jueves, 23 de febrero de 2006

Editan la Carta Universal de Derechos Humanos

Estos españoles tan sagaces, que vienen de todos los olores, colores y sabores, siempre se ponen de acuerdo para lo único que son buenos, reprimir los pueblos que han sojuzgado a lo largo de su corta historia como nación.

Ahora, con tal de no negociar ni con vascos ni con catalanes, simplemente procedieron a botar la Carta Universal de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas al cesto de la basura.

Lean esta nota si no aún no están convencidos:

Zapatero replica al PP que no negociará sobre el derecho de autodeterminación

Como todos los miércoles, el Congreso español fue escenario en la tarde de ayer del pleno de control al Gobierno, en el que José Luis Rodríguez Zapatero respondió a las preguntas lanzadas desde la oposición. A una de estas cuestiones, planteada por el líder del PP, Mariano Rajoy, replicó afirmando que no negociará en torno al derecho de autodeterminación, ya que «no existe en el ordenamiento constitucional español ni en el de ningún país democrático».

MADRID


José Luis Rodríguez Zapatero afirmó ayer que su Gabinete no entrará en una negociación sobre el derecho de autodeterminación, argumentando que este derecho «no existe en el ordenamiento constitucional español ni en el de ningún país democrático». El presidente español hizo estas declaraciones en respuesta a una pregunta lanzada por el presidente del PP, Mariano Rajoy, durante el pleno de control al Gobierno.

«¿Garantiza el presidente del Gobierno que usted y su partido no negociarán ni aceptarán el derecho de autodeterminación?». Esta fue la pregunta del líder del PP, que acusó a Zapatero de haber creado «muchos problemas» y de no tener «las cosas claras».

Este, a su vez, reprochó a Rajoy la «intencionalidad» que encerraba la pregunta y le acusó de «faltar a la verdad». «Una actitud poco rentable en política», sostuvo el jefe del Ejecutivo durante su turno de réplica, en el que también advirtió que «los ciudadanos tienen memoria y todo quedará en su sitio». Zapatero no fue el único representante del Gobierno del PSOE que tuvo que responder ayer a las preguntas de la oposición, ya que la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, hizo lo mismo frente a, entre otros, Angel Acebes y Eduardo Zaplana.

El secretario general del PP le peguntó si el Ejecutivo mantiene que «el fin del terrorismo no se debe plantear en términos de vencedores y vencidos», a lo que De la Vega replicó que «si logramos acabar con la violencia, vencerá la paz, la libertad y la democracia». Agregó que que el Gobierno español «quiere una paz sin precios, ni atajos, ni hipotecas».

Acebes, por su parte, censuró al Gabinete de Rodríguez Zapatero que su actitud «supone igualar a las víctimas inocentes con sus verdugos asesinos», y reclamó al PSOE que vuelva al denominado Pacto Antiterrorista «para garantizar que la paz es un derecho, y no una coartada para la impunidad y para la autodeterminación». Desde este mismo partido, su portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, preguntó a De la Vega si el Ejecutivo apoya la constitución de una mesa de partidos políticos, y añadió que «la propuesta de constituir dos mesas es asumir la hoja de ruta de Batasuna de Anoeta».

«¿Qué van a negociar y qué concesiones están dispuestos a dar?», insistió el ex ministro en su pregunta, a la que la vicepresidenta respondió que «el Gobierno apoya en todo caso la legalidad democrática».

Antes de la sesión vespertina del Congreso, Rodríguez Zapatero tuvo por la mañana otro agrio enfrentamiento con los representantes del PP, esta vez en la Cámara Alta.

«Rubor moral»

En esta ocasión fue el senador del PP Pío García Escudero, quien acusó al mandatario español de «alentar un proceso que no controla», y le preguntó su valoración del reciente “Congreso de Víctimas del Terrorismo” celebrado en la ciudad de Valencia.

Zapatero respondió afirmando que le produce «rubor moral» hablar en nombre de las víctimas y consideró «indecente» usarlas como arma política. A este respecto, manifestó que «nunca había habido una oposición que usara el terrorismo», acusó al PP de haber «quebrado esa línea», y opinó que «no es bueno para la democracia, el Estado de Derecho y la lucha contra el terrorismo», augurando, a renglón seguido, que «va a ser muy malo para ustedes».


Y la finísima respuesta de Xarlo:

Sin reconocimiento del derecho de autodeterminación, no hay país democrático !! así de simple...

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario