viernes, 13 de marzo de 2015

El Eterno Sitio Español a Leitza

Una vez más Leitza es blanco de la prepotencia de Madrid. Ni siquiera toda la fama recibida con la cinta acerca de los ocho apellidos ha servido para levantar el belicista sitio.

Utilizando a su conveniencia a las instituciones navarras, la corona borbónico-franquista obliga a este digno poblado a no poder mostrar solidaridad para con sus presxs políticxs.

Lean esta nota publicada en ABC:



Leiza tendrá que quitar la pancarta a favor del acercamiento de los presos

Un juzgado de Pamplona considera que se extralimita en sus competencias

Pablo Ojer

El Ayuntamiento de Leiza tendrá que quitar la pancarta que tiene en uno de sus balcones en la que pide el acercamiento de los presos y otra en la que rechaza la ley de símbolos.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Pamplona ha estimado el recurso presentado por la Delegación del Gobierno en Navarra contra estas dos pancartas.

En el auto, que puede ser recurrido, considera que las pancartas de «Euskal Presoak Euskal Herrira» (Presos vascos a Euskal Herria en euskera) e «Ikurren legerik ez» (Ley de Símbolos no) «no plantea el acuerdo siquiera en torno a problemas locales y personales concretos de los vecinos del municipio, sino con la generalidad propia que se atribuye a dicha reivindicación en el plano claramente supralocal, y de este modo, no queda justificado desde la autonomía local que se empleen las potestades administrativas como instrumento de difusión o propagación de tales lemas o manifestaciones de deseo».

Y es que el Ayuntamiento de Leiza, gobernado por Bildu, consideraba que sí entraba dentro del ámbito local puesto que existen vecinos de esta localidad en prisión por su pertenencia a ETA.

Sin embargo, la juez estima que el Ayuntamiento se dota de sus medios para utilizarlos como «instrumento de difusión y comunicación del postulado de alcance político penitenciario» y esto «quiebra la objetividad que legal y constitucionalmente se atribuye a las Administraciones Públicas en modo, si no igual en intensidad, sí sustancialmente equivalente al que lo hace cuando se se instrumenta a través de ella propaganda de grupos políticos concretos».

En la actualidad, la práctica totalidad de los Ayuntamientos gobernados por Bildu tienen colgados en sus balcones la pancarta alusiva al acercamiento de los presos.


Aquí como luce el Ayuntamiento hasta hoy:









°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario