sábado, 21 de diciembre de 2002

Intelectuales Apoyan a Marcos

Esta nota da seguimiento a la propuesta por parte del EZLN de mediar en el conflicto vasco, la misma ha sido publicada en La Jornada:


Se dicen preocupados por la imposición de una lógica guerrera mundial "que está materializando un peligroso recorte generalizado de la ciudadanía y las libertades"
Decenas de destacados intelectuales, académicos, dirigentes y representantes políticos, periodistas y creadores españoles y latinomaericanos expresaron hoy su apoyo a la propuesta de movilización del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) para "dar una oportunidad a la palabra y construir, en abril próximo, un encuentro para la conversación y el debate sobre el denominado conflicto vasco".

El manifiesto, firmado entre otras personalidades por Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique; el escritor y periodista Manuel Vázquez Montalbán; el músico Manu Chao, la periodista Pilar del Río; el director de Radio Francia Internacional, Ramón Chao; el profesor y académico Marcos Roitman, así como varios concejales y dirigentes de Izquierda Unida, y académicos de la Universidad de Barcelona, expresa que se suman a la propuesta del EZLN porque "trabajamos, de una manera u otra, con la palabra", y hace un llamado a la sociedad civil del Estado español para hacerla suya y participar en el Foro Civil por la Palabra, que se celebrará el próximo 22 de diciembre a las 11 horas en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid.

En rueda de prensa, los firmantes del manifiesto también denunciaron "el silenciamiento y tergiversación del sentido de las cartas del subcomandante insurgente Marcos por los medios de comunicación del Estado español". Anunciaron que en el foro del 22 de diciembre harán pública la tercera entrega de la Declaración Permanente del Aguascalientes de Madrid, foro que surgió a principios de diciembre pasado en la capital española.

Descalificación y apoyo

El Manifiesto por la palabra se da a conocer un día después de que el juez Baltasar Garzón rehuyó responder al comunicado en el que el subcomandante Marcos lo emplaza a sostener un debate público, tres días después de las declaraciones del ministro del Interior del gobierno español, Angel Acebes, quien calificó al líder zapatista de "personajillo enajenado", y a casi una semana de que el partido independentista vasco Batasuna expresó su apoyo a la propuesta de diálogo del EZLN, en un comunicado del 9 de diciembre, publicado en La Jornada.

Garzón pospuso su respuesta a Marcos "en los puntos que considere oportunos, en el momento adecuado" y consideró que no es suficiente con pedir una tregua "oportunista" al grupo armado Euskadi Ta Askatasuna (ETA). El juez expresó, en el contexto de una conferencia de prensa organizada por la Fundación Víctimas del Terrorismo, que "aquí lo único que vale es condenar la violencia, abandonarla (para permitir) el debate político, la discusión, la dialéctica civilizada (y) que las víctimas dejen de serlo" (La Jornada, 20 de diciembre de 2002, p. 7).

Hasta el momento, sólo el partido político independentista vasco Batasuna (Unidad), al cual Garzón acusa de ser parte del entramado de ETA, había respondido positivamente al llamado de Marcos del pasado 9 de diciembre, en el cual también propone a ETA declarar una tregua de 177 días, a partir del 24 de diciembre, y le demanda que se dirija a vascos y españoles para que se movilicen en la campaña "Una oportunidad a la palabra".

El manifiesto, en contraste con la posición del juez Garzón, expresa que el EZLN señala "una vez más su compromiso inequívico con el diálogo", así como su deseo de contribuir a desbloquear "la cerrazón y la intransigencia que impide la constitución de un marco político propicio para la resolución del denominado conflicto vasco a través de la palabra.

"La palabra y el diálogo son la clave y el valor primero para la resolución de los conflictos y la consecución de la paz, la libertad, y la democracia para todos y todas", subrayan en otra parte del escrito.

"En estos tiempos que habitamos observamos con preocupación la imposición de una lógica de guerra global y permanente por parte de los poderosos del mundo entero. La imposición de esta lógica está minando radicalmente cualquier posibilidad real de ejercicio democrático de la disidencia y está materializando un peligroso recorte generalizado de la ciudadanía y las libertades", expresan en el manifiesto, que incluye también las firmas del filósofo Javier Sádaba, de la Universidad Complutense; del músico Pedro Guerra, del catedrático en Economía Ecológica de la Universidad de Barcelona Joan Martínez Alier, del profesor y militante de Izquierda Unida Jaime Pastor; de Amparo Sánchez, integrante del grupo Amparanoia; del director de cine Pedro Pérez Rosado, de la concejala del ayuntamiento de Madrid Inés Sabanés, de los diputados de la Comunidad Autónoma de Madrid Angel Pérez Martínez y Dolores Ruano y del representante en el Parlamento Europeo Hans Modrow, entre muchos otros.

"Cara a cara"

Cabe destacar que varios de los firmantes del manifiesto, como el periodista y escritor Manuel Vázquez Montalbán, habían expresado públicamente su desacuerdo con la carta original del subcomandante Marcos publicada en La Jornada en la edición del 25 de noviembre, en la cual el líder insurgente arremetió contra Garzón, el presidente español José María Aznar, el rey Juan Carlos y el ex mandatario Felipe González.

A esta carta le sucedió una airada respuesta del juez Garzón, publicada en El Universal el pasado 6 de diciembre. En ella el magistrado acusa a Marcos de ignorar el asesinato de 853 personas y de "parapetarse cobardemente" en su pasamontañas, que lo convierte en un "ser extraño, exótico, un espectro detrás de una máscara y de una ridícula pipa". Precisamente en esa respuesta Garzón retó al dirigente zapatista a entablar una discusión "cara a cara" sobre "aquellos debates que sirven para construir un país y una democracia y defender los derechos de los que menos tienen".

Ahora los firmantes del manifiesto piden a todas las personas que han sido interpeladas por la propuesta del EZLN a que "la escuchen y den una oportunidad a la palabra, usándola y cuidándola, haciéndola pública, gritándola a los cinco vientos".

En clara referencia a las distintas partes involucradas en el conflicto vasco, el Manifiesto destaca: "tomemos la palabra para que otros y otras la tomen también, para que se multiplique y nos multiplique; hagámosla nuestra para que ya nunca puedan quitárnosla, para que sea ya para siempre el único arma".

Manifiesto por la palabra

En los últimos días el Ejército Zapatista de Liberación Nacional ha hecho pública una propuesta de movilización en nuestro país para darle una oportunidad a la palabra y construir, en el próximo mes de abril, un encuentro para la conversación y el debate sobre el denominado conflicto vasco.

A través de varios escritos, dirigidos tanto a la sociedad civil como a diversas organizaciones y personalidades, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional señala una vez más su compromiso inequívoco con el diálogo, así como su deseo de contribuir humildemente a desbloquear la cerrazón y la intransigencia que impide la constitución de un marco político propicio para la resolución del denominado conflicto vasco a través de la palabra.

Las personas que suscribimos este manifiesto hemos escuchado la llamada del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y la hacemos nuestra, convencidos de que la palabra y el diálogo son la clave y el valor primero para la resolución de los conflictos y la consecución de la paz, la libertad y la democracia para todos y todas.

En los últimos años, los hombres, mujeres, niños y ancianos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional han sido un ejemplo de dignidad y de ética para todos y todas nosotras. Su lucha decidida por el reconocimiento de los derechos y la cultura de los pueblos indígenas de México ha sido un espejo en el que se han mirado los hombres y mujeres que en el planeta entero defienden y enarbolan el deseo y la necesidad de otro mundo posible, más justo y más humano.

En estos tiempos que habitamos observamos con preocupación la imposición de una lógica de guerra global y permanente por parte de los poderosos en el mundo entero. La imposición de esta lógica está minando radicalmente cualquier posibilidad real de ejercicio democrático de la disidencia y está materializando un peligroso recorte generalizado de la ciudadanía y las libertades.

Las personas que firmamos este manifiesto trabajamos, de una manera u otra, con la palabra.

Ella es nuestra herramienta y nuestro barro, nuestro instrumento y nuestra música. La palabra nos alegra y nos entristece, nos arrulla y nos despierta, nos saluda y nos despide. La palabra nos une y nos separa, nos condena y nos absuelve. La palabra nos constituye y nos diferencia como seres humanos que somos de las demás especies. Pero la palabra no puede existir libre y verdaderamente en un mundo de silencio impuesto, un mundo de miedo, un mundo en el que sistemáticamente se nos condena a un irresponsable e injusto "con nosotros o con ellos".

Las personas que suscribimos este manifiesto nos sumamos decididamente a la propuesta del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y les pedimos a todos aquellos que han sido interpelados por ella que la escuchen y le den una oportunidad a la palabra usándola y cuidándola, haciéndola pública, gritándola a los cinco vientos.

Tomemos la palabra para que otras y otros la tomen también, para que se multiplique y nos multiplique, hagámosla nuestra para que ya nunca puedan quitárnosla, para que sea ya para siempre el único arma.

Las personas que suscribimos este manifiesto reiteramos nuestro apoyo a la iniciativa y a la propuesta del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y la hacemos nuestra. Así mismo, llamamos a la sociedad civil de todo el Estado español a hacerla suya igualmente y a participar en el Foro Civil por la Palabra que echará a andar el próximo día 22 de diciembre a las 11:00 horas en el Instituto Cardenal Cisneros de la ciudad de Madrid.

Pongámonos en marcha, caminemos la palabra, recorramos la senda del diálogo para decirnos y escucharnos. Démosle una oportunidad a la palabra.

Estado español, Europa, planeta Tierra.

Diciembre de 2002.



El tiempo de la palabra

25 de noviembre de 2002. El subcomandante Marcos envía varios comunicados al Aguascalientes de Madrid. En estos escritos, publicados en La Jornada, critica duramente al juez Baltasar Garzón, al presidente español José María Aznar, al rey Juan Carlos y al ex mandatario Felipe González. Reprocha al Estado español la ilegalización del partido independentista vasco Batasuna.

El comunicado genera encendidas reacciones de crítica y de apoyo. Intelectuales expresaron su desacuerdo con el tono de la carta de Marcos y emplazaron al líder insurgente a rectificar sus apreciaciones.

6 de diciembre. El juez Baltazar Garzón responde con una carta publicada en el periódico El Universal. Cuestiona la perspectiva de Marcos sobre el conflicto con la organización armada Euskadita Askatasuna (ETA) en el País Vasco. Emplaza al líder insurgente a sostener un debate "cara a cara" y considera que si pierde deberá quitarse el pasamontañas.

9 de diciembre. El subcomandante Marcos publica en La Jornada otra serie de comunicados. En uno, comunica a Garzón que acepta el reto, propone la isla canaria de Lanzarote para ser sede del encuentro y, al mismo tiempo, le propone la celebración de un debate llamado El País Vasco: caminos. Le propone a la organización armada ETA declarar una tregua de 177 días, a partir del 24 de diciembre. A la sociedad civil española y vasca les propone movilizarse en la campaña Una oportunidad a la palabra.

11 de diciembre. El Premio Nobel de Literatura 1998, José Saramago, apoya la iniciativa de Marcos. "Supongo que a Garzón no le importará acudir a Lanzarote", declara el escritor y señala que "resta saber si ETA tendrá el coraje de dar el gigantesco paso hacia la paz".

12 de diciembre. El partido político independentista Batasuna aceptó la propuesta de diálogo del EZLN, y agradece al subcomandante Marcos "su interés, solidaridad y apoyo a la causa vasca". "Nosotros también apostamos por el diálogo y el acuerdo entre todas las partes como método de resolución del conficto y de construcción nacional y de cambio social", subrayó Batasuna en su comunicado.

18 de diciembre. Baltasar Garzón, en declaraciones a la prensa, pospone su contestación a la propuesta del EZLN y considera que no es suficiente pedir una "tregua oportunista" a ETA. Expresa que contestará "por cortesía".

20 de diciembre. Un grupo de 57 académicos, periodistas, artistas, escritores y dirigentes políticos españoles y de otras nacionalidades firman el Manifiesto por la palabra. Aceptan la propuesta del subcomandante Marcos para iniciar, a partir del 22 de diciembre, un Foro civil por la palabra, y para sumarse al debate sobre el conflicto vasco el próximo 22 de abril.




.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario