martes, 28 de febrero de 2006

Silencio Cómplice

Parece ser que Luis Carlos Ugalde, el director del IFE, se ha alineado con Vicente Fox y Carlos Abascal en el asunto de la arremetida en contra de la soberanía de México por parte del falangista José María Aznar.

Lean esta nota aparecida en La Jornada y juzguen por ustedes mismos:



Es Gobernación la instancia a la que corresponde sancionarlo, replica el presidente del IFE

No se actuó porque hubo fugacidad de acontecimientos, explica el consejero Virgilio Andrade

JESUS ARANDA
El consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Luis Carlos Ugalde, fue criticado por los representantes de la coalición Por el Bien de Todos y de la Alianza por México por no haber actuado cuando tuvo conocimiento de que el ex jefe de gobierno de España José María Aznar violó la Constitución, al apoyar ilegalmente la candidatura presidencial del panista Felipe Calderón; a los representantes opositores no les convenció la explicación del funcionario de que la instancia a la que corresponde sancionar a los extranjeros que se inmiscuyan en asuntos internos es la Secretaría de Gobernación.

Cuando Ugalde reprochó a los aliancistas que ellos tampoco interpusieran queja formal en contra de Aznar, Horacio Duarte, representante de la coalición integrada por PRD, PT y Convergencia, señaló que últimamente son muchas las ocasiones en que el IFE evade su responsabilidad con el argumento de que los partidos no presentan quejas. ''Me parece que el Instituto Federal Electoral no puede estar eludiendo su responsabilidad'', porque si no, va a seguir pasando como en ''muchos otros temas'', en que la autoridad electoral actúa a destiempo.

Agregó que Ugalde incumplió lo ordenado en el artículo 267 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), donde se señala: ''(...) cuando el IFE considere que hay violación a la ley'' por un extranjero, tiene la obligación de notificar a la Secretaría de Gobernación, lo cual no hizo.

En apoyo a la postura oficial, el consejero electoral Virgilio Andrade aseguró que el instituto ha actuado siempre que ''se materializa'' una acción ilegal de extranjeros y ministros de culto, pero en el caso particular de Aznar, ''hubo fugacidad de acontecimientos'', de manera que el asunto mejor queda como un tema a reflexionar a futuro.

En la sesión de Consejo General realizada ayer, el PAN trató de desviar el tema Aznar -pese a que hubo consenso entre los consejeros y el resto de los partidos que el español sí violó la Constitución y de que no deben repetirse tales apoyos-, al plantear que el instituto investigue de oficio a ''todos los extranjeros'' que participan como ''asesores, consultores o cargadores de portafolios'' en las campañas presidenciales.

La propuesta fue desechada por improcedente, ya que el IFE no puede investigar de oficio sin que medie queja formal de un partido político, y sin contar siquiera con un hecho concreto que avale el inicio de la indagatoria.

Con la postura asumida por Ugalde y el resto de los consejeros de que en el caso Aznar, por ser hecho ''público y notorio'', ya no fue necesario avisar a la Secretaría de Gobernación sobre la flagrante violación del artículo 33 por parte del ex jefe de gobierno español, y con el deslinde del instituto respecto a que no se violó la legislación electoral, ni tiene por qué intervenir en lo ocurrido el 21 de febrero en la sede nacional del PAN, la sesión de ayer de Consejo General dejó pasar una demanda concreta del representante de la Alianza por México (PRI-PVEM), Felipe Solís Acero, quien había planteado que también el PAN fuera sancionado por la declaración del español, quien fue traído a México precisamente por la dirigencia nacional del blanquiazul.

El representante del Senado ante el Consejo General, Jorge Zermeño, opinó que el caso del ex jefe de gobierno de España se trató de ''una simple opinión'' en un asunto en que se ha hecho una ''exagerada crítica''.

El legislador panista antepuso la supuesta libertad de expresión del ex gobernante al cumplimiento de la Constitución, que prohíbe expresamente que extranjeros se inmiscuyan en asuntos internos; también señaló que en otras ocasiones tanto el IFE como los partidos han invitado a líderes políticos y especialistas extranjeros, ''y no pasó nada''.

El perredista Duarte replicó que Aznar no se limitó a decir en el acto panista que le ''gustaría que Felipe fuera presidente'', sino su exposición versó sobre las campañas políticas, las propuestas de los candidatos, los programas y proyectos, y declaró en torno a los mismos temas sobre los cuales ''vomita el Presidente de la República'', como el populismo, lo que constituyeron ''violaciones claras, contundentes a la Carta Magna y, frente a ello, el IFE como autoridad electoral debería tener alguna consideración''.

Posteriormente, el consejero presidente continuó con evasivas, al señalar que la aplicación del artículo 33 en contra de extranjeros que se inmiscuyan en asuntos internos depende de la Secretaría de Gobernación -con la que no hubo un contacto del IFE por el caso Aznar-, y que si ''algunos'' consideran que se violó el artículo 25 del Código Electoral -que impide la participación de extranjeros en ese ámbito-, entonces se necesitaría ''alguna queja'' para intervenir.

Al final, en breve entrevista, Ugalde opinó que ''es indeseable para la democracia que extranjeros participen en opiniones o hechos, porque esto es un asunto que compete exclusivamente a los mexicanos y ésta es una consideración (la de Aznar) de carácter político''.

Es obvio que no únicamente a la SCJN le pegan los cañonazos de Euro-Pesetas.

Pero por favor, lean ustedes la opinión al respecto de los rancios franquistas del PP:



Madrid, 27 de febrero. El opositor Partido Popular (PP) de España expresó hoy su respeto a las leyes de México y consideró que las declaraciones del ex presidente del gobierno español José María Aznar, no representaron ninguna injerencia en la política mexicana.

El responsable de relaciones internacionales del PP, Jorge Moragas, rechazó que las declaraciones de Aznar durante un acto interno del Partido Acción Nacional (PAN) hayan representando injerencia.

''Nos remitimos a las declaraciones del presidente del PAN, Manuel Espino, de que no fue injerencia; no consideramos que fuera así, y el gobierno español coincidió en esa interpretación'', dijo Moragas ante corresponsales de la prensa extranjera en España.

''Respetamos cualquier susceptibilidad de las fuerzas políticas de las formaciones mexicanas, pero preferimos remitirnos a esas declaraciones de Espino, y a las de (Felipe) Calderón, en las que se dice que Aznar ejerció su libertad de expresión'', manifestó Moragas.

Durante un acto del PAN, el pasado 21 de febrero, José María Aznar expresó su deseo de que el candidato de ese partido, Felipe Calderón, triunfe en las elecciones presidenciales de México, el 2 de julio próximo.

Moragas señaló que la posición de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), de pedir la aplicación del artículo 33 de la Constitución mexicana para Aznar, ''se hizo en clave electoral''.

El gobierno mexicano envió una carta a la embajada de España para reconvenir a Aznar y hacer la observación de que la Constitución, en su artículo 33, impide a los extranjeros ''inmiscuirse en asuntos de política interna del país''.

Notimex

Que bárbaro, estos falangistas de verdad que están metidos en esto de la Reconquista de México al 100%.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario