jueves, 30 de noviembre de 2006

Una Forma de Ser Ecologista

Iñaki Egaña nos ha enviado su más reciente escrito:

Esparza deja de ser español

Iñaki Egaña

El País de los vascos desaparece. La marea de la asimilación avanza, cambiando nuestra originalidad por esa cualidad de hombres y monos que se llama imitación. Pese al esfuerzo de estos últimos 40 años, no hemos pasado, ni mucho menos, la muga del no retorno que nos garantice la existencia futura. Con la globalización, naciones y lenguas como la nuestra desaparecerán como las ballenas o la Amazonía. Hoy, ser vasco es una forma de ser ecologista.

Desde el inicio de la conquista de Navarra, hemos ensayado todas las fórmulas de supervivencia con España. Ninguna de ellas ha frenado la pérdida de la lengua, territorios, cultura, derecho o idiosincrasia vasca. Con España, Francia y la American way of life, desapareceremos.

Sólo nos queda probar la independencia. La no dependencia. Ningún país se ha arrepentido de haberla logrado, sobre todo si se emancipó de España. Nosotros tampoco lo haremos. Nos sobran razones para ello.

Jose Mari Esparza Zabalegi comenzó a dejar de ser español en Tafalla, Navarra, poco después de nacer. Ni en las pláticas con sus abuelos, ni en los colegios de curas donde estudió, ni en la fábrica donde trabajó, halló argumentos que explicaran lo que sugería el Documento Nacional de Identidad que le endosaron. Fue uno de los fundadores del grupo cultural Altaffaylla y desde ahí comenzó a investigar y a editar sobre la guera civil. La popular obra Navarra 1936. De la Esperanza al Terror, fue su mejor escaparate para conocer la esencia de la España dominante.

Desde 1989 trabaja como editor. Actualmente dirige la editorial Txalaparta en la que ha editado varios libros. Ha rebuscado afanoso por la derecha y más por la izquierda, y lejos de encontrar el lazo de su españolidad, se ha convencido de una perogrullada: sólo la independencia hace libres a los seres y a los pueblos. El investigar, el viajar, el editar y, sobretodo, el vivir día a día en el territorio colonial de Navarra, le ha llevado a exponer estas cien razones. Un botón de muestra.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario