lunes, 11 de julio de 2011

Currin y el Caso Bateragune




Se les ha atorado en el cogote, pero al final lo han publicado. En la redacción del artículo es palpable lo amargo del trago pero saben que atacar abiertamente a Brian Currin es ir en contra de un gigante de nombre Nelson Mandela, y los cobardes no se lanzan contra gigantes, mucho menos contra los que cuentan con una reputación bien cimentada a nivel internacional. En fin, aquí les presentamos lo que ABC ha publicado con respecto a las recientes declaraciones de Brian Currin durante su estancia en Euskal Herria:

Currin cree que el juicio contra Otegi debería haberse suspendido

Currin ha hecho esta reflexión en un Curso de Verano de San Sebastián denominado "Euskal Herria: realidad y utopía", en el que también ha participado el exlehendakari Juan José Ibarretxe y en el que el abogado ha reflexionado sobre sus experiencias en los procesos de paz de Suráfrica e Irlanda del Norte. Durante su intervención, el líder del denominado "Grupo internacional de contacto", que pretende facilitar el fin de la violencia en Euskadi, ha repasado las principales condiciones que, a su juicio, deben darse en los procesos de paz, entre las que ha citado la importancia de construir un "contexto" adecuado para desarrollar un ambiente de "confianza".

En este punto se ha referido al juicio por el caso Bateragune, que concluyó el pasado jueves en la Audiencia Nacional, contra ocho miembros de la izquierda abertzale acusados de intentar refundar la ilegalizada Batasuna, y en el que, según ha recordado, Otegi expresó su total compromiso con el desarrollo de un proceso de paz.

Por este motivo, ha opinado que, si realmente se desea avanzar en este ámbito, este juicio debería suspenderse, al tiempo que se ha mostrado partidario de que Otegi tome parte de forma "proactiva" en un eventual proceso vasco de paz.

Ha destacado también la importancia de que este tipo de procesos cuenten con líderes "con mayúsculas" y que sean "justos", buenos "comunicadores" y con la capacidad de crear "confianza".

El abogado surafricano ha alabado le decisión de la izquierda abertzale de apostar por los medios políticos en ausencia de violencia y de amenazas, pero también ha recordado que los procesos de paz suelen ser "largos" y ha aclarado que en Euskadi aún no se ha iniciado, a pesar de que sí se está produciendo una fase de "cambios".

Currin se ha mostrado optimista a corto plazo, pero ha lamentado la proximidad de varios procesos electorales que, según ha comentado, siempre "complican las cosas".

En su enumeración de requisitos necesarios, a su entender, para desarrollar con éxito un proceso de paz, el letrado también ha citado la necesidad de que todas las partes implicadas concluyan que un proceso de este tipo es "adecuado", si bien ha señalado que, en el caso vasco, el Gobierno central se siente "fuerte" y no tiene claro que le convenga entrar en una negociación.

El abogado ha destacado también la importancia de que los procesos sean "transparentes" y "estructurados"; que las partes implicadas se comprometan a dar pasos en favor de la paz; que cuenten con el respaldo de quienes empuñan las armas, y que permitan la participación de los ciudadanos, además de ser apoyados por unos medios de comunicación que actúen de forma constructiva.

Momentos antes de la intervención de Currin, ha tomado la palabra Juan José Ibarretxe, quien ha reiterado su intención de no regresar a la política activa.

Ibarretxe ha opinado que el País Vasco tiene ahora una "nueva oportunidad" de lograr la paz, si bien ha resaltado la importancia de implicar en este proceso a las mujeres porque, según ha dicho, no hacerlo sería "un factor importante para fracasar de nuevo".

El exlendakari ha abogado por un modelo de "normalización" política basado en la ausencia de violencia y el reconocimiento de que los vascos son "un pueblo" que tiene "derecho a decidir".


Estimado Ibarretxe, te rogamos no olvidar tu pasividad tan cómoda y propicia para Madrid durante el último proceso de paz.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario