domingo, 2 de enero de 2005

¡Uy! Que Sorpresa

Y allí va la burra española al mismo trigo.

En Madrid aprietas un botoncito y todos los títeres repiten al unísono.

"...los vascos son terroristas, los vascos son terroristas, los vascos que no son terroristas apoyan el terrorismo, los vascos que no...."

Ya esta tan manido ese cantalete que huele a franca putrefacción.

Como están ardidos los del PP y los de PSOE por la victoria en el parlamento de Gazteiz, entonces ahora hasta Olentzero va a ser tildado de terrorista.

Aquí esta la nota de La Jornada acerca de la reacción que produjo la victoria del lehendakari hace un par de días:

El Plan Ibarretxe, manchado con el apoyo de diputados cercanos a ETA, afirman

Rechazan partidos españoles proyecto de nuevo estatuto del País Vasco

Con o sin aprobación de legisladores, el lehendakari someterá la iniciativa a consulta regional

AFP Y GARA

Madrid, 1º. de enero. Los grandes partidos políticos españoles rechazaron el viernes el Plan Ibarretxe, un proyecto de nuevo estatuto del País Vasco que aboga por una libre asociación al Estado español, aprobado la víspera por el Parlamento regional con el apoyo inesperado de diputados cercanos a la organización armada vasca ETA.

El plan soberanista del jefe del gobierno regional vasco, el lehendakari Juan José Ibarretxe, fue adoptado la noche del jueves en la cámara regional con sede en Vitoria (País Vasco, norte), gracias a los votos de tres diputados independentistas del bloque Sozialista Abertzaleak (SA, ex Batasuna, declarada ilegal por estar considerada brazo político de ETA).

En cuanto se conoció el sorpresivo resultado de la votación, los jefes de los principales partidos políticos de alcance nacional condenaron la aprobación del Plan Ibarretxe y denunciaron una iniciativa que ahora está manchada con el apoyo de diputados cercanos a la organización separatista armada vasca que en 36 años ha matado a más de 800 personas.

El jefe del opositor Partido Popular (PP, derecha), Mariano Rajoy, llamó por teléfono al presidente del gobierno y secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José Luis Rodríguez Zapatero, para ofrecerle apoyo frente a la "gravedad" de la situación, y para "preservar el marco de convivencia constitucional" que prevalece en España, anunció el secretario general popular, Angel Acebes.

Zapatero y Rajoy convinieron reunirse después del 6 de enero próximo.

"ETA ha obtenido en sede institucional aquello por lo que ha matado tantos años: un proyecto nacionalista radical de ruptura de España y de fractura y exclusión de la sociedad vasca", afirmó Acebes. "El Plan Ibarretxe es desde hoy también el plan de ETA", sentenció el dirigente conservador.

El secretario de organización del PSOE, José Blanco, aseguró que el Plan Ibarretxe "no tendrá vida" una vez que entre en el Congreso de los Diputados y llamó al jefe del gobierno vasco a retirar su proyecto adoptado "con los votos de una formación política ilegalizada por apoyar al terrorismo" como Batasuna.

En cambio, movimientos nacionalistas como Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) se felicitaron por esta "votación democrática" del Parlamento vasco, mientras los catalanes nacionalistas moderados de Convergencia i Unió (CiU) pidieron que se respete una votación "legítima".

El Bloque Nacionalista Galego (BNG), expresó su "escrupuloso respeto" por la decisión del Parlamento vasco y los nacionalistas de Valencia saludaron la adopción "democrática y legítima" del Plan Ibarretxe.

Sin pérdida de tiempo, Ibarretxe reunió a su gobierno tripartito -que integran Eusko Alkartasuna (EA, nacionalistas moderados) y Ezker Batua-Berdeak (Izquierda Unida y Verdes) la noche del jueves para ratificar el acuerdo, que el lunes será publicado en el boletín oficial vasco. En los días siguientes, será remitido a las Cortes Generales españolas.

Tras la votación en la cámara, Ibarretxe llamó por teléfono a Zapatero para pedirle una cita y la apertura de negociaciones con el gobierno central.

Sin embargo, el jefe del ejecutivo afirmó, por conducto de su ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, que no habrá "ningún proceso de negociación" sobre el Plan Ibarretxe, que calificó de "ilegal e inconstitucional".

Con o sin aprobación del Plan Ibarretxe en el Congreso de los Diputados, el gobierno vasco lo someterá a referéndum en su región, donde están previstas elecciones en la primavera (boreal) próxima.

En ese contexto, esos comicios regionales corren el riesgo de transformarse en un plebiscito sobre el Plan Ibarretxe, que otorga más competencias al País Vasco, en especial en seguridad social, fiscalidad y justicia, e introduce la nacionalidad vasca.

El sábado, y pese a tratarse de una jornada en la que no hay prensa escrita, más de una veintena de periodistas acudieron a la comparecencia de la Mesa Nacional de Batasuna en Iruñea, apenas quince horas después de la votación producida en el Parlamento de Gasteiz. En una comparecencia sin preguntas para realzar el contenido del análisis, la dirección abertzale dio a conocer un documento que remarca la apuesta de la izquierda abertzale por la resolución del conflicto y su rechazo a las vías neoestatutarias.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario