lunes, 3 de agosto de 2015

Pacto Contra Natura

El PNV sabe muy bien, dado el historial del PSOE, que pactar con los sociatas es pactar con quienes se oponen a aceptar que siquiera existe algo llamado de Euskal Herria.

El cálculo entonces no beneficia en nada al pueblo vasco, pero por lo menos desenmascara a un PNV que apuesta por el colaboracionismo ante la insistencia por parte de Madrid de negar la autodeterminación de sus colonias europeas.

De lo espurio de dicho pacto nos habla este artículo en Naiz:


El parlamentario de EH Bildu y secretario general de EA, Pello Urizar, ha acusado al PNV de actuar como «contención al independentismo», un objetivo que, a su juicio, está detrás del acuerdo suscrito con el PSE. Además, ha destacado que será la militancia jeltzale la que empujará a su partido hacia la vía soberanista porque «Madrid, antes o después, defraudará».

En una entrevista concedida a Europa Press, Urizar ha afirmado que espera que los catalanes en las elecciones del próximo 27 de setiembre opten por la independencia y ha destacado que la sociedad vasca «tiene que hacer su propio recorrido».

«Y algunas formaciones estamos dispuestas a ayudar o a ser parte de ese recorrido, sin buscar protagonismos innecesarios, pero sabiendo que nos toca un papel. Otras formaciones que se autodenominan abertzales o que dicen que uno de sus objetivos es la independencia de Euskal Herria están ahora mismo en una fase contraria», ha aseverado.

De esta forma, se ha referido al PNV que, a su juicio, «está claramente en una fase de contención del independentismo». «Y el acuerdo con PSE tiene ese objetivo de contener al independentismo y trasladar que, con acuerdos puntuales con Madrid, se puede conseguir más, lo suficiente», ha apuntado.

Por ello, ha indicado que a EH Bildu le va a «tocar trabajar en sentido contrario, sabedora de que, al final, la ultima palabra la tendrá la ciudadanía vasca» y que tiene que trabajar para conseguirlo.

Además, ha afirmado que el objetivo de «atraer al PNV al área soberanista no le toca» a EH Bildu, sino a la propia militancia y bases de la formación jeltzale, que «serán las que decidan a dónde tiene que ir».

«Nosotros sí creemos que parte de esa base social del PNV es soberanista», ha indicado, para señalar que la dirección del partido, sin embargo, «está promoviendo ahora otras vías, otros acuerdos». «No sé si es el típico movimiento pendular del PNV y estamos, de nuevo, en una nueva etapa ‘Ardanza bis’, que es lo que parece que buscan Andoni Ortuzar e Iñigo Urkullu», ha añadido.

No obstante, cree que serán las bases de la formación jeltzale las que deban «iniciar, antes o después, ese proceso soberanista». «Y eso llegará porque, si algo nos enseña la historia, es que Madrid defraudará y no cumplirá lo que pacta. Nosotros podemos recordar que todavía tenemos el Estatuto de autonomía sin completar», ha dicho.

En su opinión, este episodio se repetirá en el futuro «porque todavía hay una visión centralista de lo que tiene que ser España». «Más allá de las palabras y más allá de los acuerdos que se puedan dar, antes o después Madrid defraudará y, entonces, vamos a tener que buscar la única alternativa que tenemos, que es iniciar un proceso propio y llevarlo hasta el final como están haciendo los catalanes», ha manifestado.

«El pueblo catalán tiene más que ganar que perder con este proceso porque la alternativa es que, poco a poco o mucho a mucho, dependiendo de quién esté en Madrid, se vaya cercenando los derechos que, como pueblo y como ciudadanía tenemos, incluso aquellos que están pactados y acordados», ha señalado.

Ponencia de autogobierno

Pello Urizar se ha mostrado convencido, además, de que «durante la siguiente fase de la ponencia de autogobierno» del Parlamento de Gasteiz, que arrancará a partir del próximo mes de setiembre, se verá «cómo se van a ir aproximando las posiciones del PNV y del PSE».

No obstante, cree que no habrá «nada concluyente» al respecto hasta que haya «una fotografía clara de lo que van a deparar las próximas elecciones generales». «Hasta entonces, cada uno puede lanzar sus propios mensajes para reforzar a su propio electorado y a su propias bases, pero no veo al PNV incómodo dentro de un Estado federal, mientras, de alguna manera, se satisfagan esas peticiones de reconocimiento del hecho diferencial», ha indicado.

Urizar ha mostrado sus «dudas» sobre la posibilidad de que surja un nuevo estatus de esa ponencia en esta legislatura y ha subrayado que, en todo caso, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ya ha dado «pistas» de lo que pretende del acuerdo parlamentario que busca, como son«el reconocimiento del hecho diferencial vasco y el derecho a la consulta como herramienta, pero sin posibilidad de desarrollar luego esa decisión tomada en esa consulta». «No es el derecho a decidir y el matiz es importante. Desde luego, a mí me parece insuficiente», ha manifestado.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario