jueves, 29 de octubre de 2015

Salu Libre

Aupa!

Salu por fin está de regreso con los suyos en Euskal Herria.

Quedan atrás infames años de cárcel ordenados por un cínico represor al servicio de un régimen totalitario y violento.

Aquí la nota publicada en Naiz:

Jabier Salutregi ha abandonado la cárcel de Burgos pasadas las 10.30, tras siete años y medio en prisión, donde ha sido recibido por decenas de allegados, amigos y extrabajadores de ‘Egin’. El último director del diario clausurado ha cumplido la condena en tres fases diferentes desde que en julio de 1998 una operación policial española bajó a la fuerza la persiana de aquel proyecto periodístico.

El director de ‘Egin’, Jabier Salutregi, ya está en libertad. Ha abandonado la prisión de Burgos pasadas las 10.30, tras haber pasado siete años y medio en prisión.

A las puertas de la cárcel burgalesa le esperaban sus allegados, vecinos de Ea (su localidad natal, donde preparan ya el recibimiento para las 19.00) y, cómo no, excompañeros de ‘Egin’ como Martin Garitano, Iñaki Iriondo, Mertxe Aizpurua o Fermin Munarriz. Tampoco han faltado a la cita Teresa Toda, José Luis Elkoro, Pablo Gorostiaga, Patxo e Isidro Murga y Jesús Mari Zalakain, condenados en el mismo sumario y recientemente excarcelados.Trabajadores de EGIN esperando a Salu

«Salgo reforzado en mis convicciones»

En sus primeras declaraciones tras abandonar la cárcel, el último director de ‘Egin’ ha destacado que «ha sido duro» y que sale «reforzado» en sus convicciones.

«La pesadilla ha terminado ahora, después de 17 años. Siempre la recordaré pero intentaré recordarla sin dolor. Solo espero que este pueblo, que viene todavía a las cárceles, deje de venir para que no tenga que sacar absolutamente a nadie más», ha afirmado tras dejar atras los barrotes.

Siete años y medio
En una primera sentencia, Salutregi fue condenado en diciembre de 2007 a doce años en el marco del macrosumario 18/98. Se dio la circunstancia de que las penas más altas recayeron en varios de los procesados en relación a las empresas del grupo Orain, que era la editoria del diario.

Seis meses más tarde, cuando se iba a cumplir el décimo aniversario del cierre, Salutregi salió en libertad bajo fianza de 6.000 euros. Entonces, al igual que ha hecho durante todo este tiempo, denunció la «animalada» que supuso el cierre de este medio de comunicación.

El tiempo y los propios tribunales españoles le dieron la razón. En mayo de 2009, el Tribunal Supremo redujo las condenas y dejó sin efecto la declaración de ilicitud de actividades y la disolución de Orain SA y del resto de empresas dedicadas a la edición de Egin y Egin Irratia.

Para entonces, tanto Salutregi como sus compañeros ya habían sido nuevamente detenidos y encarcelados, antes de que se conociera la sentencia definitiva del Alto Tribunal.

Durante los últimos meses han ido recuperando la libertad algunos de los condenados, como la subdirectora de Egin Teresa Toda,  los hermanos Patxo e Isidro Murga, Manu Intxuspe, Pablo Gorostiaga, Jesús Mari Zalakain o José Luis Elkoro. Aún faltan Karlos Trenor y Joxean Etxeberria.







°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario