miércoles, 5 de noviembre de 2014

Honrando a las Víctimas Olvidadas

Les compartimo esta nota publicada en El Mundo:



Leyre Iglesias

El Gobierno vasco construirá en la localidad guipuzcoana de Elgoibar un "Columbario para la Dignidad" en el que reposarán los restos mortales de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y el franquismo y que no han podido ser identificadas. El Ejecutivo vasco también concederá certificados "oficiales" de reconocimiento a las víctimas de la dictadura franquista (a partir de 1939), señalará y protegerá los "lugares relevantes para la memoria histórica" y encargará un "informe-base" sobre vulneraciones de derechos humanos durante la Guerra Civil y el régimen de Francisco Franco, entre 1936 y 1975.

Así lo ha anunciado hoy el lehendakari Iñigo Urkullu en una comparecencia ante la prensa para presentar el Programa-Base de Prioridades 2015-16 en materia de memoria histórica que forma parte del Plan de Paz y Convivencia 2013-2016 elaborado por Jonan Fernández. Urkullu ha subrayado que el esclarecimiento del pasado y el reconocimiento de la "injusticia" de la dictadura son necesarios para la "convivencia conciliada" de la sociedad vasca.

Son doce proyectos basados, ha dicho, en el derecho internacional sobre derechos humanos, entre ellos algunos nuevos, como el citado columbario, un lugar donde se depositarán los restos de los desaparecidos no identificados y localizados en los últimos años en fosas comunes con el fin de "honrarlos".

El proyecto está "en fase de diseño" pero el Gobierno ya sabe que lo identificará en Elgoibar, por dos razones: una histórica y otra política. La histórica, porque es "un lugar significativo en la historia de la Guerra Civil española" ya que en 1936 se produjeron los fusilamientos (de 'gudaris') en la zona de Ziardamendi y una batalla de "resistencia a las tropas franquistas" que permitió que "el primer Gobierno vasco pudiera constituirse". En segundo lugar, el lehendakari ha destacado el compromiso del alcalde de la localidad, del PNV, y de los concejales del PSE y EH Bildu en favor de analizar las fosas con restos humanos de aquella época en colaboración con la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

En el documento del Gobierno vasco se indica que "según distintas investigaciones históricas durante la Guerra Civil y la Dictadura franquista las víctimas mortales en Euskadi ascendieron a 9.800, entre desaparecidos, muertos en el frente o en prisión, ejecutados extrajudicialmente y otros. En el Estado español, según las investigaciones podrían ser en torno a 200.000. No se trata de hechos aislados, sino de crímenes de lesa humanidad, asesinatos sistemáticos, masivos y sostenidos en el tiempo".




Definitivamente un paso en la dirección correcta. Esperemos que algún día el PNV reconozca a las víctimas que el franquismo ha producido de 1978 a la fecha.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario