sábado, 21 de junio de 2014

París Cómplice

Madrid ha optado por el inmovilismo en lo que respecta a la oportunidad de abrir un ciclo de paz y reconciliación en Euskal Herria. París por su parte hace como que no se ha dado por enterada. Pero cuando Madrid ordena un apretón de tuercas, docilmente París obedece.

Lean esta nota publicada en el Diario Vasco:

Francia condena a cuatro años al etarra Oier Oa Puyol

Detenido en 2012, la justicia gala considera probado su papel miembro del aparato político encargado de labores de propaganda
La justicia francesa condenó a cuatro años de cárcel al etarra Oier Oa Puyol, en tanto que miembro del aparato político encargado de labores de propaganda cuando fue detenido en el País Vasco francés en febrero de 2012.

El Tribunal Correccional de París también le impuso a Oa Puyol la expulsión definitiva de Francia al término de su condena, medida que justificó por su reiterado rechazo a responder a los magistrados, en línea con el silencio que había mantenido durante toda la fase de instrucción.

Los jueces, en la lectura de su dictamen, explicaron que habían desestimado la demanda de la defensa de no prohibirle permanecer en territorio francés -solicitada por la abogada Xantiana Cachenaut con el argumento de que su compañera y sus dos hijos viven en el País Vasco francés- por considerarla "paradójica" teniendo en cuenta su pasado de acción clandestina en una organización terrorista.

Este donostiarra de nacimiento de 30 años también tendrá que pagar una multa de 150 euros por haberse negado a someterse a las pruebas de ADN después de su arresto cuando circulaba en bicicleta por el paseo marítimo de Anglet el 24 de febrero de 2012 y por descuido dejó abandonada una mochila que puso a la policía tras su pista.

En dicha mochila llevaba abundante documentación falsificada, pero también un carné sustraído en Capbreton a uno de los dos guardias civiles asesinados en esa localidad del suroeste de Francia por un comando de ETA encabezado por Mikel Carrera Sarobe, "Ata", quien fue condenado por ello a cadena perpetua.

El fiscal Benjamin Chambre, que solicitaba cinco años de cárcel contra Oier Oa, señaló que su "cometido principal era la propaganda" dentro de ETA, y que por eso en la casa de Cambo les Bains donde le alojaba su amigo el portero del equipo de fútbol de Bayona Ximun Duhour se le encontró un archivo documental de revistas clandestinas de la banda.

En concreto, Chambre puso el acento en que Oa Puyol estaba encargado de la preparación de una de esas revistas, "Zutabe" (boletín interno de ETA), a la vista de que tenía en soporte informático un archivo codificado con el que debía ser el número 114, del que no se tienen pruebas de que finalmente se publicara.

El representante del Ministerio Público hizo notar, además de sus "vínculos con Poltsa" (el aparato político), que este etarra, pese a su edad, ha mantenido una relación "muy antigua" con la banda, primero en su sección juvenil Segi, que definió como una de las organizaciones que "no son más que un vector de ETA".

También aludió a que en el material que se le aprehendió en Cambo les Bains se encontraron huellas de otros seis etarras, entre ellos tres con responsabilidades.

Se trata del que fuera el jefe militar hasta su arresto en 2008, Garikoitz Aspiazu Rubina, "Txeroki"; Izaskun Lesaka, a la que se considera responsable de la logística al ser detenida -también en Francia- en 2012; e Iratxe Sorzábal, "uno de los tres miembros de la dirección actual" de la banda, todavía en la clandestinidad.

Cachenaut subrayó que su defendido al ser arrestado no iba armado -de hecho es el primer etarra capturado sin pistola desde 2011-, circulaba en bicicleta y no en un coche robado, como acostumbran los miembros de la banda, y que además no vivía en un piso franco como la mayor parte de los clandestinos, sino que lo alojaba un amigo.

Sobre este último, durante la fase de instrucción el juez encargado del sumario decidió archivar las inculpaciones de colaboración con ETA contra Ximun Duhour, de forma que ya no tuvo que comparecer hoy.

De acuerdo con las autoridades españolas, Oier Oa Puyol fue desde los 17 años dirigente de Segi en Guipúzcoa, razón por la que se le detuvo ya en 2002 -entonces quedó en libertad rápidamente- y por la que se emitió una orden de arresto contra él en 2004, que condujo a su captura el 16 de abril de 2005 en Ustaritz, en el País Vasco francés.

Entregado a España, el 31 de marzo de 2006 quedó en libertad condicional por decisión de la Audiencia Nacional por el pago de una fianza, pero en 2009 no se presentó al juicio en el que tenía que responder por su presunta responsabilidad en la organización juvenil y pasó a la clandestinidad.

En 2012, el Tribunal de Apelación de Versalles no accedió a su entrega a España por la euroorden que había lanzado la Audiencia Nacional para juzgarlo por su pertenencia a Segi.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario