lunes, 29 de marzo de 2010

Declaración de Bruselas en Favor de Euskal Herria

En las recientes horas el pueblo vasco y las instituciones que trabajan en pro de su autodeterminación y soberanía han recibido apoyo y solidaridad por parte de individuos y colectivos que exigen se respeten los derechos civiles y políticos de las naciones sin estado. Esta nota en Gara nos habla de una declaración coordinada por Brian Currin.

La Fundación Mandela, De Klerk, Hume o Reynolds piden aprovechar la ocasión abierta en Euskal Herria

La Fundación Nelson Mandela, Desmond Tutu, Frederick De Klerk, John Hume, Albert Reynolds o Jonathan Powell no necesitan presentación. Todos han protagonizado procesos de resolución de conflictos, y ahora se han unido para hacer otro tanto en Euskal Herria. Ayer se presentó en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas una declaración coordinada por Brian Currin y que asegura que hay una gran oportunidad abierta tras el paso de la izquierda abertzale.

Martxelo Díaz
El facilitador sudafricano Brian Currin presentó ayer en Bruselas una declaración que han suscrito 21 altísimas personalidades internacionales del ámbito de la resolución de conflictos. En ella se destaca que existen posibilidades para «acabar con el último conflicto que queda en Europa», se subraya la importancia de los pasos dados por la izquierda abertzale, se reclama un alto el fuego a ETA y se insta al Gobierno español a que responda de manera adecuada.

La iniciativa había sido filtrada por medios españoles este fin de semana (significativamente, buena parte de ellos y los responsables políticos prefirieron ocultarla o darle una importancia menor después, tras conocer su contenido). Sin embargo, se habían guardado con celo los nombres de los firmantes, entre los que hay nada menos que cuatro premios Nobel de la Paz (además de la Fundación Mandela) y personas cuya actuación ha sido clave para resolver conflictos políticos muy duraderos y sangrientos, como los de Sudáfrica e Irlanda.

El paso independentista

Currin compareció en rueda de prensa en el Parlamento Europeo junto a la eurodiputada flamenca Frieda Brepoels (N-VA, independentista), quien subrayó en la introducción la importancia de que «la izquierda abertzale haya abogado exclusivamente por medios pacíficos, democráticos y no violentos para conseguir sus objetivos políticos». La declaración "Zutik Euskal Herria'' que refunde las conclusiones del debate interno de la izquierda abertzale es el punto de partida de esta iniciativa de impulso internacional.

Este elemento también fue destacado por Currin y es uno de los principales apartados de la declaración que se presentó ayer en Bruselas. «Para situar este documento hay que tener en cuenta el acuerdo que adoptó la izquierda abertzale optando por las vías no violentas y democráticas para conseguir sus objetivos», dijo el facilitador sudafricano. La declaración subraya textualmente que este planteamiento de la izquierda abertzale «puede ser un paso importante para acabar con el último conflicto violento que queda en Europa». En este sentido, Currin hizo referencia explícita al proceso de debate llevado a cabo en más de 270 asambleas locales y que concluyó en esta resolución "Zutik Euskal Herria".

«La izquierda abertzale está lanzando mensajes de que está buscando que este proceso sea irreversible», señaló Currin, para subrayar a continuación que hace tan sólo dos o tres años no hubiera sido posible que la izquierda abertzale hubiera aprobado un documento como "Zutik Euskal Herria''.

Dada la nueva situación creada, esta declaración impulsada por Brian Currin realiza una serie de llamamientos. En primer lugar, formula un emplazamiento directo a ETA para que declare «un alto el fuego permanente y completamente verificado», con el objetivo de que «la adhesión a las vías pacíficas, democráticas y no violentas sea irreversible».

Acto seguido, el texto destaca que una declaración en este sentido debería ser «debidamente respondida por el Gobierno español», y se recalca que ello «permitiría que los nuevos esfuerzos políticos y democráticos avancen, que las diferencias sean resueltas y que se alcance una paz duradera».

El texto, como suele ser habitual en este tipo de declaraciones consensuadas entre múltiples personas, no entra en ma- yores detalles. Sin embargo, Currin sí fue preguntado en la rueda de prensa sobre cuáles cree que debieran ser los esfuerzos del Gobierno español para responder a una eventual declaración de la organización ETA.

Ilegalización y presos

Tras destacar que en ese momento hablaba a nivel personal puesto que no se había consensuado esta cuestión con el resto de firmantes, Brian Currin mencionó que se debería garantizar que la izquierda independentista pueda presentarse a las elecciones y que llevara a cabo su actividad de manera normalizada. Y también que Madrid debería proceder a la repatriación de los presos políticos vascos. «Sería algo que ayudaría mucho», consideró.

El experto sudafricano en procesos de paz también destacó la importancia de los firmantes del manifiesto presentado ayer en Bruselas, ya que ha conseguido reunir a personalidades internacionales de gran prestigio en la resolución de conflictos (que, además, tenían un carácter político, como es el caso de Euskal Herria).

De hecho, hay cuatro personas que han obtenido el premio Nobel de la Paz por su contribución a la superación de los de Irlanda y Sudáfrica. Se trata de Frederik Willem de Klerk, Desmond Tutu, John Hume y Betty Williams.

También se encuentra entre las adhesiones la de la Fundación Nelson Mandela, que destaca que pese a que el primer presidente negro de Sudáfrica, que recibió el galardón junto a De Klerk, tiene el compromiso de no firmar más documentos sobre resolución de conflictos en otros países, la declaración de Bruselas está completamente de acuerdo con su pensamiento político.

El tiroteo de París

Frieda Brepoels también destacó la importancia de las personas que han suscrito el documento. «Es un grupo impresionante y una muestra de que hay mucha gente que piensa que este momento no se puede perder», subrayó la europarlamentaria flamenca.

Brian Currin también explicó que cuando el documento ya estaba redactado y se habían establecido contactos para que fuera suscrito se produjo la muerte del policía francés Jean-Serge Nérin tras un enfrentamiento a tiros con miembros de ETA, hace justo hoy dos semanas. «Es algo que condeno», reiteró el facilitador sudafricano, que, en cualquier caso, valoró positivamente la reacción que tuvo la izquierda abertzale al invitar a la organización armada a confirmar su posición a favor del proceso democrático. «Nunca había habido una reacción como ésta en la historia de Euskal Herria», remarcó Currin, que lamentó sin embargo que «la posición de la izquierda abertzale no satisfizo a todo el mundo».

Preguntado por los periodistas sobre cuál debería ser, a su juicio, la reacción de la izquierda abertzale en caso de que se produjese un atentado de ETA, Currin respondió que a él le gustaría que hubiera una condena. Pero alertó paralelamente del riesgo de que esto produjera una división en el seno de la izquierda abertzale entre quienes defienden la primacía de las posiciones políticas y quienes abogan por mantener la lucha armada.

Cuestionado por el hecho de que los anteriores altos el fuego de ETA no hubieran desembocado en procesos de resolución y la posibilidad de que el Gobierno español plantee ahora más exigencias para un nuevo intento, Currin destacó que la verificación y la monitorización por parte de agentes internacionales del abandono del uso de las armas podría ser una garantía para avanzar.

Antecedentes

No pasó desapercibido el hecho de que la declaración fuera dada a conocer en la sede del Parlamento Europeo. La izquierda abertzale lleva años remarcando que el conflicto entre Euskal Herria y los estados se produce en un marco europeo y aboga por la implicación de las instituciones. El 25 de octubre de 2006, el Parlamento Europeo ya apoyó un proceso de paz, en aquel caso con el impulso del PSOE y el rechazo del PP.

En aquella ocasión, apenas dos semanas antes, se produjo también un pronunciamiento en favor de la resolución del conflicto firmado por seis altos mandatarios internacionales que «animaron y exhortaron a las dos partes involucradas, la vasca y la española, a proseguir sin descanso, y en ausencia total de violencia por ambas partes, el arduo pero gratificante camino emprendido».

Lo firmaron entonces Francesco Cossiga (Italia), Mario Soares (Portugal), Gerry Adams (Irlanda), Kgalema Motlante (Sudáfrica), Cuautemohc Cárdenas (México) y Adolfo Pérez Esquivel (Argentina), y se le llamó la Declaración de los Seis.
«Doce meses»

Preguntado por los plazos para los movimientos que reclaman, Currin dijo que no hay exigencias al respecto, pero consideró que «si en doce meses no ha pasado nada de nada, sería muy triste».
«Impresionante»

La eurodiputada flamenca Frieda Brepoels, que fue la anfitriona de la presentación, afirmó que el grupo reunido en el documento «es impresionante» y que el momento actual «no se puede perder».
El PSE huye a toda velocidad de la idea del diálogo

El diario «El Mundo» publicaba ayer uno más de sus manejos en torno a supuestas conversaciones grabadas a Arnaldo Otegi con quienes le visitan en prisión. Un intercambio de frases en las que no aparece ni la palabra «diálogo» ni ninguna referencia al PSE, sino un simple «¿qué le digo al otro entonces?», a lo que Otegi contesta «que ánimo, que hay que hacerlo, hay que rematarlo ya, de forma tranquila, pero rematarlo», sirvió al diario de Pedro J. para titular «Un dirigente del PSE mantiene contactos con Otegi a través de dos intermediarios», llegando incluso a citar sus nombres.

El PSE salió de inmediato a negar dichas «falsedades y mentiras», como también lo hizo el consejero de Interior, Rodolfo Ares. No llama tanto la atención que se desmienta una noticia que no hay por dónde agarrar, sino la velocidad con la que el PSE huye de la simple mención al diálogo.


Declaración de Bruselas

Nosotros, los abajo firmantes, damos la bienvenida y elogiamos los pasos propuestos y el nuevo compromiso público de la Izquierda Abertzale con los medios «exclusivamente políticos y democráticos» y una «total ausencia de violencia» para conseguir sus objetivos políticos. Plenamente realizado, este compromiso puede ser un paso fundamental para poner fin al último conflicto en Europa.

Tomamos nota de la expectativa de que los próximos meses pueden dar paso a una situación donde el compromiso por los medios pacíficos, democráticos y no violentos se convierta en una realidad irreversible. Para ello, hacemos un llamamiento a ETA para que apoye este compromiso declarando un alto el fuego permanente y completamente verificable.

Tal declaración, debidamente respondida por el Gobierno español, permitiría que los nuevos esfuerzos políticos y democráticos avancen, las diferencias sean resueltas y se alcance una paz duradera.

Fundación Nelson Mandela (con anexo de que el texto concuerda con el pensamiento de Mandela).

Desmond Tutu Nobel de la Paz. Sudáfrica.

Frederik W. De Klerk Nobel de la Paz. Ex presidente sudafricano.

Mary Robinson Ex presidenta de Irlanda.

John Hume Nobel de la Paz. Participó en los Acuerdos de Viernes Santo de Irlanda.

Albert Reynolds Ex primer ministro de Irlanda.

Jonathan Powell Jefe de Gabinete del ex primer ministro británico Tony Blair.

Nuala O'Loan Primera defensora del Pueblo en materia policial en el norte de Irlanda.

Raymond Kendal Ex secretario general de Interpol.

Betty Williams Nobel de la Paz por su labor por superar el conflicto en Irlanda.

Denis Haughey Asistente de John Hume.

Aldo Civico Director del Centro de Resolución de Conflictos Internacionales en la Universidad de Columbia.

Sheryl Brown Directora de Diplomacia Virtual, Instituto para la Paz de EEUU, Washington DC.

Andrea Bartoli Instituto de Resolución de Conflictos, Universidad George Mason, Washington DC.

Alan Smith Cátedra Unesco en Educación para la Paz, Universidad del Ulster.

Christopher Mitchell Investigación de Conflictos. Instituto para el Análisis y Resolución de Conflictos.

John P. Linstrot International Peace Research Institute, Oslo.

Hurst Hannum Profesor de Derecho Internacional. Tufts University.

Jon Etchemendy Administrador jefe académico en la Universidad de Stanford.

William Kelly Archive of Humanist Art.


Con la idiotez que caracteriza a la casta divina española no se les haga raro si pronto todos los firmantes de la declaración son acusados de pertenecer al "entorno".

Nota: Es importante señalar el que el propio Nelson Mandela avale esta declaración, especialmente después de las declaraciones de Ángela Murillo.





.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario