martes, 18 de noviembre de 2008

Represión Globalizada

Por años la comunidad internacional se ha desentendido de las severas violaciones a los derechos civiles del pueblo vasco argumentando necia, cínica e hipócritamente que se trata de un conflicto interno del Estado Español.

Pues bien, estas dos notas publicadas en Gara demuestran lo contrario. Nos hablan que el conflicto es de carácter internacional pues involucra directamente a Euskal Herria, al Estado Español y al Estado Francés. Por si eso fuera poco, la represión montada por Madrid y París en contra del independentismo vasco tiene ecos en Canadá, México, Colombia, Venezuela, Irlanda... más lo que se acumule esta semana.

Aquí tienen uno con respecto a la orden de arresto en contra de Iñaki de Juana y el arresto de Iñaki Gracia:




El juez de Belfast cuestiona la validez de la euroorden contra Iñaki de Juana

El magistrado de Belfast Tom Burgess puso ayer en cuestión la validez de la euroorden emitida por la Audiencia Nacional española y evidenció las contradicciones que, a su juicio, existen en la misma. Burgess manifestó su intención de aclarar todos esos extremos con el propio juez español Eloy Velasco, después de que ordenase la puesta en libertad de De Juana bajo fianza, detenido horas antes por la Policía del PSNI.

Manex Altuna

Iñaki de Juana quedó ayer en libertad bajo fianza con medidas cautelares, después de que la Policía del norte de Irlanda lo detuviese en base a la euroorden que el magistrado de la Audiencia Nacional española Eloy Velasco emitió el pasado martes, pero que llegó a Belfast poco después de que el ex preso donostiarra se personase en una comisaría del PSNI para mostrar su disposición a colaborar con la justicia. Una orden, cuya validez cuestionó el instructor Tom Burgess y sobre la que acordó llevar a cabo varias diligencias para esclarecer las contradicciones que, a su entender, existen.

Iñaki de Juana Chaos llegó media hora antes de las 9.30 hora local (10.30 en Euskal Herria), al juzgado Langside de Belfast donde estaba citado para comparecer. Para entonces, el exterior del edificio estaba inundado de medios de comunicación ingleses, irlandeses, franceses y un fuerte destacamento de enviados especiales de medios del Estado español.

Aunque inmediatamente después arrancó la vista, la orden europea que emitió el tribunal especial de Madrid contra De Juana no había llegado a Belfast. Según se inició se suspendió la vista, al no estar presente ningún traductor para que el ex preso político comprendiese todo lo que allí se hablaba.

Detenido tras acudir a comisaría

En vista de ello, De Juana abandonó las instalaciones judiciales en compañía de su defensor, Sean Devine, para dirigirse de forma voluntaria a una comisaría de la Policía del norte de Irlanda (PSNI). Fue entonces cuando, al parecer, llegó el mandato de detención, por la que, acto seguido, De Juana fue detenido.

La vista se reanudó cuando en Euskal Herria eran las 13.45 y en presencia del ex preso político, que fue trasladado a la sala del tribunal por la Policía y en calidad de detenido. Para entonces ya se había resuelto el problema del traductor, pero no, sin embargo, la petición que el juez Burgess realizó a la Fiscalía para que presentasen una copia del Código Penal español en inglés.

Y es que, de entrada, el magistrado de Belfast manifestó su incomprensión al respecto del supuesto delito que imputan al donostiarra las autoridades españolas. Ni en la legislación británica ni en la irlandesa está tipificado el supuesto «delito de colaboración para el enaltecimiento del terrorismo» que el juez Eloy Velasco le imputa. Pero más extrañado se mostró el magistrado del norte de Irlanda cuando le fue explicado que ese supuesto delito en el Estado español está catalogado con una pena entre uno y dos años de cárcel; incrédulo, porque la aplicación de la Euroorden está fijada para los delitos que superan los tres años de prisión.

Ante las cuestiones planteadas por el juez, entre otras, el hecho de que en la propia petición de Eloy Velasco se indique a los jueces de Belfast que no analicen la figura del delito sino que simplemente aplique la medida de entrega, la Fiscalía solicitó aplazar la vista para contactar con la Justicia española.

La comprobación del domicilio

Veinte minutos después, el fiscal se personó al tribunal sin el Código Penal español e informando de que le fue imposible llevar a cabo el contacto telefónico con la Audiencia Nacional.

Tras el parón que ordenó el juez Burgess para comer, la sesión se reanudó a las 15.30 de Euskal Herria. La defensa de Iñaki de Juana, ejercida en el tribunal por el letrado Sean Devine, solicitó la libertad para su defendido y denunció «las falsedades» que recoge la propia euroorden. Primero, que para su aplicación es necesario ser imputado de un delito superior a los tres años de prisión; segundo, que el delito que imputan a De Juana no está tipificado en la legislación británica ni en la irlandesa; tercero, que es falso que se haya escapado de la justicia, y que ha sido Madrid la que no ha respondido a las comunicaciones del donostiarra; cuarto, que es falso que, tal y como recoge el mandato europeo, De Juana llegase a Irlanda con documentación falsa; quinto, que en la orden se afirma que fue Iñaki de Juana el que escribió la citada carta y que en ella «alienta la lucha armada» y que es falso, porque la investigación judicial es para determinar si fue él quien la escribió, o no; y sexto, que De Juana se encuentra en Irlanda con su mujer, con domicilio fijo, que cuenta con un número de la seguridad social y que está estudiando en Belfast y que es de conocimiento público.

Por contra, la Fiscalía adujo «riesgo de fuga» porque De Juana ha cumplido condena por pertenencia a ETA, que, según el fiscal, es «una organización en conflicto con España por la independencia de Euskal Herria».

Luego, recordó que el domicilio facilitado por De Juana para la seguridad social y la que fijó ayer ante la Policía no son las mismas, por lo que exigió su ingreso en prisión. Fue por ese extremo por lo que el juez Tom Burgess aplazó su decisión final hasta que la Policía del PSNI comprobara que, efectivamente, De Juana vive en la última dirección facilitada en comisaría.

Tras la pertinente comprobación, Burgess emitió el fallo: libertad bajo fianza de 5.000 libras y unas concretas medidas cautelares. De Juana deberá estar en la citada vivienda desde las 20.00 hasta las 7.00; no podrá abandonar el norte de Irlanda, y deberá estar localizable en todo momento para la Policía.

Aunque fijó para el 28 de noviembre el inicio del proceso judicial, Burgess insistió en que es orientativo, ya que primero debe aclarar con Madrid las contradicciones de la euroorden.

Gran expectación

La anunciada presencia de Iñaki de Juana en el tribunal del norte de Irlanda generó una gran expectación mediática. La mayor afluencia llegó de la mano de los medios españoles, con enviados especiales de la gran mayoría de los medios.

La Policía española detiene al preso político Iñaki Gracia, tras ser expulsado por París

El preso político de Errenteria Iñaki Gracia fue arrestado ayer en Canfranc, Huesca, después de cumplir la pena impuesta por los tribunales franceses y ser expulsado por París. La detención, según el movimiento pro-amnistía, se produjo por la mañana, cuando la Policía francesa entregó el preso vasco a los policías españoles que esperaban en el paso fronterizo de Canfranc.

El movimiento antirrepresivo indicó que será hoy cuando Gracia comparezca ante un magistrado de la Audiencia Nacional española. El errenteriarra fue detenido por la Policía francesa en setiembre del 2000 y estos años ha permanecido preso en diversas prisiones francesas. En la nota emitida, el movimiento pro-amnistía apunta que el de Gracia es una caso «inusual»; detalla que Madrid solicitó una orden de extradición que luego abandonó, al comprobar que el Estado francés no avalaba los argumentos españoles.

En denuncia de esta entrega, cien vecinos de Errenteria participaron en una asamblea que se repetirá hoy a las 20.00. Asimismo, como lo hicieran 35 personas el sábado en Hondarribia, ayer fueron 90 los movilizados en Ondarroa en defensa de los derechos de los presos políticos. En Santurtzi fueron 85, 22 en Astigarraga, 10 en Euba, 19 en Ataun, 12 en Zaldibia, 41 en Laudio, 55 en Iurreta, 21 en Altza, 17 en Otxarkoaga y 18 en el barrio bilbaino de Zorrotza.






.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario