sábado, 30 de noviembre de 2002

¡Nomás Eso Faltaba!

Les compartimos esta nota publicada en La Jornada, lean bien, es alucinante hasta donde puede llegar Baltasar Garzón en su exacerbado protagonismo:

El fiscal general de España, Jesús Cardenal, envió este viernes un documento al juez Baltasar Garzón, de la Audiencia Nacional, en el que indica que el Parlamento vasco no delinquió al no suspender a la coalición Batasuna (considerada el brazo político de la organización separatista vasca ETA).
Cardenal, en un texto de seis folios, señala que la suspensión de Batasuna, decretada por Garzón el 26 de agosto pasado al considerar al partido como parte del entramado de ETA, no implica automáticamente la disolución de su grupo parlamentario, por ser entidades diferentes.
Garzón solicitó a la Fiscalía General del Estado, el 14 de noviembre pasado, que decidiera si debe actuar contra los miembros de la directiva del Parlamento vasco que se negaron, el 17 de septiembre pasado, a acatar el auto de suspensión de la formación independentista radical.
"No se estima procedente la iniciación de acciones penales" contra ellos, ya que la presidencia de la Cámara de Vitoria no cometió delito de desobediencia, respondió en su escrito el fiscal general del Estado.
Por su parte, el vicepresidente primero de la directiva del Parlamento de Vitoria, el legislador de Eusko Alkartasuna Gorka Knorr, manifestó su "satisfacción" por la decisión de Jesús Cardenal y calificó los autos del juez Garzón como "chapuceros", razón por la cual el fiscal general se vio obligado a desautorizarlos, indicó.
"Siempre hemos pensado que toda la doctrina jurídica apoyaba la tesis de que la suspensión del grupo parlamentario de Sozialista Aberzaleak era más que dudosa, tenía un anclaje jurídico más que dudoso", indicó el parlamentario.
Por último, reiteró su convicción de que la fiscalía general actuó en una posición muy correcta en la defensa de los derechos parlamentarios y de la institución.
Por otra parte, un presunto miembro de ETA fue detenido hoy por la tarde cerca de Langon (Gironda, suroeste de Francia), informaron fuentes policiales.
El hombre fue arrestado luego que sufriera un accidente de tráfico. Cuando los gendarmes llegaron al lugar del percance, el individuo, que se encontraba herido, gritó "ETA", y afirmó que era vasco. Según las mismas fuentes, llevaba un arma consigo.
La policía judicial de Burdeos y la Dirección Nacional Antiterrorista se hicieron cargo de la investigación. El hombre, al que tratan de identificar, se encuentra hospitalizado, según la prefectura de Gironda.


Increíble pero cierto, existe la honrosa excepción a la regla en la pocilga que es el sistema de justicia español




.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario