jueves, 26 de junio de 2008

Luis Arana

Este escrito de César Arrondo está encaminado a recuperar para la memoria el legado de Luis Arana, hermano de Sabino Arana, el mismo ha sido publicado en Gara:

César Arrondo | Profesor en la Universidad Nacional de La Plata, Argentina

Luis Arana Goiri, pecado y olvido

Luis Arana nació en el año 1862 en la calle Ibañez de Bilbo, actual Sabin Etxea, y murió en Santurtzi un 25 de junio de 1951. Hermano de Sabino Arana, máximo referente del PNV, formó parte de una familia acomodada de la época, lo cual posibilitó que ambos pudieran recibir una formación universitaria. En este sentido, Luis se trasladará a Madrid para realizar sus estudios de arquitectura, entre los años 1881 y 1882, regresando a Bizkaia luego de la muerte de su padre.

Serán los hermanos Arana los impulsores del nacionalismo vasco, luego de la discusión histórica de 1882 en la casa de Albia, de la proclama de Larrazabal, de la fundación del PNV, como así también de la puesta en marcha de un sin número de periódicos, (todos sostenidos económicamente por Luis y Sabino), cuyo propósito era difundir las ideas del nacionalismo emergente.

Fue Luis Arana quien diseñara la ikurriña. Basta visitar el museo de Artea para apreciar todos los bocetos de la enseña nacional vasca, símbolo apreciado y defendido por unos, tanto durante la dictadura franquista como en la actualidad, y menospreciado por quienes hoy, en aras de la legalidad, colocan otras banderas extranjeras a su lado.

Al morir Sabino en el PNV se produce un reacomodamiento interno, entre posibilistas e independentistas. A este último sector, denominado «Aberri», pertenecía Luis Arana, siendo claro en su pensamiento sobre cuál era el destino de la nación vasca. En tal sentido, presidirá «Aberri» entre los años 1922 y 1930, y una vez unificado el PNV, entre 1932 y 1933, periodo en el que tiene lugar el primer Aberri Eguna.

Estos días se cumplirán 57 años de la muerte de quien tuviera muy en claro el ideario nacional. En este sentido, Luis Arana se opuso a la primera autonomía vasca, y a tomar parte en la guerra civil española, al afirmar con contundencia que éste era un problema de españoles y que, además, traería como consecuencia el reconocimiento implícito de los partidos políticos del Estado en Euskadi.

Hoy Luis Arana estaría trabajando con fuerza por la consulta del 25 de octubre, y para garantizar la realización de la misma desarrollaría las acciones conducentes a la internacionalización el conflicto político vasco para obtener los apoyos necesarios en Europa y el mundo, sustentando el objetivo político de lograr la constitución de una república vasca en Europa. Pero lamentablemente Luis Arana ya no está entre nosotros y, seguramente, haber sido consecuente con todos los principios patrióticos enunciados, para muchos hoy es la prueba de su mayor pecado y consecuente olvido.




Y es que al PNV de hoy le urge que los independentistas (debe haber algunos por allí) tomen ya el control del partido y lo pongan en sintonía con la sociedad vasca que exige más y más su libertad.




.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario