lunes, 7 de septiembre de 2015

Atapuerca Vasca

Esto no le va a gustar mucho a los ultra españolistas, pero bueno, la ciencia es la ciencia y la genética es la genética.

El resultado de esta esclarecedora investigación llega a nosotros vía Voz Pópuli:


Un equipo de investigadores ha analizado los genes de ocho individuos en la cueva de El Portalón (Atapuerca) que vivieron hace unos 5.000 años y los ha comparado con los de las poblaciones europeas. La mayor similitud se da con los vascos contemporáneos.

El paso de una sociedad de cazadores-recolectores a una sociedad de agricultores y ganaderos fue la mayor revolución que ha vivido hasta ahora la humanidad. Sobre lo que ocurrió durante esta transición al Neolítico en Europa hay bastante información, pero parecía haber una pequeña laguna en lo referente a la península ibérica.

Para estudiar este asunto, el equipo de Torsten Günther ha analizado el genoma de ocho individuos cuyos restos fueron encontrados en la cueva de El Portalón, en la sierra de Atapuerca. Estos fósiles no son tan antiguos como los más famosos del yacimiento de la sierra de Burgos y pertenecieron a humanos anatómicamente modernos que vivieron en este lugar hace entre 3500 y 5500 años, una época inmediatamente posterior a la transición neolítica.

Tras secuenciar el ADN hallado en sus huesos, los científicos han comparado los genes con los de antiguos europeos de otras regiones y con los europeos actuales, y su resultado - publicado este lunes en la revista PNAS- indica la existencia de un parentesco mayor con los actuales vascos, algo que reafirmaría la hipótesis de que estas poblaciones mantuvieron un relativo aislamiento genético durante siglos.

Los autores del trabajo sugieren que los primeros agricultores ibéricos proceden de un grupo anterior común al resto de los europeos y que se hibridaron con las poblaciones locales durante milenios. En el caso de los vascos, aseguran, quizá se produjeron menos eventos de migración/mezcla, pues "todos los grupos modernos de ibéricos, excepto los vascos, presentan distintas mezclas con grupos caucasianos y del norte de África relacionados posiblemente con eventos migratorios". Las características de los vascos actuales, concluyen, pueden estar relacionadas con la expansión de estas primeras poblaciones de agricultores ibéricos durante el Neolítico.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario