martes, 3 de febrero de 2004

Garzón el Inquisidor

Hoy en la seccion Politica de La Jornada:

Sin sentido claro, la visita del jurista español, argumenta

Propicia Garzón un vacío jurídico: Alvarez Icaza

El ombudsman critica acciones del Gobierno del DF

KARINA AVILES

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Emilio Alvarez Icaza, expresó que no queda claro -en términos jurídicos- el sentido de la presencia del juez Baltasar Garzón, quien intentó participar en una diligencia relacionada con el proceso de extradición a España de seis ciudadanos vascos detenidos en el Reclusorio Norte. Si el jurista español "tiene esta participación (de juez) aquí y allá (en España) ciertamente puede darse un vacío jurídico", apuntó.

Entrevistado al término de su participación en el foro Hacia una nueva cultura de la legalidad, realizado en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, el ombudsman capitalino se refirió primero a la presencia de Garzón en las comparecencias de tres mexicanos acusados -y liberados por falta de pruebas- de complicidad con una presunta célula de la organización vasca ETA, que tuvieron lugar en las oficinas del subprocurador de Investigaciones Especializadas contra la Delincuencia Organizada, José Luis Santiago Vasconcelos.

"Me imagino que (Garzón) actuaría como ciudadano, no como juez, pero si él es juez en España y tiene que ver con este caso, habrá que tener a buen resguardo los derechos acá. No queda del todo claro cuál es su nivel de participación, el sentido de su presencia en términos jurídicos para el proceso mexicano, porque si tiene esta participación aquí y allá ciertamente puede darse un vacío jurídico", indicó.

-¿Podría convertirse en juez y parte?

-Puede darse una situación en la que, como lo ha expresado la autoridad, no se manifiesta claramente el interés jurídico del juez Garzón para participar en este caso. Esa es la respuesta que ha dado la autoridad del Distrito Federal (...) en principio, de manera preliminar, acompaño ese razonamiento.

Por otro lado, durante su exposición, manifestó que con medidas como las del alcoholímetro, las esposas o las detenciones arbitrarias, las autoridades del gobierno de la ciudad de México mandan un "mensaje esquizofrénico a la ciudadanía", ya que le pide que cumpla la ley, pero "fuera de la ley".

Alvarez Icaza indicó que con "buenos motivos" la autoridad del Distrito Federal "actúa fuera de la ley, lo cual es gravísimo". En referencia al alcoholímetro, dijo que el problema es que se aplica al "tin-marín" y, de facto, se genera o se le da al policía un poder mayor al que tiene. Además, añadió, "no creo que una política de salud le corresponda a la Secretaría de Seguridad Pública".

Por otro lado, destacó que el uso de las esposas no está normado en la capital del país. Pero la cuestión es la de establecer los criterios: cuándo se utilizan y por qué. El ombudsman capitalino enfatizó que la autoridad es la primera obligada en atender lo establecido en la ley, porque "ahí radica la fuerza de su mensaje".

Manifestó que no conviene al Estado democrático que la autoridad mande el mensaje de combatir el delito desde fuera de la ley, ya que además fortalece la cultura autoritaria.

En otro tema, apuntó que en cuestiones de comercio "firmamos cuanto acuerdo" sea necesario, pero para tutelar los derechos de las personas "hay una enorme cantidad de trabas y de resistencias".

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario