viernes, 25 de agosto de 2006

Violencia Carcelaria Española

Este artículo publicado por Gara desnuda la política represiva del estado español en contra de los vascos. Tres personas permanecieron en la cárcel casi la totalidad de sus condenas para que al final se decida que no había las bases para siquiera procesarlos. Aquí lo tienen:

Quedan libres los condenados por la marcha en la que disparó la Ertzaintza

Después de que el Constitucional anulara la sentencia que confirmaba la condena contra cinco ciudadanos que participaron en una manifestación registrada en Bilbo en 1997 en la que la Ertzaintza disparó contra la multitud, Pablo Ussia, Adolfo Abasolo y Joseba Vélez abandonaron ayer las prisiones de León, Teruel y Soria. Fueron objeto de un primer recibimiento en Euskal Herria en el área de servicio de Altube en la autopista A-68.

BILBO

Pablo Ussia, Adolfo Abasolo y Joseba Vélez abandonaron ayer las prisiones de León, Teruel y Soria horas después de que el Juzgado de lo Penal número 7 de Bilbo ordenase su excarcelación.

El juez aceptó los argumentos de la defensa de Ussia, Abasolo y Vélez de que la sentencia por la que fueron encarcelados no era firme, después de que el Tribunal Constitucional español anulara la confirmación de la misma realizada por la Audiencia Provincial de Bizkaia en 2003 al considerar que no se respetaron las garantías procesales de los imputados.

Esta decisión, sin embargo, llega cuando sus condenas de cárcel están casi cumplidas.

En la misma sentencia fueron condenados también Iñaki Palmou e Iñaki Olazaran por delito de «atentado a la autoridad» supuestamente por agredir a unos ertzainas, pese a que en la vista quedó acreditado que los agentes de la Policía autonómica dispararon contra la multitud que protestaba por el encarcelamiento de toda la Mesa Nacional de HB.

De este modo, estos ciudadanos han permanecido en prisión más de tres años, hasta el punto de que han cumplido casi en su totalidad la pena impuesta por el Juzgado de lo Penal número 5 de Bilbo, en un proceso en el que se cometió un importante error de procedimiento que ha hecho que la condena sea invalidada ahora por el Tribunal Constitucional.

Nada más conocerse que se había ordenado la excarcelación, los familiares se desplazaron a las prisiones en las que se encontraban. Adolfo Abasolo, que se encontraba en la cárcel de Teruel, salió, incluso, antes de que sus familiares pudieran llegar hasta esta ciudad aragonesa.

El primer recibimiento a los ya ex presos tuvo lugar ayer en el área de servicio de Altube, en la autopista A-68, donde 250 personas dieron la bienvenida a Ussia y Vélez y descorcharon champán. Posteriormente, se dirigieron a sus respectivas localidades, donde también recibieron el apoyo de sus vecinos.


Y los tres años de vida arrebatados por un estado totalitario, esos ¿quién se los devuelve a los tres ciudadanos vascos?

Recordemos que en este caso estuvo involucrada la Ertzaintza y que por lo tanto el gobierno de Lakua comparte la culpa con Madrid.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario