lunes, 27 de noviembre de 2006

Juegos Macabros

El fascismo español está engarzado en un juego macabro, la izquierda franquista representada por Zapatero juega a que está comprometida con el proceso de paz en Euskal Herria cuando en realidad hace todo lo que puede por descarrilarlo mientras que la derecha franquista representada por Rajoy sale a las calles a generar miedo y discordia para complicar aún más el panorama. Este artículo de La Jornada retrata la más reciente movida en este juego:

Rechazan PP y víctimas de atentados dialogar con ETA

Demanda la derecha española la renuncia de Rodríguez Zapatero

ARMANDO G. TEJEDA

Madrid, 25 de noviembre. Con gritos de "¡Viva España!" y "Zapatero, dimisión", decenas de miles de personas se manifestaron hoy por calles de Madrid para exigir el abandono del incipiente proceso de paz en el País Vasco. Bajo la convocatoria del derechista Partido Popular (PP) y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), la derecha española salió a la calle por tercera vez desde el alto del fuego permanente decretado por ETA para intentar destruir los cauces de diálogo para la pacificación del conflicto.

En el madrileño barrio de Salamanca, nicho tradicional de la derecha, la multitud reclamó al presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, que "dimita" o cambie su política de "rendición" ante "el terrorismo". En la protesta participaron el presidente del PP, Mariano Rajoy, y su secretario general, Angel Acebes, quien era ministro del Interior durante los atentados del 11 de marzo del 2004 en Madrid.

Los manifestantes portaban banderas españolas, muchas de ellas preconstitucionales (las que eran oficiales durante la dictadura fascista de Francisco Franco).

La cabecera de la marcha iba precedida por una pancarta que rezaba "Rendición en mi nombre, ¡no!", que sujetaban algunas víctimas de atentados etarras que pertenecen a la AVT, la asociación más beligerante con el proceso de paz y que, por sus postulados, ha secundado la estrategia del PP para hacerlo fracasar.

Las asociaciones convocantes consideran una "obscenidad" que se pretenda dialogar con "un grupo de terroristas", al proponer en cambio que el gobierno les "combata" con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y la justicia.

Cabe destacar que estas organizaciones y el PP, entonces en el poder, sí respaldaron las negociaciones entre el anterior presidente español, el derechista José María Aznar, con la cúpula de ETA, durante la cual se acercaron a cárceles del País Vasco más de 150 presos y permitió la repatriación de más de 200 "refugiados vascos".

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario