martes, 13 de noviembre de 2012

Llamado a la UE

Durante muchos años eso a lo que llaman la "comunidad internacional" prefirió recurrir a la estrategia de la avestruz en todo lo que se refería al contensioso político y soberanista que enfrenta al pueblo vasco con los estados español y francés.

Cada vez que algún líder de opinión era forzado a emitir una declaración al respecto se buscaba la salida fácil, una señalada por Madrid como la respuesta políticamente correcta: "mientras ETA mate el pueblo vasco no tiene derecho a su independencia".

Otros, más cínicos, en la nómina del régimen borbónico-franquista insistían en que el "conflicto vasco" era una problema interno de España, que su joven democracia, fruto de la inmaculada transición, sabría resolver el asunto... a pesar de que tres provincias vascas se encuentran enclavadas en el estado francés, haciendo del asunto uno de carácter internacional que por lo tanto obliga al involucramiento de las instituciones que se han creado con el fin de poner fin al colonialismo y proteger los derechos políticos y civiles de los pueblos.

Pues bien, desde la Conferencia de Aiete y el comunicado de ETA la "comunidad internacional" ya no puede recurrir a la estrategia de siempre, está obligada a involucrarse, así como lo ha hecho en otros conflictos similares.

Es por todo lo anterior que les compartimos esta nota publicada en La Vanguardia:


Pide a la Comisión Europea que aconseje a los gobiernos español y francés que inicien conversaciones con ETA

Aralar ha demandado formalmente a la Unión Europea su implicación "activa" como "facilitador" en el proceso de paz en el País Vasco, así como que aconseje a los gobiernos español y francés que inicien conversaciones con ETA y que deroguen "toda legislación y tribunales de excepción" como la 'doctrina Parot' o la Audiencia Nacional.
El responsable de asuntos internacionales de Aralar, Inaki Irazabalbeitia, y el diputado de Amaiur y representante de Aralar, Jon Iñarritu, han ofrecido una rueda de prensa en San Sebastián para presentar una serie de iniciativas que han presentado en el Parlamento europeo. 
Iñarritu ha explicado que Aralar ha enviado una carta a la vicepresidente y comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía, Viviane Reding, demandando la participación activa de la Unión Europea en el proceso de paz vasco.
Además de la carta, Ana Miranda eurodiputada de la coalición Europa de los Pueblos, de la cual forma parte Aralar, ha registrado una pregunta oral en el Parlamento Europeo dirigida a la Comisión Europea, en el mismo sentido que la carta, que podrá formularse durante la sesión plenaria del Parlamento de este es de noviembre o en la de diciembre.
En la carta a Reding, la formación abertzale recuerda, después de haberse cumplido un año tanto de la Declaración de Aiete como del anuncio del cese definitivo de las acciones armadas por parte de ETA, los estados español y francés "no han dado pasos positivos en el sentido de seguir la hoja de ruta marcada en dicha Declaración", sino que han mantenido en "políticas idénticas a las anteriores al cese de la actividad armada". 
"Beligerante e inmovilista"
Por otra parte, se señala que el Ejecutivo de Mariano Rajoy "ha proyectado una imagen muy beligerante" tanto con respecto a la declaración de Aiete como con las personalidades internacionales que están trabajando por la resolución de conflicto y se citan como ejemplos de la actitud "inmovilista" el recurso a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo sobre la doctrina Parot, las advertencias sobre una posible ilegalización de EH Bildu y la detención y entrega a España de Aurore Martin.
Asimismo, se remarca que en todas las resoluciones de conflictos armados "la facilitación del proceso por parte de agentes externos ha sido fundamental", por ejemplo en Irlanda del Norte.
"Siendo España y Francia miembros de la Unión y los vascos ciudadanos europeos, la Unión Europea debería de ser agente facilitador activo en el proceso de paz del País Vasco y mas en el momento actual de impasse del proceso", han remarcado los representantes de Aralar, al tiempo que han destacado que "no se puede considerar el conflicto vasco como un mero asunto interno".
En ese sentido, se le insta a la Comisión Europea a que considere su participación activa como "facilitador" en el proceso de paz del País Vasco con el objetivo de "avanzar en la resolución del último conflicto armado de Europa" y a aconsejar a los gobiernos de España y de Francia la conveniencia de aplicar el punto segundo de la Declaración de Aiete, así como que derogue la legislación y tribunales "de excepción".




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario