sábado, 31 de marzo de 2012

Desmontando las Mentiras

Por correo electrónico nos han enviado el enlace a esta entrada en el blog Borroka Garaia Da!:


Durante años se fueron conformando una serie de argumentos históricos en torno a lo que pasaría en el hipotético caso de darse un final de la lucha armada de ETA. Desde todos los sectores políticos se podían oír diversas reflexiones relacionadas y algunas hasta se convirtieron en dogma en según que ámbitos de tanta repetición sistemática.
Pues bien, pasado casi medio año desde el anuncio del alto el fuego definitivo de ETA voy a aprovechar para escribir mi TOP 10 de mentiras históricas y que en innumerables ocasiones a lo largo de los años tuve la oportunidad de debatir durante interminables horas como supongo la mayoría de los y las que estéis leyendo esto . Como siempre sin un orden especial de importancia:
1. Sin lucha armada de ETA ya no habría excusas estatales
Si alguien pensaba que por arte de magia iban a desaparecer las excusas esgrimidas para bloquear una salida al conflicto o para negar la existencia de ese mismo conflicto político andará con resaca. Las excusas son excusas y no la verdad. Ese listado no termina nunca ya que el objetivo de los estados no ha variado y si para no moverse les han servido excusas ya saben lo que tienen que hacer; seguir poniendolas.  Y tienen los medios para que puedan cuajar.
2. Sin lucha armada de ETA todos los abertzales se unirían
Bienvenidos a la realidad. No había mas que echar un vistazo a Catalunya para ver que la unidad independentista no depende principalmente de factores armados. Terra Lliure desapareció en los 90 y la fragmentación nacionalista catalana es superior a la del nacionalismo vasco. Hemos conocido recientemente la separación estratégica de ELA con LAB, y el PNV cada día que pasa se escora más hacia postulados unionistas.
3. Sin lucha armada de ETA todo sería posible
¿Cuántas veces desde el ámbito españolista repitieron este lema?. Hablaban de negociación, de soluciones, de que incluso la independencia se podría poner encima de la mesa, que no habría ningún impedimento para democráticamente dar solución a todos los problemas políticos que aquejan a la sociedad vasca.
4. Sin lucha armada de ETA desaparecería la represión
Esta sí que es buena. Hoy hemos conocido que La AN condena a 18 aiararras por denunciar la ilegalización en el pleno de Laudio en 2003 y hace nada nos pasaron por las narices los 72 años de cárcel y 108.000 euros de multa por un piquete informativo. Por no hablar del continuado goteo de detenciones, con torturas incluidas. La represión existía antes de que ETA iniciara la lucha armada y por supuesto que no iba a desaparecer porque lo dejara.
5. Sin lucha armada de ETA desaparecería el principal estorbo para la lucha
¿No parece que la lucha globalmente haya pegado un estirón verdad?. Claro que no. Ya que depende de otros factores principalmente. Ni el pueblo está más activado ni existe más lucha ahora que antes, ni hay más militancia política y social. De hecho la desmovilización o la apatía pueden ser factores que no tratados a tiempo lleguen a enquistarse. Los sectores que con más energía han agitado esta reflexión brillan por su ausencia.
6. Sin lucha armada de ETA se extendería el internacionalismo en los estados
Lejos de activarse una ola solidaria, se está produciendo un proceso de retroalimentación de posturas previas. De posturas donde el nacionalismo español de carácter semi-encubierto en muchas ocasiones es incapaz de dar un paso adelante debido precisamente a que gran parte del movimiento obrero y de izquierda española o francesa se ve inconscientemente como un apéndice de su burguesía nacional.
7. Sin lucha armada de ETA la economía de Euskal Herria mejoraría
Este puede ser quizás uno de los argumentos más graciosos y no por ello menos repetidos desde según que esferas políticas. Básicamente el argumento de los que nos quieren hacer creer que la pobreza y la riqueza llegan por generación espontánea y que el capitalismo es una palabra antigua de libros subversivos. El fin de la historia no llegó, el que lo hizo fue Paco con las rebajas.
8. Sin lucha armada de ETA lo político tomaría la primera plana
Ya se ve lo que va tomando el foco central de la actualidad. Desde el partidismo pasando por victorias y derrotas varias hasta lo religioso que está de moda; Condenas, perdón, rechazo, penitencia..
Lo ético se abre paso frente a la política. Claro está, que hablamos de una ética más que dudosa.
9. Sin lucha armada de ETA no se le hace el juego a la reacción
Mayoría abrumadora del PP en el estado español. La reacción se abre paso como un cuchillo en la mantequilla. Las posturas de extrema derecha ganan peso en la sociedad. Y en la práctica totalidad de sectores políticos el giro a la derecha y al conservadurismo gana posiciones. Se puede aducir que eso no tiene nada que ver con la lucha armada. ¿Pero es que antes sí lo tenía?.
10. Sin lucha armada de ETA habría paz
Basta que políticos profesionales nos hablen de que ha llegado la paz para que sea un recordatorio y prueba fehaciente de que no lo ha hecho.



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario