sábado, 19 de julio de 2008

Preguntas y las "Respuestas" de Izaskun Bilbao

La periodista Blanche Petrich siempre ha demostrado un buen entendimiento del conflicto político que confronta al pueblo vasco con Francia y España.

Es por eso que Izaskun Bilbao tuvo que responder con evasivas a algunas de las preguntas que le hizo Petrich durante esta entrevista publicada en La Jornada:



Entrevista a Izaskun Bilbao, Presidenta del parlamento del país Vasco

España, una nación que no se ha normalizado

La legisladora visita México para dar a conocer el modelo innovador de igualdad que aplican en aquella región, y con el cual lograron la participación de 53 por ciento de mujeres en el Parlamento. Critica también la postura de ETA, organización que se niega a dejar las armas

Blanche Petrich

La presidenta del Parlamento del País Vasco, Izaskun Bilbao, en visita oficial en México, reconoce que las fricciones que se viven entre el gobierno autonómico y el Estado español “denota que no tenemos un país normalizado” y que frente a la violencia del grupo ETA, “que termina por distorsionarlo todo, los ciudadanos tenemos la sensación de que continuamente tenemos el conflicto político, hablemos de lo que hablemos”.

La parlamentaria del Partido Nacionalista Vasco, al frente del órgano legislativo de Euskadi desde hace tres años, parece irritarse con la recurrencia del tema del conflicto en la entrevista con este diario. Ella está en nuestro país participando en varias reuniones para dar a conocer el modelo vasco de igualdad y el de apertura institucional, que se desarrolla en Vitoria, sede de la Cámara vasca. Su agenda cubre el Senado y la Cámara de Diputados, el Legislativo de Morelos y un encuentro con empresarios mexicanos.

Explica que los legisladores vascos están a la espera de que el Tribunal Constitucional resuelva, “si puede ser rápido, mejor”, la querella presentada por el gobierno de Madrid y el Partido Popular en contra del proyecto de consulta sobre el estatuto autonómico presentado por el lehendakari José María Ibarretxe en junio pasado. Por lo pronto, la consulta está suspendida por cinco meses, que son prorrogables.

En sus encuentros en México, la líder parlamentaria ha expuesto sobre la transparencia que existe en el legislativo de Euskadi y sobre sus empeños de abrir márgenes de mayor participación. En el terreno de equidad de género, por ejemplo. En el Parlamento vasco hay 53 por ciento de mujeres, un margen mayor que en el Congreso de los Diputados de España, donde 36 por ciento son mujeres. Lo lograron, explica Isazkun Bilbao, con la ley de igualdad de 2005, que establece que en las elecciones parlamentarias las formaciones políticas tienen que incorporar al menos un 50 por ciento de mujeres en tramos de seis, “para evitar las trampas que hemos observado en otros Estados, en los que se establecen los porcentajes pero sin especificar dónde, así que se pueden poner a las mujeres en los puestos finales y así cumplir la ley, sin respetar el principio de igualdad.”

–¿Es posible hablar de participación plena con partidos políticos, que una ley declara “ilegales”?

–Esto denota que no tenemos un país normalizado; que sufre una lacra, que es la violencia de ETA. Por eso la demanda y el clamor de la sociedad vasca a ETA, que abandone las armas. En una tregua anterior, hubo una posición de las instituciones y los partidos vascos, como también la hubo del congreso de diputados español, de apostar por la negociación en el supuesto de que ETA anunciara el abandono definitivo de las armas. La violencia, al final, parece justificarlo todo. Y esto no es bueno para las sociedades democráticas. Tenemos necesidad de alcanzar la normalización, como hemos visto en otras experiencias en el mundo, en particular el proceso de Irlanda del Norte. Los parlamentarios hemos compartido experiencias y ahí pudimos escuchar de boca de los propios protagonistas del proceso de negociación que un mes antes no se miraban ni tan siquiera la cara. Dos partes que vivían en polos opuestos fueron capaces de negociar un proceso de paz y negociación política para Irlanda. Desde entonces hemos visto cual ha sido su desarrollo económico y social.

–¿Es posible la normalización por la vía de la ilegalización de los partidos que promueve el juez Baltazar Garzón?

–No voy a entrar a las estrategias de unos y otros. El Parlamento vasco se pronunció en contra de esta ley de partidos. Está todo dicho.

–Para ustedes, los nacionalistas vascos, ¿qué significa ser abertzale, independentista?

–Yo aquí vengo en responsabilidad de presidenta del Parlamento vasco, donde hay seis grupos, diferentes sensibilidades. Me corresponde mantenerme como tal. Aunque tengo mi ideología, tengo mis posiciones muy claras, no me corresponde expresarlas ahora.

–¿Cuál es la esencia del tema de innovación política que viene usted a promover en México?

–La clave es pensar si en política se puede innovar desde el Parlamento vasco, desde una reflexión que hicimos del Parlamento europeo. Déjeme contarle desde el principio. Nosotros pertenecemos a la CALRE, que es la Asociación de Parlamentos Regionales con competencia en Europa. Tenemos varios grupos de trabajo, uno de ellos es la E-democracia, en la que somos coordinadores, cuyo objetivo es construir la democracia por medio de los servicios tecnológicos. Este grupo, en el que participan 12 grupos parlamentarios, entre ellos el de Flandes, el de Gales, llegó a un diagnóstico. Estamos detectando que la ciudadanía está cada vez más alejada de las instituciones parlamentarias. ¿Qué tenemos que hacer si no queremos que esa distancia sea mayor? Se definió un modelo teórico que pasó por determinar que había que transformar las cosas: es necesario un liderazgo para esa transformación, es necesario apostar por cambios organizativos en las estructuras de los parlamentos, es necesario construir herramientas que permitieran dar toda la información en tiempo real a las personas, esa información tenía que estar ordenada y suficientemente clara, teníamos que tener un sistema para dar toda la información a la carta, teníamos que dar la posibilidad de que la gente nos enviara propuestas y sugerencias. Esa reflexión teórica la llevamos a una página web que contuviera todos los peldaños de esa escalera de la democracia electrónica. Una ciudadanía interesada tiene derecho a la participación.

–¿Qué porcentaje de participación electoral hay en el País Vasco?

–Dependiendo de las elecciones, en Euskadi es bastante normal rondar el 60, 70 por ciento.

–¿Pese a que los candidatos de Batasuna no se les permite participar?

–Es que son dos cosas. Sobre el censo de participación, es lo mismo en todos los países y lo que hemos observado es que va descendiendo. Esto es un síntoma de que tenemos que cambiar nuestra forma de hacer política. Y otra cosa es lo de la ilegalización, que le he respondido ya.



Es curioso que los del PNV estén metidos en eso de "normalizar" a España en lugar de trabajar por independizar a Euskal Herria del yugo colonialista de sus vecinos.




.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario