domingo, 1 de diciembre de 2002

Manifestación Soberanista en Donostia

Se manifiestan por un principio democrático fundamental,el derecho a expresar su deseo en las urnas, algo que el régimen español le niega al pueblo vasco. Lean esta nota publicada en La Jornada:

Alrededor de 15 mil personas se manifestaron este sábado en San Sebastián para reclamar un referendo de autodeterminación en el País Vasco (norte de España).
Los manifestantes desfilaron por las principales calles del centro de esta ciudad detrás de una manta en la que estaba escrito "Democracia para Euskal Herria. Autodeterminación ahora".
Algunos de los participantes en la protesta corearon lemas en apoyo a la organización armada vasca ETA, y afirmaron que "la violencia es el único camino" para alcanzar la independencia de Euskadi del dominio español.
La marcha partió desde el túnel del Antiguo, abarrotado por personas minutos antes de la cita anunciada para la convocatoria, las 17 horas, tiempo local.
Las aceras de acceso al túnel se encontraban atestadas desde media hora antes de la hora fijada para el comienzo de la manifestación popular de repudio a lo que acusan de asedio de las autoridades de Madrid.
"Es como si la manifestación hubiera cambiado de dirección, ya que cantidad de gente sube hacia el Antiguo para incorporarse a la marcha desde el comienzo", señaló un manifestante al diario vasco Gara.
La mayor parte de los dirigentes de la coalición Batasuna, la formación política suspendida por el juez Baltasar Garzón, de la Audiencia Nacional española, que la acusó de ser parte del entramado de ETA, participó en la manifestación, que fue prohibida inicialmente por el Ministerio del Interior vasco antes de ser autorizada por el tribunal superior de Euskadi.
Al finalizar la marcha, Itziar Lopategi, dirigente del sindicato independentista LAB (Langile Abertzale Batzordea/trabajadores patriotas), leyó un comunicado, en el que afirmó que "ni Garzón, ni (Javier) Balza -consejero del Interior vasco-, ni la lluvia, pueden detener a este pueblo".
Afirmó que el País Vasco "vive bajo un estado de excepción" y en una "espiral de violencia que este pueblo no desea", y que "el derecho de autodeterminación" es la única vía, ya que "para el pueblo vasco es posible construir un futuro radicalmente diferente" al previsible ahora.
Los organizadores de la marcha señalaron que la actual situación política es "insostenible", y por ello reivindican un entorno "que respete los derechos y las decisiones adoptadas democrática y colectivamente por este pueblo. Un escenario de democracia y paz para el pueblo vasco".
Los convocantes de la manifestación llamaron a la ciudadanía vasca a "salir a las calles" para hacer frente "a esta ofensiva global que pretenden extender cual marea negra a todos los ámbitos de la vida vasca".
Derechos civiles y políticos
Xabier Amuriza e Itziar Lopategi, quienes ejercieron como portavoces de este grupo de ciudadanos, remarcaron que "frente a las ansias y maniobras para barrernos de las calles de nuestros propios pueblos y barrios, debemos responder con la firmeza de nuestras reivindicaciones, con la defensa de los derechos civiles y políticos que nos corresponden".
Respecto de los acontecimientos que han tenido lugar en Euskal Herria durante los últimos meses y, concretamente, en referencia al intento de prohibición llevado a cabo por el Departamento de Interior del gobierno del lehendakari Juan José Ibarretxe, Amuriza y Lopategi señalaron que todo esto sirvió para constatar que "uno de los pueblos más antiguos de Europa se ve sometido a una constante y permanente violación de derechos básicos a golpe de decretazos, autos, providencias judiciales y previsiones sumisas".
Ante ello, apostaron por el respeto al derecho de autodeterminación como "única receta para la resolución de todo conflicto político", y llamaron a defender "un escenario de democracia por encima de siglas u organizaciones; actuando y respondiendo como pueblo".
Por otra parte, el presunto miembro de ETA detenido el viernes cerca de Langon (Gironda, suroeste de Francia) es José Manuel Cortázar, según la policía española, que logró identificarlo gracias a las huellas digitales facilitadas por las autoridades de seguridad francesas.
Cortázar, de 38 años, era buscado desde septiembre de 2001, luego de que la policía española logró la desarticulación del comando Barcelona.
El supuesto etarra fue arrestado el viernes anterior tras sufrir un accidente automovilístico, cuando los gendarmes franceses llegaron al lugar del percance y el individuo, que estaba herido y armado, gritó "ETA" y afirmó que era vasco.



Que tal esa muestra del pueblo vasco al compromiso con su autodeterminación.



.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario