sábado, 31 de enero de 2004

Al Fúnebre Payaso Garzón

Respuesta de Blache Petrich a la carta del Clown hoy en La Jornada:

Respuesta de la reportera

Señora directora: Un grupo de periodistas nos apersonamos el pasado jueves en el interior del Reclusorio Norte, no para "cazar" al juez Baltasar Garzón y el fiscal Enrique Molina, sino con el objetivo totalmente legítimo de poder documentar un hecho noticioso: la asistencia de los dos funcionarios españoles a una diligencia que, según se nos informó, consistía en una ampliación de declaración en el proceso de extradición de los seis vascos ahí detenidos. Ahí dentro fuimos testigos de cómo la directora del penal, Marcela Briceño, giró instrucciones para que no se le permitiera el paso a los visitantes españoles, ejecutando órdenes superiores, concretamente del secretario de Gobierno del Distrito Federal Alejandro Encinas y del director de Reclusorios, Héctor Cárdenas.

Corresponde a esos funcionarios, por lo tanto, corroborar esta información. Pero cuando el juez asegura que su presencia en el penal era "un acto oficial y autorizado", que en ningún momento se les impidió el acceso al centro penitenciario y que fue él quien consideró "oportuno retirarse", debo decir, con la pena, que el magistrado juez miente. La verdad es que hubo una prohibición expresa. Eso es un hecho real, no una "manipulación grosera".

En cuanto a nuestra función periodística, puedo decirle que el objetivo no era grabar la diligencia ni violar secreto procesal alguno. Como corresponde, se nos prohibió hacerlo, cosa que acatamos puntualmente.

En su carta, el juez Garzón insiste en que el ingreso de su comitiva al reclusorio fue en el marco de la cooperación jurídica internacional propia entre países democráticos y en cumplimiento del Tratado de Asistencia Judicial mutua. Hasta este momento, las ambiguas explicaciones que ha brindado la Procuraduría General de la República al respecto no alcanzan a explicar en qué partes de los convenios bilaterales entre México y España se ampara la actuación de jueces españoles en procesos judiciales que competen al país. Esa fue una pregunta que le hice expresamente al fiscal de la PGR Mario Arzave, quien declinó responderme. Con la pena, señor juez.

Atentamente,

Blanche Petrich

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario