viernes, 16 de octubre de 2009

Solidaridad Desde Alemania

A diferencia de los españoles que se sienten orgullosos de su pasado genocida y colonialista así como de la orientación abiertamente franquista de sus élites, los alemanes han sabido progresar y evolucionar desmarcándose del horror del régimen Nazi. No es de extrañar pues que desde Alemania llegue esta muestra de solidaridad para con el pueblo vasco, asediado y privado de sus derechos políticos. Esta nota en Gara nos habla al respecto:

Cargos de Die Linke exigen la libertad de los detenidos

La diputada en el Bundestag y portavoz de política interior de Die Linke, Ulla Jelpke, y el eurodiputado del mismo partido de la izquierda alemana Helmuth Markov hicieron ayer públicas sendas declaraciones en las que denuncian las detenciones de Arnaldo Otegi y el resto de miembros de la izquierda abertzale, les muestran su solidaridad y exigen su liberación.

GARA | GASTEIZ

La detención de Arnaldo Otegi, Rafa Díez y el resto de militantes independentistas no ha pasado desapercibida para la izquierda más comprometida de Europa. Si anteayer fue la eurodiputada del Sinn Féin, Bairbre de Brún quien levantó su voz de denuncia, ayer Ulla Jelpke, diputada en el Bundestag y portavoz de política interior de Die Linke, y el eurodiputado del mismo partido Helmuth Markov exigieron la puesta en libertad de los detenidos.

Por medio de una nota, Ulla Jelpke muestra su «solidaridad con los políticos y sindicalistas arrestados en el País Vasco», al tiempo que demanda la legalización de las organizaciones de la izquierda abertzale y recuerda que «el pueblo vasco tiene el derecho democrático a la autodeterminación».

La portavoz de política interior de Die Linke apunta que entre los detenidos se encuentra «Arnaldo Otegi, que desde hace tiempo trabaja en una solución política del conflicto vasco». Y denuncia Jelpke el silencio de la UE y el Gobierno Alemán «ante la quiebra de los más elementales derechos humanos en la mitad de Europa». A su entender, «las autoridades de la UE promueven las medidas que persiguen a la izquierda vasca, incluyendo a Batasuna y otras organizaciones no armadas en sus listas negras antiterroristas dejándolas como meras piezas de caza».

Sostiene Ulla Jelpke que «el País Vasco sirve de laboratorio represivo dentro de la UE que también afecta directamente a otros movimientos críticos con el capitalismo o movimientos que trabajan en Europa».

Oposición y total rechazo

Helmuth Markov, por su parte, recuerda que fue presidente del «Friendship» del Parlamento europeo y que en noviembre de 2007 tuvo la oportunidad de reunirse con Arnaldo Otegi en la prisión de Martutene. Como dijo entonces, sostiene que «en una democracia es inadmisible que los dirigentes políticos son detenidos por sus iniciativas políticas y las ideas».

Para el eurodiputado alemán «la única manera de resolver el conflicto político en curso en el País Vasco es a través de un proceso de paz basado en el diálogo, la negociación y el acuerdo entre las diferentes partes implicadas en el conflicto». Y entiende que «para construir la paz es necesaria la participación de todas las partes».

Por ello, Helmuth Markov reitera su firme convicción de que «la única solución política válida será el fortalecimiento de la democracia y la justicia y la aceptación del derecho de todos los ciudadanos del País Vasco para decidir sobre su futuro»

También llegaron demandas de libertad desde organizaciones políticas, sindicales y de defensa de derechos humanos de Galicia, Italia, Argentina, Suiza y el Estado español.

Derecho a decidir

La exigencia de libertad de los detenidos se acompañó de la demanda de legalización de partidos y del reconocimiento del derecho a decidir de Euskal Herria.

Ares pide a Urkullu que llame al orden a Egibar

El consejero de Interior del Gobierno de Lakua, Rodolfo Ares, emplazó al presidente del EBB, Iñigo Urkullu, a «poner orden a su partido», y a aclarar si comparte con el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, las «infamias» sobre las últimas detenciones. Según Ares, «resulta especialmente ruin que Egibar nos diga que 'alguien necesita a una ETA activa para poder seguir controlando la política vasca'. Y no lo vamos a tolerar, por dignidad democrática y porque se está atentando contra el honor del Gobierno vasco».

Joseba Egibar, por su parte, demandó «calma y rigor» al consejero de Interior y apuntó que la «violencia verbal» utilizada para contestar sus anteriores declaraciones «denota la debilidad en el argumento». Aclaró, además, que se siente respaldado por el presidente del EBB, Iñigo Urkullu.

El portavoz parlamentario del PNV insistió en sus planteamientos de la víspera y dijo que el Estado«pretende controlar todos los procesos y los [procesos] políticos y democráticos que se pudieran sustanciar con ETA desaparecida se escapan del control del Gobierno español. Por lo tanto -reiteró- en otro tipo de escenarios se vive muchísimo mejor».

Entre tanto, Urkullu no respondió ayer a los requerimientos de Rodolfo Ares ni tampoco apoyó explícitamente las tesis de Joseba Egibar, que también el presidente del ABB, Iñaki Gerenabarrena, vino a compartir. En una entrevista previa a las palabras de Ares, Urkullu se mostró partidario de «contextualizar» las «reflexiones» de Egibar, y negó en todo caso que sea el PNV quien pretenda obtener réditos políticos de la situación.


Nos preguntamos que pensara de esto el alemán vascófobo Gunther Grass quien hace unos años a pedido de su amigo Fernando Savater firmara un infame documento en apoyo al Apartheid en contra del electorado vasco. Y hablando de Savater que anda por allí diciendo que los vascos colaboraron con la Alemania Nazi, le recordamos en este momento que Francisco Franco y los españoles fueron aliados de Adolph Hitler y que los vascos han luchado en contra del fascismo desde 1936 hasta la fecha.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario