lunes, 3 de julio de 2006

Museo de la Diáspora

Ya sea que se haya emigrado por motivos económicos o políticos, la diáspora vasca esta presente en muchos rincones del mundo. De acuerdo con esta nota publicada en Deia se planea un museo la historia de la emigración vasca:

El Gobierno vasco proyecta crear un Museo sobre la Emigración y el Exilio

Visitarán los ya existentes en las ciudades más importantes de Europa y también de América

Nekane Lauzirika 

El pacto de gobierno de esta legislatura contempla la creación de un Museo de la Emigración y Exilio Vasco. Aunque la iniciativa se halla aún en proyecto cuenta ya con el visto bueno de los tres partidos del Gobierno, PNV, EA y EB, y en breve, según ha podido saber este periódico, responsables del Ejecutivo iniciarán las visitas para conocer los proyectos más importantes de estas características que estén funcionando en Europa y América.

La puesta en marcha de este museo, «servirá para tener presente a nuestros antepasados y también para que no se olvide nuestra historia más recientes; es necesario que recuerde la historia para que los errores no se vuelvan a cometer».

La creación del Museo pondrá el broche a un amplio abanico de iniciativa de la Dirección de Relaciones con las Colectividades Vascas que lleva años trabajando en un proyecto de recuperación de los documentos que se han editado en América en los últimos cien años. El proyecto consta de la digitalización de 134 revistas que se han editado sobre los vascos en América. «Este trabajo que estamos desarrollando desde hace cuatro años supone un gran esfuerzo y servirá para que los investigadores puedan tener material suficiente y a mano sobre lo que ha sido la emigración del siglo pasado», explica Josu Legarreta, director de Relaciones con las Colectividades Vascas del Gobierno vasco.

En el III Congreso sobre las Colectividades vascas celebrado en 2003 se publicaron ya quince tomos sobre todos los Centros Vascos. En la segunda fase de los trabajos se encuentra la digitalización de las revistas; actualmente se hallan preparando la digitalización de todos los periódicos de América del entorno de los centros vascos. «Noticias, fotos, anuncios, esquelas. Todo lo que hace referencia a las Euskal Etxeak en los últimos cien años. Así tendremos en las revistas la opinión de los vascos y en los diarios lo que los demás opinaban de los vascos», apostilla Josu Legarreta.

Estas tres fases del proyecto se completarán con el futuro Museo de la Emigración y el Exilio Vasco que albergará la documentación existente en todo el mundo acerca de los vascos. «Será un importante instrumento para los estudiosos del tema; para personas que quieren saber la historia de sus mayores y también para sienten curiosidad, ya que la documentación será de una dimensión extraordinaria».

En el IV Congreso de las Colectividades Vascas que se celebrará en julio de 2007 se publicarán las revistas y dentro de la colección de libros una investigación sobre la Federación de Centros Vascos de EE.UU. de la NABO, la historia de los vascos de Sidney, la del centro Vasco de Valparaiso, y la del ''Euskalerria'' de Montevideo cuyo autor es Xabier Irujo.

En este Congreso Mundial se editarán entre 25 y 30 DVD. «Hasta ahora hemos digitalizado 250.000 páginas y todavía queda mucho trabajo por delante. Se trata de facilitar el trabajo a los investigadores y estudiosos de los vasco», explica el investigador vasco-uruguayo Alberto Irigoyen, quien se encuentra inmerso junto a Adriana Patrón en este ambicioso proyecto.

Estos dos amantes de la historia de Euskal Herria acaban de regresar de La Habana donde han permanecido una semana digitalizando toda la información existente de los vascos en el exilio cubano. «En una semana hemos sacado cerca de 32.000 fotografías. Esto da una pauta de la magnitud de los archivos encontrados», explica Alberto Irigoyen, autor de novelas históricas de contenido vasco, quien se muestra entusiasmado con el proyecto de recopilación que está lleva a cabo.

"Mi abuelo era vasco. De ahí me viene el gusto por estos temas. Falleció cuando yo tenía once años y entonces se cortó el vínculo. Pero me dejo una biblioteca y su archivo. Y eso fue para mí como para Cervantes sus libros de caballería. La lectura aumentó mi interés por lo vasco y continúe investigando. Hasta que llegó un punto en que me invitaron a escribir lo que sabía. En 1999 obtuve el premio Andrés de Irujo por el trabajo ''Laurak Bat de Montevideo, el primer centro vasco del mundo'', explica, con cierto sonrojo, Alberto Irigoyen.



.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario