sábado, 2 de julio de 2011

Siguen Atacando a Gernika



Desconocemos si el gobierno griego entiende el significado y la trascendencia de atacar violentamente a un buque cargado con ayuda humanitaria que lleva por nombre "Gernika".

Los hechos sucedieron cuando el gobierno de Papandreu decidió apoyar abiertamente al genocida estado sionista de Israel que está haciendo todo lo posible por evitar que la II Flota de Gaza llegue a su destino. Todos estamos al tanto del extremo al que llegaron los terroristas israelíes que abordaron el Mavi Marmara hace una año, asesinando a varios pacifistas e hiriendo a muchos más, crimen este que aún sigue impune.

Les presentamos esta nota acerca de la peligrosa sumisión griega a los designios de Tel Aviv, misma que ha sido publicada en La Jornada:

Con armas de fuego, Grecia impide salida de barco estadunidense con ayuda a Gaza

Rodrigo Hernández

La guardia costera de Grecia interceptó la salida de sus aguas territoriales del barco estadunidense Audacity of hope (Audacia de la esperanza), que había zarpado poco antes como parte de la Flotilla de la Libertad II para dirigirse con ayuda humanitaria a la franja de Gaza y tratar de romper el bloqueo que Israel mantiene sobre el territorio palestino reocupado.

La policía costera apenas tardó 20 minutos en bloquear su trayecto, en medio de amenazas con armas de fuego. Entre los activistas de la flotilla hubo nervios, gritos y constantes comunicaciones por medio de redes sociales y conexiones televisivas, ante lo que fue una nueva demostración de la complicidad entre las autoridades de este país en plena crisis y el gobierno israelí. A los sabotajes sufridos de manera furtiva por dos embarcaciones durante los últimos días, el gobierno que dirige el primer ministro Giorgios Papandreou debe sumar el bloqueo a que está sometiendo al resto de barcos que pretenden zarpar desde su territorio. Se trata de una flotilla de unas 10 embarcaciones que desde el Mediterráneo impulsan activistas estadunidenses, candienses y europeos.

A primera hora de esta tarde se conoció que el Gernika –navío con decenas de activistas españoles– se encontraba también rodeado por policías armados en el puerto griego de Kolimpary, en la isla de Creta. Este carguero es el que transporta hacia Gaza la mayor parte de las medicinas, alimentos y material de construcción.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no tardó en agradecer a los "numerosos dirigentes internacionales" que han actuado contra la flotilla, citando de manera directa a su homólogo y "amigo" Papandreu. Además, su gobierno negó que haya estado detrás del sabotaje esta semana contra un navío irlandés y otro fletado por escandinavos.

Vasileios, un joven que lleva más de un mes acampando aquí, en el contexto de las protestas de los últimos días en Grecia por la crisis económica, afirmó que "las relaciones de su país con Israel son un método de sumisión. Supongo que este gobierno necesita comprar más gases lacrimógenos israelíes después de lo que ha gastado en estos días; así que no quiere estropear sus relaciones".

"Esto es un acto ilegal más, por lo que estableceremos nuestra estrategia en relación con ello", dijo Vangelis Pissias, uno de los coordinadores de la acción humanitaria.

Utilizando los sabotajes, las amenazas y la acción directa de sus países aliados, Israel parece continuar en su empeño de evitar la ruptura de un bloqueo que mantiene en la miseria a más de un millón y medio de palestinos.

Por cierto, en la II Flota de la Libertad a Gaza no van únicamente "españoles", sino activistas solidarios de las distintas naciones de la península ibérica: vascos, catalanes, gallegos y por supuesto, españoles.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario