domingo, 25 de marzo de 2012

Vascófobo, Quejica y Mentiroso

Vaya, desde el pasquín La Razón nos "honran" con una anónima mención.

¿Cómo ha sucedido eso?

Sencillo, la caverna continúa su campeadora defensa de uno de sus esbirros, el laureado Jesús Laínz. Y es que a Jesusito parece haber olvidado que gracias a esta fabulosa herramienta que es el internet los ultra-españolistas ya no gozan de la impunidad de antaño, no, ahora cada vez que vomitan una de sus soeces mentiras corren el peligro de ser expuestos en distintos espacios que no pueden ser acallados por escapar del ámbito territorial del régimen borbónico-franquista, de ahí que el ganarse a pulso el título de vascófobo le cause resquemo a él y a su banda.

He aquí el intercambio en el que entrevistado y entrevistador se regodean en su mezquina oposición a la autodeterminación del pueblo vasco:


–«Desde Santurce a Bizancio». Por este libro, un blog nacionalista le ha nombrado «vascófobo» de la semana...
–Sólo soy «nacionalistófobo».

Va, gracias por la mención, ahora entremos en materia:

–¿Y qué le ha llevado a tal situación?
–Muchos años de reflexión y estudio. Considero que los nacionalismos vasco, catalán y gallego son un disparate.

¿Fascinante verdad? Pero esperen, esta la dejaremos para después, continuemos:

–¿Odia los nacionalismos?
–No. Hay que odiar el error, no a los errados.

Fuá, que fuerte, le preguntan por los nacionalismos y Laínz se confunde pensando que le preguntaron por los nacionalistas. Ataca fieramente al euskera y resulta que no entiende el castellano. 

Pero lo mejor viene ahora, vean:

–¿También es un error el nacionalismo español?
–Toda doctrina nacionalista es un peligro. Pero la nación española es un hecho y las otras, la vasca, la catalana, la gallega, son un delirio.

Vaya, y les escuece que le llamemos vascófobo. Miren bien, le preguntan que si el españolismo es un error y el señor procede a contradecirse; primero dice que sí, pero inmediatamente después pone a salvo al nacionalismo español diciendo que es un hecho, mientras que todos los demás son un delirio. ¿Quién decide esto? ¿Un panel de expertos en la construcción del estado nación-moderno? ¿Se recurre a Hobbes, Montesquieu o a Rousseau? 

Claro que no, que no es necesario, con que lo diga Jesús Laínz es más que suficiente. Pero no lo deja ahí, miren ustedes:

–¿Qué le repugna de los nacionalismos?
–Su invencible tendencia a la mentira. Cuando toman el poder se desvela su vocación totalitaria. Pecan de falta de reflexión.

Una vez más les pedimos que guarden esta para después, por que resulta que el entrevistado se manda con unas cuantas mentiritas. Ahora esta perla:

–Dijo Pío Baroja que el nacionalismo se curaba viajando...
–Baroja era un optimista. El viaje ya no les sirve de mucho.

Les fascina eso de usar a un vasco para "desmantelar" el derecho de los vascos a su autodeterminación. En realidad, esto muestra que los vascos son una sociedad diversa en donde caben todas las opiniones, a diferencia de la doctrina que ha dominado el ideario españolista, donde pensar diferente te puede causar desde la expulsión (1492 | Moros y Judíos), el exterminio (1512 | Navarra, 1521 | Abya Yala) hasta la cuneta, la mazmorra, la tortura, la desaparición, etc (1936-2012).

Ahora esto:

–¿Freud diría que su antinacionalismo le viene de...?
–De mi abuela vizcaína. Recibía propaganda de Herri Batasuna y se quedaba estupefacta: la trataban de compatriota en el extranjero porque vivía en Santander.

Ja ja ja... esta si no ha causado tanta risa que mejor la dejamos ahí.

–Me imagino que le llamarán franquista, facha...
–Los insultos que salen de sus bocas son para mí un título de nobleza.

Ya, aparte de vascófobo, monárquico... pobre.

–Dice que somos el hazmerreír de Europa...
–Somos el único país donde la lengua común es perseguida. En Francia se troncharían de la risa si se pidiera la oficialidad de las lenguas regionales.

Ahora hasta paranoico, resulta que el castellano es perseguido. En lo que respecta al comentario del estado francés, pues sí que lleva razón, si los gabatxulis hasta inventaron el terrorismo de estado para sofocar las identidades nacionales simplemente por que no entendieron que significa el término igualdad.

–¿Diría que los nacionalistas odian a España?
–Sí, porque han hecho suya la leyenda negra. Olvidan que en la colonización de América los vascos estuvieron en primera fila.

No hombre, para recordar la leyenda negra basta con recordar lo sucedido en Nabarra.

En lo que respecta a lo de la participación de vascos en la colonización de América, pues entonces que se acerque a los militantes de la izquierda abertzale, quienes denuncian el etnicismo cutre que realza el pasado vasco de los "buenos" pero oculta o distorsiona el de los "malos". Referente a este punto ya hemos invitado al buen amigo Jesús a que navegue por este blog, donde ya hemos criticado a vascos ilustres como Juan de Zumárraga quien después de hastiarse de quemar brujas en su terruño se fue a hacer las Américas inventando el mito de la Guadalupe, pasando por Legazpi y su genocida campaña en lo que se convertiría en Las Filipinas... hasta dictadores latinoamericanos como el chileno Augusto Pinochet Ugarte y el uruguayo Juan María Bordaberry, sin olvidar al mexicano Luis Echeverría.

Así que de eso nada Jesús, no seas mentiroso.

–Manipulan la lengua y la historia, escribe.
–Sí. No han sido independientes nunca, salvo quizá en el paleolítico.

Otra mentirijilla... Jesús maitia, lo de Castilla y Aragón no se dio hasta 1492, bastante tiempo después del paleolítico. Mientras tanto el euskera ya se hablaba desde antes de que las sandalias de los legionarios romanos se gastaran sobre las calles de Iruñea. El que está manipulando la historia eres tú, pero al faltarte dignidad está lejos de reconocerlo.

–Curioso: la izquierda apoya a los nacionalismos...
–Se ha contagiado de la hispanofobia de los separatistas.

La verdadera izquierda ni siquiera reconoce fronteras, el día que estas caigan junto con banderas e himnos resulta que el pueblo vasco ya no estará dividido por el retrógrada colonialismo francés y español, ni apresado en el burgués concepto contemporáneo de estado nación.

–Aspira, dice con ironía, a ser el «vascófobo» del año...
–Más bien el «nacionalistófobo» del milenio.
–No sé si le darán diploma...


No Jesús, difícilmente serás nombrado el vascófobo del año, la competencia es dura: José María Aznar, Mariano Rajoy, Felipe González, José Luis Rodríguez, Fernando Savater, Jon Juaristi... y un largo largo etcétera...



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario