miércoles, 13 de agosto de 2003

Defendiendo la Ikurriña

En La Jornada hoy:


Prohíbe el gobierno del País Vasco una protesta de la izquierda nacionalista

Argumenta que la manifestación contra el lábaro español está vinculada con la coalición

Armando G. Tejeda

El gobierno vasco, presidido por el nacionalista moderado Juan José Ibarretxe, prohibió hoy nuevamente una manifestación convocada por el entorno de la izquierda nacionalista vasca, el próximo viernes, para rendir homenaje a la ikurriña (la bandera vasca) en el día de la patrona de Donostia (San Sebastián).

La Consejería de Interior vasca argumentó en que la convocatoria de la protesta fue hecha por personas "claramente vinculadas con Batasuna", la coalición recientemente ilegalizada por el gobierno del derechista José María Aznar -militante del Partido Popular- y la principal fuerza opositora, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

En los autos judiciales de Baltasar Garzón, magistrado de la Audiencia Nacional española, éste proscribió en febrero pasado cualquier manifestación "impulsada e inspirada" por esta formación política.

Las consecuencias de la manifestación del domingo pasado en San Sebastián, convocada bajo el lema "No apartheid-Autodeterminación", durante la cual hubo consignas de apoyo al grupo armado vasco ETA y tres encapuchados quemaron una bandera española, aplaudidos por los manifestantes, se reflejaron en la decisión adoptada hoy por el gobierno vasco, que prohibió una marcha que tradicionalmente se ha llevado a cabo en el País Vasco, ya que el 15 de agosto se rinde homenaje a la virgen patrona de la localidad.

Como ha sido habitual en años recientes, los simpatizantes y militantes de la izquierda abertzale (nacionalista) solicitaron la autorización para izar la bandera vasca, como símbolo de protesta ante la "exaltación de la bandera española" que hace ese día el ayuntamiento, que también iza las insignas vasca y europea.

En una escueta nota, el consejero de Interior vasco, Javier Balza, sostuvo que la convocatoria fue solicitada el fin de semana pasado por un ciudadano "sin aparentes vinculaciones con Batasuna", pero que "la convocatoria pública de la misma fue en realidad realizada por dos personas claramente vinculadas con Batasuna", en referencia a Iñigo Balda, ex concejal de Batasuna del ayuntamiento, y Araitz Zubimendi, diputada de Sozialista Abertzaleak, las siglas que sustituyeron en el Congreso vasco a la coalición proscrita.

Según el gobierno vasco, la manifestación del próximo viernes podría derivar en "incidentes del tipo de los ocurridos el domingo anterior", en referencia a la quema de la bandera española y los gritos de apoyo al grupo armado, que están tipificados como delitos de ultraje a los emblemas nacionales y exaltación del terrorismo.

Balda respondió a la prohibición del gobierno vasco con una advertencia: se "izará seguramente la bandera española en el ayuntamiento, por lo que llamo a acudir al mediodía a las inmediaciones" de ese lugar "para homenajear a la ikurriña y mostrar el rechazo a la bandera española".

Ante la sistemática prohibición de sus convocatorias, la ilegalizada Batasuna emitió un comunicado en el que advierte que la izquierda abertzale y "toda iniciativa que reivindica la superación del actual escenario antidemocrático, demanda compartida por la mayoría social y política del país", es blanco de "persecución" por parte del gobierno español, el PSOE y el gobierno vasco, formado por el Partido Nacionalista Vasco, Eusko Alkartasuna e Izquierda Unida-Esker Batua.





.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario