miércoles, 28 de enero de 2004

Por Buscar La Paz

Hoy en la sección Mundo de La Jornada:

La reunión de Carod-Rovira con ETA precipitó la crisis en el nuevo gobierno

Renuncia el primer ministro de Cataluña

Otegi califica de mentirosos e hipócritas a PSOE y PP: "hablaron" con el grupo armado

ARMANDO G. TEJEDA CORRESPONSAL

Madrid, 27 de enero. Josep Lluis Carod-Rovira, líder de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC, independentistas), renunció hoy como primer ministro del gobierno de coalición catalán, la que fue aceptada por el presidente Pasquall Maragall por la tormenta política que provocó la difusión del "contacto" que mantuvo el dimitente con la cúpula de la organización armada vasca ETA.

Carod-Rovira, en calidad de secretario general de ERC, pero ya en funciones como conseller en cap del gobierno autonómico catalán, se reunió el pasado 4 de enero en el sur de Francia con dos jefes de ETA.

Según medios de prensa, éstos serían Mikel Albizu, Mikel Antxa, número uno de la organización, y José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, ex parlamentario de Batasuna que se encuentra prófugo desde 2003.

La reunión se llevó a cabo sin que Carod-Rovira informara a Maragall ni a ninguno de los miembros de la generalitat de Cataluña, formada por una coalición tripartita del Partido Socialista Catalán, ERC e Iniciativa per Cataluña-Els Verds, alianza que se mantiene a pesar de la crisis.

El encuentro, dado a conocer por el diario conservador ABC gracias a una supuesta filtración del servicio de espionaje español, provocó que el gobernante Partido Popular (PP), del presidente José María Aznar, acusara al político nacionalista catalán de "delinquir" y "falta de decencia".

Carod-Rovira admitió su "error" y defendió la voluntad de paz con la que acudió al encuentro con ETA, a la que, dijo, intentó convencer de decretar una tregua.

Maragall le ofreció su continuidad en el gobierno como "consejero sin cartera y sin competencias", pero Carod-Rovira encabezará la lista de candidatos a diputado de su partido, con lo que previsiblemente se trasladará a Madrid después de las elecciones generales como vocero de ERC.

El político catalán responsabilizó al PP de "estar detrás de la crisis del gobierno catalán, ya que es responsable de un recorte permanente de las libertades y no tiene interés real en la desaparición de la violencia sino en un incremento de votos a partir de chantaje electoral, las amenazas y las presiones".

También fustigó "la hipocresía permanente del PP y el PSOE (Partido Socialista Obrero Español), que en su momento se reunieron con ETA como he hecho yo ahora, y tanta legitimidad tenían ellos para hacerlo como yo en nombre de mi partido y no en representación del gobierno de Cataluña".

Maragall habló hoy por primera vez sobre la primera crisis que enfrenta desde que hace un mes asumió el poder, y señaló que Carod-Rovira "ha cometido de buena fe un error muy grave y el gobierno no puede recuperar su crédito sin que se asuman responsabilidades", con lo que aceptó la dimisión de su principal aliado.

Maragall también fustigó al PP por "utilizar a menudo temas relacionados con el terrorismo" para su interés electoral, y denunció que la difusión del encuentro fue gracias "a la fría planificación" del partido en el gobierno nacional.

Ante la beligerancia del PP y de Aznar, Rodríguez Zapatero, líder del PSOE, señaló que "su actitud ha sido lamentable, el PP ha demostrado que es incapaz de entender que la lucha antiterrorista es tema de Estado, y ha intentado sacar ventajas partidistas con la situación vivida en las horas recientes".

El vocero en el Congreso del Partido Nacionalista Vasco (en el gobierno en Euskadi), Iñaki Anasagasti, señaló que la crisis ha provocado que el PSOE asumiera un discurso político "más españolista", ya que su renuncia significa "un reconocimiento de culpa cuando no la hay, sobre todo cuando se trata de buscar la paz hablando con la gente de ETA, que es una obligación, sobre todo cuando hay un pacto entre el PP y el PSOE y a los demás se les excluye".

De su lado, la vocera del lehendakari Juan José Ibarretxe, Miren Azkarate, dijo que hay motivaciones electorales detrás de este escándalo, y le parece cuando menos "paradójico" que quien ya ha hablado con ETA organice ahora esta campaña de descalificaciones contra Carod-Rovira.

Agregó que el gobierno vasco considera "perfectamente legítima" la decisión de Carod-Rovira, de mantener una reunión con la dirección de ETA, al tiempo que apoyó toda iniciativa que busque el fin del terrorismo, por lo que, subrayó, resulta necesario dar una "oportunidad" a este tipo de contactos.

El portavoz de Socialista Abertzaleak, Arnaldo Otegi, felicitó a Carod-Rovira porque, resaltó, "ha apostado por el diálogo". Señaló que la actitud de Rodríguez Zapatero es lamentable; le recomendó ingresar al PP.

El líder de la ilegalizada coalición Batasuna, señalada por Aznar como brazo político de ETA, calificó como mentirosos e hipócritas a los dirigentes del PSOE y del PP, porque en Argel y Zurich hablaron con ETA y, dijo, no sólo de dejar las armas.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario