martes, 13 de octubre de 2009

La Tradición Fascista Española

Mientras el estado español tritura la vida de jóvenes vascos que defienden el derecho a la autodeterminación de su pueblo desde organizaciones como Segi, por otro lado permite y alienta el desarrollo de grupos juveniles ultra-españolistas que abiertamente amenazan con desencadenar una nueva etapa de violencia en Hegoalde. Esta denuncia ha sido publicada en Kaos en la Red:

Falange, Tradición e Impunidad

Los autores de la carta que amenaza de muerte a Koldo Pla utilizan el mismo tipo letra que las pintadas fascistas realizadas en el repetidor de Ioar por una decena de individuos a cara descubierta.

Ahaztuak 1936-1977

Desfile y pintadas en Ioar, a cara descubierta y ante la presencia de varios testigos:

Diez individuos, según testigos presenciales, subieron el domingo 13 de septiembre al repetidor de Ioar y realizaron pintadas fascistas a la vez que amenazantes contra ETB. "ETB contamina a Navarra, se anuncia próxima voladura". Además de ese mensaje, también aparecían otros dos que rezaban "España" y "Viva Cristo Rey".

Los miembros de este grupo que estaba compuesto por dos adultos de entre 40 y 45 años y ocho personas de entre 18 y 20 años, portaban, según un testigo que los vio bajar, pelo muy corto "al uno diría yo", cruces gamadas, una camiseta en la que se leía "soldado de España hasta la muerte" y banderas españolas. Además, su indumentaria era militar "y otros llevaban las camisas azules de la falange", explicó. Mientras realizaban su descenso del monte, otro montañero que les saludó con un "egun o­n" recibió por respuesta insultos como "hijo de puta".

Según los testigos, tras realizar las pintadas, el grupo comió en un merendero situado en las faldas de este monte, que tiene una altura de 1.414 metros y que cuenta con dos accesos, uno desde Kanpezu y el otro desde Codés. Estos individuos bajaron andando por el sendero de esta última sierra, donde, al parecer habrían aparcado sus vehículos.

Amenazas de muerte, por carta y con estilo propio

Esta fue la acción arriesgada de este grupo que si bien no firmaron esas pintadas como "Falange y Tradición", sí dejaron su sello de manera indirecta: con un estilo de letra muy característico que ahora ha vuelto a aparecer en la carta amenazante dirigida a Koldo Pla, concejal de Na-Bai en Antsoain y destacado por su actividad en favor de la recuperación de la memoria de las víctimas de franquismo en Nafarroa. Esa misiva sí está firmada por Falange y Tradición, al igual que el comunicado del que se hizo eco la agencia EFE hace varias semanas en las que bajo esa denominación se atribuían más de veinte sabotajes y amenazas, entre las que además de destrozos a monumentos republicanos y pintadas fascistas, destacaba el envío de una bala a Sonia Polo.

La carta a Koldo Pla es por lo tanto la segunda amenaza de muerte personal que se atribuye "Falange y Tradición", la primera a Sonia Polo consistía en una bala acompaña por un recorte de prensa en la que aparecía la fotografía de la txupinera de Aste Nagusia 2009. No estaba firmada pero sí fue reivindicada posteriormente. En el caso de Koldo Pla su carta viene expresamente firmada por "Falange y Tradición" y utilizan un tipo de letra, aparentemente escrita a mano, exacto al aparecido en el repetidor de Ioar en el que varios testigos pudieron ver a los individuos fascistas que realizaron las pintadas en el repetidor de ETB.

Indicios, testimonios, pruebas... silencio judicial y pasividad policial

Según testigos presenciales, a la cita acudieron diez individuos. Dos de ellos tenían más de 40 años y les acompañaba un grupo de ocho cabezas rapadas de entre 18 y 20 años. Subieron el monte a cara descubierta y portando banderas españolas. En su indumentaria destacaban cruces gamadas, ropa militar y camisas azules falangistas y una de las camisetas llevaba escrito "Soldado de España hasta la muerte". Por su comportamiento, el grupo se sentía muy seguro. Respondió con un "hijo de puta" a un montañero que se atrevió a decirles "egun o­n". Después se quedaron tan tranquilos a comer en un merendero en las faldas del monte, sin temor a alguna intervención policial o a represalias.

Existen pistas suficientes para avanzar en la investigación, elementos comunes entre dos acciones delictivas en las que además, en una de ellas hay testigos que pueden identificar a los autores. Los indicios no sólo están en ese estilo propio elegido por este grupúsculo denominado "Falange y Tradición", además hay más vínculos que los relacionan con otras acciones delictivas, como el comunicado enviaado a la agencia EFE y las coincidencias existentes en expresiones aparecidas tanto en los ataques fascistas como en la carta amenzante firmada por ellos. "Falange y Tradición" dicen llamarse, lo único constatable hasta la fecha es que Impunidad es su apellido.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario