viernes, 23 de noviembre de 2012

Escollo Parisino

Haciendo de comparsa, París sigue el juego a Madrid que intenta a toda costa descarrilar la oportunidad a iniciar un auténtico proceso de paz que siente las bases para la solución al diferendo político que ambos estados sostienen con el pueblo vasco. Esta nota ha sido publicada en Google:


Sophie Makris
Los ex dirigentes de ETA Antza y Anboto, juzgados en apelación en París y que esperan un veredicto este jueves por la noche, dieron a éste un valor político, en el difícil contexto del proceso de paz en el País Vasco.
El tribunal de París que los juzga "debe saber" que su veredicto "tendrá consecuencias políticas", afirmó el abogado de los acusados, en alusión al proceso de paz en el País Vasco.
El letrado Jon Emparantza en su alegato de defensa de Mikel Albisu Iriarte, alias 'Mikel Antza', y su compañera Soledad Iparraguirre Guenechea, alias 'Anboto', recalcó que "el tribunal debe saber que su decisión tendrá consecuencias políticas". "El tribunal debe decidir si sigue anclado en el pasado y opta por sabotear el proceso de paz o si se torna hacia el futuro", agregó el abogado.
El miércoles, la fiscalía pidió la pena máxima para los dos acusados, es decir, 30 años de prisión, con un cumplimiento mínimo obligado de 20 años. En primera instancia, en diciembre de 2010, Antza y Anboto fueron condenados a 20 años de prisión, también con un cumplimiento mínimo de dos tercios de la pena.
Ambos son acusados de haber "dirigido" una empresa con objetivos terroristas. "El tribunal debe hacer el esfuerzo de comprender la realidad política y social del País Vasco", dijo el abogado, recordando que sus clientes, detenidos en 2004 al suroeste de Francia, llevan ocho años encarcelados.
El expediente de instrucción que los acusa fue organizado "artificialmente", "se abultaron los cargos" y se recurrió a "generalidades", estimó el abogado, sosteniendo que Antza, considerado el ex jefe de ETA, no puede ser tal dado que la direción de la organización es "colegiada".
"No somos terroristas, nunca lo fuimos", dijo Anboto en su última declaración antes de que el tribunal se retirara a deliberar. "Pedimos la amnistía y la liberación de todos los presos políticos vascos", reiteró.
Al abrirse el proceso, el 12 de noviembre, los dos acusados, presentados como portavoces de los presos vascos, leyeron una declaración para protestar por la "oposición a todo diálogo" de los gobiernos español y francés.



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario