jueves, 15 de octubre de 2009

Violencia Política Española

Con esta nota La Jornada da a conocer el clima de violencia política que se sufre en este momento en Euskal Herria a causa de la apuesta de Madrid por suprimir todas las libertades y derechos del pueblo vasco. Aquí la tienen:

Ha hecho el Estado español una apuesta de guerra, acusa Batasuna

Armando G. Tejeda | Corresponsal

La detención ayer de 10 dirigentes de la izquierda abertzale (nacionalista) provocó indignación en una buena parte de la sociedad vasca, que vieron en esta nueva operación dirigida por el juez Baltasar Garzón un ataque a los derechos políticos. Batasuna, la formación ilegalizada en España desde 2003 pero con una filial en Francia, expresó en un comunicado que las aprehensiones suponen un ejemplo de que el Estado español le "tiene miedo a un cambio político".

Tras las detenciones de ayer de Arnaldo Otegi, Rufi Exteberría y Rafa Díez –considerados los líderes más destacados de la izquierda separatista radical–, esta madrugada se realizaron numerosos registros de domicilios, oficinas y vehículos particulares.

Los detenidos están en Madrid a la espera de pasar a disposición judicial, acusados de pertenencia a organización terrorista, por su presunta vinculación con ETA.

Desde Francia, Xabi Larralde y Jean Claude Agerre, voceros de Batasuna, explicaron que las detenciones se llevaron a cabo “en un momento en que la izquierda abertzale está inmersa en honda reflexión para emprender una nueva iniciativa política”, y así afrontar un nuevo ciclo que rompa con la situación de prolongamiento del histórico conflicto vasco.

“Es evidente que el Estado español ha hecho una apuesta de guerra, no solamente contra la izquierda abertzale sino también contra Euskal Herria”, sostuvo.

En este sentido, tanto Batasuna como el sindicato nacionalista LAB lanzaron mensajes a la ciudadanía vasca para que se movilice y proteste en las calles contra esta nueva operación policial.

El ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, justificó la operación con los supuestos informes que confirman el objetivo de los detenidos de reconstruir la mesa nacional de Batasuna, desde la que pretendían fortalecer el movimiento político pro soberanista afín a ETA.

Advirtió que "mientras haya violencia ningún radical va a poder hacer política", y explicó que "la policía lleva seis meses trabajando en ello, así que no ha sido nada preventivo o casual".

Pérez Rubalcaba fue más allá: "Va a pasar una y otra vez. Mientras haya violencia, ningún radical va a poder hacer política en este país; la policía se lo va a impedir sistemáticamente".


Rubalcaba se olvida convenientemente que él y sus compinches franquistas tienen mucho tiempo haciendo política y que los únicos radicalmente opuestos a hacer no solo políticos de alto nivel sino estadistas son la corona española y las dos formaciones con las que cuenta para sostener la mentira de que en el estado español hay democracia.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario