jueves, 31 de mayo de 2007

Askapena : Análisis de las Elecciones en el Estado Español

Este es el documento que Askapena ha emitido con respecto a las recientes (y maquiavelicamente manipuladas) elecciones en el Estado Español.

Valoración elecciones municipales y forales del 27 de mayo del 2007

La Izquierda Independentista Vasca sale reforzada de las elecciones



Un marco democrático que supere el conflicto político es más necesario que nunca

Las principales conclusiones de las Elecciones Municipales, Forales y Autonómicas (menos en Catalunya, Andalucía, Galiza y Comunidad Autónoma Vasca) celebradas en el Estado español el día 27 de mayo del 2007 son tres.

La primera conclusión, es que la Izquierda Independentista y Socialista Vasca, a pesar de los constantes ataques judiciales y policiales, a pesar de todo tipo de limitaciones políticas, legales mediáticas y electorales, debido a su ilegalización, es la única expresión política que sube, que gana votos, mientras todos los demás tienden a la baja más o menos pronunciada.

La segunda conclusión, es que se ha perdido en estas elecciones una clara oportunidad para avanzar en el camino de la resolución política del conflicto y para reforzar el dialogo multipartito, ya que la ilegalización de la expresión política de la Izquierda Independentista y Socialista Vasca promovida por el PSOE, ha generado unas elecciones antidemocráticas y unas instituciones, municipales, forales y autonómicas ilegítimas al no estar representada en ellas una de las expresiones importantes del mapa político vasco, que es además, parte necesaria en el acuerdo para la resolución del conflicto vasco, como es la Izquierda Independentista y Socialista Vasca. Con ello, en lugar de eliminar un importante escollo en el camino de la paz, se ha generado un nuevo nudo que viene a complicar todavía más la vía del diálogo y acuerdo, actualmente en estado crítico.

La tercera conclusión, es que el PSOE no ha obtenido los resultados esperados que le permitirían salir reforzado para afrontar las Elecciones Generales del año que viene donde el presidente Zapatero se juega su reelección. Aun cuando el PSOE ha tenido unos resultados económicos favorables, la popularidad que obtuvo con la retirada de las tropas de Irak, o el matrimonio homosexual, no le han permitido reforzar su Gobierno. Esto es debido fundamentalmente a la mala gestión que ha hecho del Proceso Catalán y sobre todo del Vasco. Como ya lo hemos señalado en los meses anteriores, el PSOE ha efectuado una nefasta gestión del proceso sobre toda a partir del marzo del 2006 cuando ETA declara el alto el fuego permanente. El PSOE no ha querido encarar un proceso de contenidos políticos y se ha limitado a gestionar un alto el fuego diluyendo las oportunidades en el tiempo y abordando el problema desde un punto de vista pacificador y utilizando el proceso para alimentar su enfrentamiento con el PP (recordamos las múltiples declaraciones en las cuales el PSOE alardea de haber hecho menos que el PP). Su falta de ambición histórica lo ha llevado ha hacer del proceso un tema de gestión coyuntural y cortoplacista. La falta de claridad y contundencia frente a la ciudadanía española ha dado sus frutos en las urnas. Mientras tanto el PP ha sido capaz de ganar en votos y ha aprovechado la falta de ambición política del PSOE para con un discurso rancio, conservador, antisocial, neoliberal y antiterrorista, totalmente enfrentado a cualquier solución negociada y acordada en el tema vasco seguir reforzando su posición intransigente.

Con todo ello, el futuro del proceso de negociación política para la resolución del conflicto vasco se encuentra tras las últimas elecciones en un panorama político todavía peor, a pesar de lo cual la Izquierda Independentista y Socialista Vasca, mantiene la apuesta clara por el acuerdo político que traiga a Euskal Herria un escenario de paz y justicia duradero.

Resultados en las cuatro provincias vascas bajo tutela española

De aproximadamente 1 150 000 votantes y de aproximadamente 4000 concejales, la izquierda independentista a obtenido cerca de 190.000 votos y mas de 700 electos, con una subida superior a 30.000 votos, a pesar de haber estado ilegalizado durante los pasados cuatro años, fuera de las instituciones, a pesar de seguir estando ilegalizado en el día de hoy en la mayoría de los municipios vascos, y a pesar de la importante subida de la abstención. Ha sido la única expresión política en ganar votos, mientras los demás partidos políticos, legales todos, perdían peso electoral.

De aproximadamente 500 municipios, la Izquierda Independentista y Socialista Vasca, ha sido la fuerza más votada en casi 60 municipios vascos, a pesar de ser ilegal en muchísimos de ellos. Ha sido segunda fuerza más votada en más de 90 municipios, y tercera fuerza política en otros 45. Y en número de concejales la izquierda independentista vasca es la segunda fuerza.

Todo ello demuestra, por un lado, que la izquierda independentista sigue ahí a pesar de los intentos de los demás partidos de excluirla de las instituciones y de la vida política, y por el otro, que el apoyo social al un nuevo marco democrático que supere el conflicto político de manera definitiva es una realidad ineludible. Además estás cifras son una muestra clara de lo que habría sucedido si tal y como pretendía la Izquierda Independentista y Socialista Vasca, hubiera sido legal en el conjunto del territorio con un proceso en marcha. Simple y llanamente se habría convertido en la segunda fuerza política del país, llegando ser la verdadera alternativa política. Algo de ello debían de saber el PNV y el PSOE cuando apostaron por su ilegalización preelectoral.

En cuanto al PNV, el partido del “desaparecido” presidente Ibarretxe, a pesar de ser primera fuerza en la Comunidad Autónoma Vasca, ha obtenido muy malos resultados, con algo más de 300.000 votos, perdiendo más de 100.000. Una realidad que tiene mucho que ver con su política neoliberal, su gestión fraudulenta de las instituciones y sobre todo con el cambio estratégico adoptado de cara el proceso: Todo ello, promovido por el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, que ha convertido su partido en un verdadero rehén del PSOE, al servicio de Zapatero en Madrid, olvidando su compromiso en la defensa del derecho a decidir de la ciudadanía vasca en Euskal Herria y apostando por convertirse en partido bisagra en Madrid.

El PSOE, se ha beneficiado de la bajada del PNV en la comunidad autónoma vasca y en Navarra no ha salido reforzado tal y como esperaba para pretender a un cambio de Gobierno. El PSN (Partido Socialista de Nafarroa) ha tenido una actitud de cerrazón y negación frente al proceso, sin en ningún momento tender a crear un entorno positivo para reforzar este último, al contrario ha buscado pretextos para seguir con el estatus quo y el esquema de confrontación. Y ello se ha notado en las urnas.

Cambio en Nafarroa

Uno de los nudos que alimentan el conflicto es la partición territorial que sufre nuestro país.

Nafarroa, provincia histórica y la más grande de Euskal Herria está separada de las otras, está separación es fruto de la estrategia del estado Español que durante la transición quiso mantener y perpetrar la política de negación de la existencia de la nación vasca y del derecho a decidir de esta.

En Nafarroa, UPN (la versión navarra del PP) ha perdido la mayoría absoluta que tenía con la ayuda de CDN, y a pesar de ser la fuerza más votada parece que va a abandonar tanto la presidencia del Gobierno Autónomo como la alcaldía de la capital, Iruñea (Pamplona), que pasarían a estar en manos del PSN y NaBai respectivamente, después de los acuerdos necesarios para ello.

NaBai, o Nafarroa Bai (Si a Nafarroa), colición de alianza entre PNV, EA y Aralar y con el apoyo de independientes a conocido una notable subida hasta tal punto de llegar a ser a la fuerza política que posibilite un cambio de Gobierno en Nafarroa. Esta coalición ha aglutinado al voto útil de rechazo a la política anti-vasca antidemocrática y contraria a la resolución del conflicto de UPN-PP y CDN. Pero también ha sido un instrumento eficaz para el PNV de reforzarse en la zona y para pretender arrinconar a la izquierda abertzale. NaBai pretende ser una opción que, sin proponer un cambio real que favorezca el proceso democrático de resolución del conflicto que supere la partición territorial, sí acabe con 20 años de Gobierno ultra derechista español. Se ha convertido así en la segunda fuerza política en el Parlamento de Nafarroa, por encima del PSN-PSOE.

La Izquierda independentista vasca ha obtenido buenos resultados en las elecciones municipales, unos 30.000 votos. La Izquierda Abertzale que con su propuesta de nuevo marco democrático propone unir las cuatro provincias y dotarlas del derecho a decidir superando así los nudos del conflicto aparece como la única alternativa real. Sin embargo, no ha podido votar por haber sido declara ilegal, al Parlamento de Nafarroa ni participar en la creación del Gobierno de Navarra, un Gobierno clave en la resolución del conflicto. Al no estar presente una de las partes importantes del conflicto en esta institución clave, el proceso se ve afectado por un obstáculo añadido.

Esta realidad electoral contradictoria, hace que el Parlamento de Navarra elegido después del 27 de mayo del 2007, no refleje la realidad social y política de la provincia.

Los resultados en el estado español

En cuanto a los resultados del Estado español, en el durísimo enfrentamiento entre Zapatero y Rajoy, o entre el PSOE y PP, la derecha española ha salido fortalecida de estas "primarias" ya que después del atentado de Al Quaeda del 11 de marzo del 2004 y a pesar de haber pasado tres años en la oposición, el PP ha obtenido más votos que el PSOE, aunque el PSOE haya obtenido más concejales.

Por lo que se ve, el PP ha conseguido desgastar al PSOE en una durísima confrontación en temas fundamentales como la política antiterrorista, la reforma del Estatut Catalán o el proceso de resolución del conflicto en Euskal Herria, ya que los datos económicos han sido muy favorables al PSOE. Pero hay se subrayar que por encima que las presiones que el PSOE haya podido tener, no ha sabido actuar a la altura de las circunstancias, ni con la ambición histórica necesaria que requería un proceso político de esas características. Como lo hemos dicho anteriormente, el PSOE se ha limitado a gestionar un mero proceso de pacificación sin querer en ningún momento avanzar en lo que realmente superaría definitivamente el conflicto y todas sus consecuencias: los contenidos políticos del proceso y su modo de superarlos, indagando en el modo de superar la partición territorial, buscando el modo de reconocer de la nación vasca y tramitando los cauces para darle la posibilidad de decidir su futuro libre y democráticamente. Y el PESO sabe perfectamente que sin abordar el conflicto en términos políticos no se puede superar el mismo y sabe además que la Izquierda Independentista vasca nunca aceptará un proceso que no supere el conflicto de manera democrática y definitiva.

Parece evidente que la actitud poco clara y contradictoria mantenida hasta ahora por el PSOE en materias tan sensibles como Euskal Herria y Catalunya, o el tema antiterrorista, favorecen al PP. Por otra parte, si el PSOE hace suya la política del PP en estas materias, parece evidente que el PP ganaría, ya que la ciudadanía española preferiría el original a la copia. Sin embargo, la decisión de apostar claramente por una política audaz en estas materias le supondrán una fuerte confrontación por el parte del PP. Pero si bien las dos posiciones son arriesgadas, parece evidente que no tiene sentido seguir con la como hasta ahora. Otra cosa es saber si el PSOE dispone de una situación interna que le permita hacer una política clara en defensa del proceso resolución del conflicto y de la paz, algo que seguro que la mayoría de la ciudadanía española terminaría por felicitar.

Compromiso inequívoco de la Izquierda Independentista y Socialista Vasca con un proceso de soluciones politicas

En esta complicada situación política, la Izquierda Independentista y Socialista Vasca apuesta claramente por retomar el proceso de resolución política del conflicto y buscar un acuerdo global que sitúe a Euskal Herria en un escenario de justicia y de paz duradera, por lo que seguirá trabajando en la defensa de un marco democrático de relaciones con el Estado español.

Es tiempo de actuar con responsabilidad por parte de todos los agentes implicados en la resolución del conflicto.

Nos corresponde a cada una de las partes reflexionar y buscar el modo de entendimiento para que este conflicto se supere de una vez por todas y de manera definitiva. El proceso de negociación y de diálogo está duramente afectado y la situación actual, después de la ilegalización preelectoral de la Izquierda Independentista y Socialista Vasca, es más que crítica, y el PP va ganando terreno. La izquierda independentista sigue comprometida con su pueblo y con un proceso de soluciones democráticas, corresponde a las demás partes tomar ese compromiso para que las generaciones futuras puedan vivir en una sociedad justa y en paz.


~ ~ ~

1 comentario:

  1. Ya está bien.

    http://sinblancaporelmundo.wordpress.com/2008/03/19/vosotros-los-vascos-y-los-catalanes-nazionalistas-sois-los-culpables/

    ResponderEliminar