Un blog desde la diáspora y para la diáspora

domingo, 1 de febrero de 2004

Garzon el Levanta Falsos

Otra en el Correo Ilustrado de La Jornada:

Refutan Bárbara Zamora y Santos García a Garzón

Señora directora: El juez Baltasar Garzón miente groseramente en su carta enviada a este diario. Afirma que ahora y siempre que ha venido a nuestro país, ha "respetado estrictamente las normas". Falso. El juez pretendía, con anuencia de la Procuraduría General de la República, presidir unas diligencias ministeriales, en las cuales la ley expresamente señala las formalidades legales que se deben cumplir para que tengan validez jurídica, y en particular el artículo 16 del Código Federal de Procedimientos Penales establece quiénes pueden estar presentes en dichas diligencias, y en ningún momento prevé la presencia de jueces, fiscales o policías extranjeros, por lo cual su sola presencia en estas diligencias fue violatoria de la garantía de legalidad, no se diga de la soberanía nacional y de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En ningún artículo del tratado de extradición firmado entre México y España se establece este tipo de intervención de las autoridades españolas en ninguna de las fases procesales. Mas aún, el artículo 29 de este tratado señala que "el cumplimiento de una solicitud de asistencia se llevará a cabo conforme a la legislación de la parte requerida, atendiéndose a las diligencias solicitadas expresamente". Asimismo, el artículo 30 establece que: "La parte requerida -en este caso, México- cumplimentará las comisiones rogatorias..." Por ello es incontrovertible que son las autoridades mexicanas las facultadas para realizar este tipo de diligencias, y aplicando las leyes mexicanas, no las españolas, como pretende Garzón.

Baltasar Garzón señala que "la dignidad de un pueblo se consolida no afirmando en forma hueca que se impidió entrar en un reclusorio a un juez sino con el cumplimiento de la ley..." Precisamente en estricto cumplimiento a la ley mexicana, y como un acto de dignidad y soberanía, se le negó la entrada al Reclusorio Norte.

Por otra parte, con respecto a la presencia de los medios de comunicación en la diligencia en el Reclusorio Norte, la misma fue autorizada por el propio licenciado Arzabe (quien nunca "se opuso frontalmente", como afirma el juez Garzón), por medio de sus colaboradores, entre ellos la agente del Ministerio Público, licenciada Aurora Ramírez, pues manifestaron que los periodistas podían permanecer en la diligencia, siempre y cuando no filmaran.

El licenciado Arzabe suspendió la diligencia sin explicación alguna y con premura se retiró, sin permitir que se firmaran las actas de las comparecencias de Juan Artola y Félix Salustiano, quienes ya habían declarado.

Esperamos y deseamos que este incidente sea aislado y que el juez Baltasar Garzón y sus policías no vuelvan a violentar las leyes mexicanas, y que los jueces federales sepan defender la soberanía nacional y la legalidad. Esperamos que la Secretaría de Relaciones Exteriores y el juez César Flores tomen nota del gran interés político que mueve al juez Garzón para lograr la extradición de los seis vascos y, por lo mismo, nieguen la extradición.

Atentamente

Bárbara Zamora y Santos García, abogados de los seis vascos 




 

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario