sábado, 17 de octubre de 2015

Cárcel e Inhabilitación por Tuits Antifranquistas

¿Se imaginan ustedes que un joven alemán fuese enjuiciado y condenado por un tuit haciendo mofa de la muerte de Joseph Goebbels en el bunker berlinés?

Imposible.

Pues bien, ha sucedido, únicamente que el joven es vasco y el tuit es acerca del franquista -y por lo tanto genocida- Luis Carrero Blanco.

En un caso que pone muy pero muy en duda la existencia de la libertad de expresión en el estado español, Aitor Lizarraga ha sido condenado a cárcel y ha inhabilitación por tuitear contenidos desde la perspectiva vasca del conflicto generado por la anacrónica ocupación española de la parte peninsular de Euskal Herria.

Aquí la información dada a conocer en Info Libre:


La Sección Tercera de la Sala de lo Penal ha impuesto a Aitor, de 22 años, una pena de inhabilitación absoluta durante siete años

La Audiencia Nacional ha condenado a un año de cárcel a Aitor Lizarraga Arregui por un delito de enaltecimiento del terrorismo cometido al "humillar y vilipendiar" en Twitter al almirante Luis Carrero Blanco, asesinado por ETA en diciembre de 1973, y dar la bienvenida en la red social a presos excarcelados tras la derogación de la doctrina Parot, como Inés del Río o Domingo Troitiño.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal ha impuesto al joven, de 22 años, una pena de inhabilitación absoluta durante siete años, aunque ha rechazado acordar la libertad vigilada, como proponía el fiscal, ya que se trata de un "delincuente primario" que mostró su arrepentimiento durante el juicio y no está acusado de un delito grave.

El tribunal declara probado que el acusado difundió varios mensajes de apoyo a la lucha armada y fotografías de miembros de ETA desde su perfil @atortxu, entre enero de 2012 y enero de 2014, con el "único y exclusivo" objetivo de alabar a la banda terrorista y enaltecer a personas que han sido condenadas por pertenecer a esta organización.

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Fermín Echarri, expresa que sus comentarios resultan "incompatibles" con el derecho a la libertad de expresión y que este caso constituye un "ejemplo de la capacidad de difusión de mensajes inaceptables penalmente, y frente a los que la política de prevención del crimen debe ir por delante del uso delictivo de las mismas".

Los magistrados consideran acreditado que el acusado ensalzó la figura del etarra José Miguel Beñarán, alias Argala, cuando incluyó su frase "la lucha armada es imprescindible para avanzar", y "humilló y vilipendió de manera directa y concreta" a Carrero Blanco, cuando difundió una imagen del atentado con el lema "Arriba España".

"Condéneme ya"

El 20 de noviembre de 2013, el acusado retuiteó a un usuario anónimo que publicó varias imágenes de los etarras Juan Carlos Arruti, Paterra, Manuel González Rodríguez, Juan José Zubieta, Domingo Troitiño, Inés del Río, o Juan José Piriz López, acompañadas del anagrama de Gestoras Pro Amnistía/Askatasuna, dándoles la bienvenida tras el fin de la doctrina Parot.

Algo que, a juicio del tribunal, "va más allá de ser un mero espectador imparcial, o de transmitir la noticia de la excarcelación, incluso de la opinión de aquellos que por las más variopintas razones pudieran estar en contra de la aplicación de la mencionada doctrina".

Un año antes, Lizarraga publicó una imagen suya portando un cartel con el lema de la campaña Euskal Presoak Euskal Herrira –Presos Vascos a Euskal Herria–, afirmando: "Si sacar pancartas a favor de los presos en la Tamborrada dicen que es enaltecimiento del terrorismo, condéneme ya".

El acusado admitió en el juicio haber colgado los comentarios investigados, aunque negó que su intención fuese la de enaltecer a la banda terrorista y humillar a las víctimas ya que estaba en contra de la "estrategia y a la violencia de ETA" y "las víctimas le merecen un total respeto, ya que incluso tiene seguidores en su cuenta de Twitter que son familiares de víctimas" de la organización.

Sin embargo, los magistrados recuerdan que sus mensajes, entre los cuales publicó una imagen de un contenedor de basura ardiendo con la leyenda "Viva los soldados vascos" y diversa simbología utilizada por ETA , "llevan a interpretar lo contrario", es decir, que su propósito era enaltecer su actividad terrorista con la "evidente" finalidad de humillar a sus víctimas, según informa Europa Press.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario