de la Virgen Blanca de la capital alavesa.

En un manifiesto conjunto, los sindicatos aseguran que la central nuclear no es necesaria para asegurar el abastecimiento energético y justifican la intención de reabrirla por el interés "usurero" de Iberdrola y Endesa.

Las centrales sindicales apuestan por el desarrollo de energías seguras, limpias y renovables porque son ambientalmente viables y generadoras de empleo.

Consideran además que el mejor plan económico para Álava "es eliminar el riesgo" que supone mantener en funcionamiento esta "peligrosa y obsoleta" central de primera generación y aseguran que sólo su cierre puede garantizar la salud de la población.

Asimismo demandan a la Diputación de Álava que cumpla el acuerdo de las Juntas Generales de este territorio de realizar un estudio socio-económico en la zona alavesa de influencia de la central para paliar los posibles efectos negativos sobre el empleo que acarree su cierre definitivo.



Aquí un gráfico de la afectación que significaría para Euskal Herria si algo va mal en Garoña:








°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario