viernes, 28 de febrero de 2014

La Convenenciera "Equidistancia"

El PNV de Sabino Arana vivió sus mejores momentos a partir de 1936 bajo la égida de José Antonio Aguirre. Después vinieron los años de deambular en el desierto hasta que llegó el timorato liderazgo de Juan José Ibarretxe. Increíblemente todo ha sido cuesta abajo desde entonces, y Urkullu insiste en tocar fondo.

Lean esta nota publicada en Naiz.info:



El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reconocido el «gesto histórico» de ETA al dejar fuera de uso operativo y sellar parte de su armamento, aunque le ha reclamado «pasos más acelerados» hacia el desarme. Al mismo tiempo, ha pedido al Gobierno español que se implique.

En una entrevista en la cadena Ser, Urkullu ha insistido en la importancia del gesto llevado a cabo por ETA con el inicio del desarme y ha pedido que nadie se quede con los aspectos «cuantitativos», con la cantidad de armas que se han dejado fuera de uso, sino con los «cualitativos».

«Creo en la palabra de los verificadores y creo en la palabra de ETA en la medida en que es un gesto histórico», ha afirmado tras señalar no siente decepción al saber que las armas selladas quedaron en manos de la organización armada, según se filtró de la declaración de los verificadores ante la AN.

Urkullu ha señalado que este es «un pequeño paso» al que tienen que seguir otros «más acelerados» para llegar a un final «ordenado» que acabe con la disolución de la organización y el reconocimiento del daño causado, pero ha recalcado que ese es un proceso complejo que necesita un guión «claro y consensuado» entre las fuerzas políticas vascas y el Gobierno español.

En este sentido, ha reclamado a Mariano Rajoy, que se «implique» más en el proceso y que lleve a cabo una política carcelaria «con la mirada puesta en el final del terrorismo».

Por otro lado, el lehendakari ha mostrado su disposición a mantener contactos con ETA «si es para la paz y el diálogo», como lo han hecho, de manera «directa o indirecta», todos los gobiernos.



Ellos, que taaaaaaanto exigieron el desarme, reaccionan así, hipócritas.
 
Queda el siguiente comentario para la reflexión:


"Un presidente y su partido, sentados a la orilla del rio sin mover ni un dedo, esperan que pasen los cadaveres de sus enemigos"



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario