domingo, 29 de junio de 2008

Arronategi Libre

Este tipo de noticias son difíciles de interiorizar. Por supuesto que a uno le pone feliz saber que un amigo ya no se encuentra tras las rejas, secuestrado por un sistema penitenciario que ha sido diseñado para actuar como brutal castigo en contra de un pueblo. Pero por otro lado uno se llena de rabia de saber que así como Asier, a decenas de vascos el estado español los ha privado de su libertad por el solo "crímen" de amar su patria y ser consecuentes con sus ideas e ideales.

A Asier y a su familia le han arrebatado cinco años, la maraña de mentiras que se tejió a su alrededor por la pandilla de criminales encabezada por Juan Carlos Borbón y operada por Baltasar Garzón en contubernio con Vicente Fox, misma que en su momento llegó a incluir a túrpidos pseudo-jueces como el tal Aguirre Anguiano ha quedado hoy expuesta en toda su pútrida realidad: Cuando se trata de reprimir al pueblo vasco cualquier cosa vale, inclusive violar las leyes de países supuestamente soberanos como lo es México.

Asier Arronategui y sus cinco compatriotas eran, son y serán inocentes de cualquier acusación que el estado español tenga a mal lanzar en contra de ellos.

La nota al respecto ha sido publicada en La Jornada:

Recupera la libertad vasco acusado de pertenecer a célula de ETA en México

Buscan otros cinco supuestos separatistas seguir los pasos de Arronategui y salir de la cárcel

Luego de cinco años en prisión, tres en México y dos en España, Asier Arronategui, uno de los seis ciudadanos vascos considerados por la Procuraduría General de la República (PGR) como integrante de una “célula de ETA” en México, recuperó su libertad.

“Ningún cargo le formularon, nunca le hicieron saber qué delitos cometió y a pesar de ello lo mantuvieron preso, pero ya recuperó su libertad”, informó la abogada Bárbara Zamora, quien defendió en México a los seis supuestos terroristas, a los cuales la Suprema Corte de Justicia de la Nación les negó un amparo contra la extradición a España, llevada a cabo en mayo de 2006.

La defensora Bárbara Zamora expuso que los otros cinco acusados junto con Arronategui Duralde, “se encuentran en la misma situación: no les han notificado cuál es la acusación que pesa en su contra y ya solicitaron también su libertad, pues llevan el mismo tiempo presos y si no existe delito deben ser puestos en libertad”.

Informó que Arronategui, mexicano por naturalización, ya no regresará a México, pues “el día en que fue detenido ya tenía listos su boletos de avión para regresar a España”.

Asier Arronategui Duralde, José María Urquijo, Ernesto Alberdi Elejalde, Félix Salustiano García Rivera, Juan Carlos Artola Díaz y María Asunción Gorrochategui Vázquez, fueron detenidos en distintas entidades por agentes mexicanos en compañía de policías españoles, el 18 de julio de 2003.

Un día después, la PGR, afirmó a través del comunicado de prensa 642/03 que “como resultado de las investigaciones de gabinete y de campo desarrolladas desde el mes de agosto de 2002, así como del intercambio de información sustantiva entre el Cuerpo Nacional de Policía de España y la Procuraduría General de la República, el 18 de julio del presente año, efectivos de la Agencia Federal de Investigación detuvieron a seis nacionales españoles vinculados con actividades en favor de la organización terrorista vasca ETA, en cumplimiento de la orden de presentación del 17 de julio del año en curso, librada en el acta circunstanciada PGR/ UEDO/345/2003.

“Dicha operación tuvo lugar en los estados de México, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo y el Distrito Federal, así como en Forúa, España, donde fue detenido Mikel Josué Arronategui Bilbao, ex colaborador del Comando Araba”, indicó la dependencia mexicana.

Asimismo, se dio a conocer la detención de los mexicanos: Pedro Ulises Castro Vargas, María del Pilar Sosa Espinosa y Noé Camarillo Cantú. Según la PGR ellos eran utilizados “en labores de logística, falsificación y financiamiento”. A pesar de que la dependencia los tenía detenidos no pudo acreditarles ninguna responsabilidad. Los dejó en libertad.

Sin embargo, los seis ciudadanos vascos fueron encarcelados en el Reclusorio Norte. Asier Arronategui Duralde fue el único de los seis que se naturalizó mexicano. A pesar de que reforzó su batalla jurídica en tribunales mediante una demanda de amparo, que presentó en diciembre de 2003, gracias a la cual obtuvo una suspensión provisional, al final también fue extraditado.

Según la PGR, Asier Arronategui Duralde, detenido en Monterrey, “fungió como colaborador en 1989 del Comando Araba de ETA, lo cual motivó su huida a México. Junto con Juan Ángel Ochoantesana Badiola (detenido en agosto de 2002 en Francia) formaba parte de la célula de ETA establecida en México, cuyo objetivo era apoyar al grupo vasco terrorista en los rubros logístico y de financiamiento.

“Ernesto Alberdi Elejalde, detenido en Puebla, es integrante de la célula de ETA en México, quien cuenta con antecedentes penales en España por uso de explosivos; Félix Salustiano García, detenido en Cuautitlán, estado de México, fungió como integrante del Comando Axular de ETA, participando en diversas acciones terroristas en contra de miembros de las fuerzas armadas y cuerpos de seguridad del Estado Español”, indicó la PGR en julio de 2003.

“Juan Carlos Artola Díaz fue capturado junto con su esposa María Asunción en Puerto Escondido, Oaxaca. A ambos se les señaló como integrantes del Comando Donosti de ETA y de realizar “funciones de enlace con los mandos de la organización terrorista en Francia”.

En tanto, José María Urquijo Borde, detenido en Cancún, Quintana Roo, se le mencionó “como integrante de Comandos liberados de ETA”.

Los seis fueron puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, como presuntos responsables de los delitos de blanqueo de capitales, asociación ilícita y recaudación de fondos con fines terroristas.

“Hasta ahora no han sido juzgados; ni siquiera se les han notificado los cargos en su contra”, comentó la abogada defensora Bárbara Zamora.



Vienen ahora las preguntas.

¿Qué nos puede decir ahora José Luis Soberanes cuando en noviembre de 2004 su CNDH determinó que no se podían acreditar violaciones en contra de los derechos humanos de los seis vascos en ese momento detenidos en el Reclusorio Norte?

¿Qué nos puede ahora decir Luis Ernesto Derbez cuando en julio de 2004 la SRE etiquetó a los seis vascos importándoles un bledo la presunción de inocencia?




.... ... .

1 comentario:

  1. VIVA EL PUEBLO VASCO........
    ASIER ARRONATEGUI AHORA ES LIBRE.
    QUE LA JUSTICIA DIVINA RECAIGA EN LOS MALVADOS Y CORRUPTOS ENCARGADOS DE ADMINISTRAR LA JUSTICIA........

    ResponderEliminar