miércoles, 30 de septiembre de 2015

Flores en Euskera para Oscar

Cualquier espacio que se le otorgue al euskera es una oportunidad más para trabajar en el último estadío del rescate de un idioma, su normalización.

Es por lo anterior que nos da gusto compartirles la nota publicada en la página de La Voz de Galicia con respecto a la elección de la película vasca "Loreak" para representar al estado español en el muy desprestigiado y prostituido premio Oscar.

Más gusto nos hubiese dado si "Loreak" representase a Euskal Herria en el Oscar pero bueno, algo es algo.

Aquí la nota:

La película en euskera «Loreak» representará a España en los Oscar
La Academia del Cine español ha decidido por unanimidad que la película de Jon Garaño y Josemari Goenaga Loreak, íntegramente rodada en euskera, represente a España en la carrera al Óscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa en la edición del 2016.

No será hasta el 14 de enero de 2016 cuando la Academia de Cine de Hollywood realice la lectura de nominados que se enfrentarán definitivamente en el Teatro Dolby de Los Ángeles.
La elección de Loreak, un drama coral en el que varias mujeres hilvanan sus vidas después de la muerte en un accidente de carretera de un hombre que tuvo que ver con todas ellas, supone una apuesta diferente de los académicos españoles, que nunca han elegido una cinta rodada en euskera para representar a España. «Estamos con un subidón tremendo», han saltado a dúo los dos directores, que conectaron vía Skype con la Academia de Cine, donde los actores Irene Escolar y Álvaro Cervantes leyeron la decisión de los académicos en presencia de la notario Eva Sanz y del presidente, Antonio Resines.

A Goenaga y Garaño les pilló la noticia rodando en Bilbao el que será su tercer largometraje, si bien en este caso, ha explicado Garaño, Goenaga estará en otras labores y codirigirá la cinta uno de los guionistas de Loreak, Aitor Arregi, sobre un gigante que se ha pensado siempre que era una leyenda, pero que realmente existió, El hombre de Altzo.

Ambos realizadores, que siempre han rodado en euskera, han reconocido la alegría «también sentimental», ha dicho Goenaga por el hecho de que los académicos españoles «se hayan atrevido» a optar por la «opción menos habitual». «Primero estuvo Pa negre, de Agustí Villaronga, (en catalán) y ahora le toca a Loreak, estamos muy agradecidos», ha señalado,

Los directores de 80 egunean, su primer largometraje que recibió más de un centenar de premios, se enteraron del resultado a través de Twitter, han explicado.

«Pensamos que era la opción más difícil», concedió Goenaga, mientras Garaño ha confesado que ayer mismo dijo que sus oportunidades eran «como comprar un billete de lotería. Pero cuando uno compra, alguna posibilidad tiene», ha señalado con un guiño. En cualquier caso, han afirmado que «jugarán todas sus bazas». «Hay que pensar que no queremos que caiga en saco roto, esta es es una oportunidad única y no nos vamos a quedar con los brazos cruzados», ha añadido Goenaga, a sabiendas de que la promoción en Hollywood es costosa.

«El otro día hablando con el productor -que ayer fue padre, ha contado Garaño- nos dijo que tenía un plan en caso de que ganáramos, pero que no nos lo contaba para que no nos subiéramos mucho; pero si, hay que empezar por pasar la primera criba».
Tras asegurar que se han sentido todo el tiempo queridos y apoyados, felicitaron a las dos películas que perdieron en la pugna, Felices 140, de Gracia Querejeta, y Magical Girl, de Carlos Vermut, para el que guardan, dijeron, un cariño especial porque ambos empezaron la andadura juntos en el Festival de San Sebastián del 2014.

Vermut y Magical Girl se llevaron entonces todos los laureles, desde el mejor director a la Concha de Oro, y Loreak tuvo una mención especial y ganó como mejor película vasca. Pero fue reconocida especialmente por los periodistas; así se llevó el Feroz que concede la AICE, y el del Círculo de Escritores Cinematográficos, que eligieron ambos mejor actriz a la octogenaria Itziar Aizpuru, además del Sant Jordi, que la eligieron mejor película.

Garaño consideró que el hecho de que la película no obtuviera más que una nominación en los Goya, cuando ahora los académicos la eligen para ir a los Óscar, puede deberse a que «quizá tengan diferentes criterios de selección» para unos premios y otros. «Ya fue una sorpresa que estuviésemos en los Goya, que no lo esperábamos, pero luego la película fue haciendo su camino (...) ahora tenemos la sensación de que ya se conoce más y que, a lo mejor, los académicos piensen que se adapta más al gusto de lo americanos».

Allí fue apreciada por el público y tuvo buenas críticas, ha señalado Goenaga, quien sólo aspira a que Loreak haga un buen papel y que se sientan orgullosos de ellos, tanto los académicos como los vascos, «de que suene el euskera en Hollywood. Es ilusionante para los vascoparlantes».





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario