sábado, 17 de octubre de 2015

Bera y los Pastores Vascoestadounidenses

La diáspora vasca manifiesta una vez más su particular vínculo con Euskal Herria.

Lean esta nota publicada en la página de Euskal Kultura:
 


El pasado 3 de octubre la asociación Euskal Artzainak Ameriketan celebró su reunión anual en Bera. La cita reunió a más de 500 personas, pastores que trabajaron en EEUU acompañados de sus familias, mujeres e hijos. Precisamente este año las protagonistas de la fiesta han sido esas mujeres, que acompañaron a sus maridos en la aventura americana, y que a miles de kilómetros de Euskal Herria, supieron transmitir a sus hijos el euskera y el amor por la cultura vasca. Además, la fiesta realizó un sentido homenaje a la difunta Dolores Lazkano, que fuera una de las impulsoras de la asociación.

Cientos de jóvenes de Euskal Herria viajaron a América para trabajar como pastores en los montes y valles de EEUU en el siglo pasado, pero no estuvieron solos. Junto a ellos fueron muchas también las mujeres que compartieron esta aventura, y que se asentaron en lugares desconocidos y en muchos casos criaron prácticamente solas a sus familias, mientras sus maridos cuidaban de los rebaños en las montañas.

Estas mujeres fueron las encargadas de transmirtir a sus hijos el euskera y las tradiciones vascas, y lo lograron a pesar de vivir a miles de kilómetros de Euskal Herria, en pleno Oeste americano. A todas ellas homenajeó la asociación Euskal Artzainak Ameriketan en su reunión anual, que tuvo lugar en Bera.

La fiesta comenzó con una misa en la iglesia de San Esteban, según detalla a EuskalKultura.com Laura Igantzi, presidenta de la asociación. Durante la misa el coro de Bera y la coral Bankako Menditarrak deleitaron a los asistentes con su canciones. El momento más emocionante de la misa tuvo lugar con el homenaje a Dolores Lazkano, una de las fundadoras de la asociación y gran impulsora de sus actividades hasta su muerte. Su hija Maitetxu Leonis Lazkano, agradeció emocionada el reconocimiento, comprometiéndose a seguir con su trabajo en favor de los pastores.

Tras la misa, el grupo de más de 500 personas se trasladó al frontón de Bera, donde fueron recibidos con un "jaibol" (del inglés highball) el típico coctel del Oeste americano, preparado por los sunbildarras Mario y Jesús Mari Jorajuría y José Mari Arretxea, Patxi Murillo (de Orondritz), Alfredo Urbeltz (de Sorogain) y Félix Almirantearena (de Orbaitzeta). La comida tuvo un gran ambiente, en el que los participantes pudieron recordas historias y anécdotas de aquellos años, duros pero que todos recuerdan con gran cariño.




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario