lunes, 10 de enero de 2011

El Franquismo Cierra Filas

 
 
Lo sincronizado de la respuesta nos indica que ya la tenían preparada desde antes y que Juan Carlos Borbón ya había distribuido entre sus títeres en los partidos políticos el script con la respuesta ante un el peligro inminente de que ETA declarara un cese el fuego acorde con lo exigido por los mediadores internacionales a los cuales el régimen español no les guarda ningún tipo de respeto.
Así que como loros entrenados, los miembros de élite de las cúpulas del PSOE, el PP y hasta el furgón de cola que es IU han salido a defender la sacrosanta unidad de España cayendo incluso en actitudes que pueden ser consideradas contrarias a las que exigen los convenios internacionales en materia de mediación en conflictos políticos como el que enfrenta al pueblo vasco con los estados francés y español.

Aquí los dejamos con las tristes declaraciones de quienes apuestan por perpetuar la violencia iniciada por Francisco Franco y sus esbirros desde 1936 en esta nota publicada en inSurGente:
 
Coincidencia de PSOE, PP e IU al calificar el anuncio de alto el fuego de ETA

Especialmente duro fue el eurodiputado de IU y dirigente del PCE, Willy Meyer.

PSOE

El mandatario vasco, Patxi López, ha comenzado su intervención en euskera, para a continuación valorar el comunicado como "un triunfo de la democracia y una conquista de la libertad, también de la presión social" ejercida sobre la organización terrorista el hecho de que los terroristas anuncien que "no matarán mañana".

El dirigente socialista ha asegurado, no obstante, que el tiempo de "las treguas condicionadas ha pasado", por lo que ha urgido a la banda y a su entorno que renuncien a lograr sus objetivos políticos jugando con "su final". "Los vascos ya no se conforman con respiros bajo vigilancia, quieren respirar la libertad a pleno pulmón sin la tutela criminal de nadie", ha completado.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, celebrada en el Palacio de Ajuria Enea, en Vitoria, López ha reiterado que el comunicado no es "el esperado por nadie", el de la desaparición de la banda. Según el lendakari, es un comunicado que tiene su importancia y que "nos acerca más hacia el final del terrorismo", pero es claramente "insuficiente", porque no habla ni de entrega ni de abandono de las armas por parte de los terroristas.

"ETA ha empezado a asumir que su final es evidente, pero esto no es su final definitivo. Nada le debemos a ETA, sino que son ellos los que nos deben por décadas de sufrimiento", ha pronunciado Patxi López. Por esa experiencia y por esos azotes sangrientos del pasado, el lendakari ha reclamado "responsabilidad, firmeza y cautela" tanto a los partidos políticos como al conjunto de la ciudadanía.

"Si ETA pretende seguir tutelando las decisiones políticas que solo le pertenecen a los ciudadanos, no lo vamos a permitir, y como lendakari, no les voy a permitir que sean ellos los que digan que van a tutelar el futuro político de la sociedad vasca", que decidirán las instituciones políticas vascas sin condiciones.

"El final del terorrismo no admite ni adjetivos ni tutelas", ha dicho muy firme el dirigente vasco, quien ha avisado a ETA que "no es ni el guardián de la democracia ni del pueblo vasco".

Ha terminado haciendo un llamamiento a la sociedad vasca, sobre todo a quienes acudieron el pasado sábado a la marcha en Bilbao reclamando cambios en la política penitenciaria y el acercamiento de los presos etarras a cárceles vascas, para que "exijan el final de ETA y le nieguen el carácter de agente político". El principal mensaje que le debemos dirigir a los terroristas "es que no valen medias tintas, es asumir el Estado de Derecho y poner fin a la lucha de una vez por todas".

PP

El PP ha acogido con escepticismo el comunicado de ETA en el que declara un alto el fuego permanente, que ha considerado una "pausa" en la actividad terrorista, y ha dejado claro que no admitirá que la banda imponga condiciones a la paz ni cualquier tipo de intervención de mediadores internacionales.

Así lo ha señalado en rueda de prensa la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tras la reunión del Comité Ejecutivo de su partido, en la que se ha analizado el comunicado de la banda y se ha decidido darle la misma respuesta que a la tregua anunciada en 2006.

De este modo, De Cospedal ha reproducido el comunicado que el 22 de marzo de 2006 leyó el presidente del PP, Mariano Rajoy, tras el anuncio de ETA en esa fecha, pero después ha insistido en que su partido seguirá siendo "igual de exigente que de constructivo", aunque no admitirá que "alguien imponga condiciones a la paz", como la autodeterminación, ni "cualquier tipo de intervención de mediadores internacionales".

Según la dirigente popular, hoy nadie entendería "una cesión política después de tantos años matando, ni una negociación a cambio de un objetivo político".

El PP solo aceptará un comunicado que anuncie la disolución de la banda y el fin de sus actividades criminales, ha dicho De Cospedal antes de advertir de que su partido estará "muy vigilante" en el próximo proceso electoral de mayo en el País Vasco para "impedir por todos los medios que ETA y cualquier formación filoterrorista se presente a las elecciones" municipales y forales.

ETA ha dado a conocer a mediodía de hoy un comunicado en el que ha declarado un alto el fuego permanente, de "carácter general" y "verificable internacionalmente", como "compromiso firme" con "un proceso de solución definitivo y con el final de la confrontación armada".

Hoy, casi cinco años después del anuncio de la tregua de 2006, el PP asume íntegramente el comunicado que leyó Rajoy en esa fecha y reitera que lo único importante es lo que todavía no se ha producido: la disolución de ETA y el fin de la violencia.

Por ello, cree el PP que el comunicado de hoy vuelve a ser una "pausa" y que, una vez más, ETA no renuncia a la actividad criminal, no se arrepiente de nada y no pide perdón a las víctimas.

Todo lo que ha ocurrido desde 2006, ha subrayado la número dos del PP, reafirma que "lo único válido para acabar con los terroristas es la acción del estado de derecho".

A su juicio, la esperanza de la sociedad vasca "no radica" en ningún comunicado, sino en la acción de las fuerzas de seguridad, de la Justicia, de administración penitenciaria, de la colaboración internacional y de un estado democrático.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha estado en contacto con los responsables del PP desde la publicación del comunicado, pero De Cospedal ha negado que el también vicepresidente primero del Gobierno haya ofrecido al partido de la oposición manifestar una posición común sobre la declaración de ETA.

Ha querido insistir De Cospedal en que la actitud de su partido "seguirá siendo la de hasta ahora: exigente y constructiva" y en que exigirá que "cualquier comunicado que no sea para anunciar su disolución y abandono de las armas no vale".

"De ninguna manera" aceptará el PP la negociación con la banda, porque sería decir que el terrorismo vale como instrumento para hacer política" y "eso es inadmisible", ha apostillado.

Sobre la opinión de Rubalcaba de que el anuncio de ETA no era una maña noticia, De Cospedal ha indicado que cualquier día sin acciones criminales es "una buena noticia", pero "todos esperamos de ETA que anuncie su disolución".

Al igual que en esa reacción del PP de 2006, hoy este partido ha mostrado su disposición a colaborar con el Gobierno para derrotar al terrorismo en el marco del Pacto por las libertades.

IU

Izquierda Unida considera que el comunicado de hoy de ETA no es el que se espera de ella y, así, su coordinador general, Cayo Lara, ha señalado que sólo se aguarda uno que diga que el alto el fuego es irreversible, mientras que su eurodiputado, Willy Meyer, lo ha calificado de "decepcionante".

Lara y Meyer se han referido así al comunicado difundido a través del diario Gara en el que ETA declara "un alto el fuego permanente, general y verificable internacionalmente como compromiso firme" con "un proceso de solución definitivo y con el final de la confrontación armada".

En rueda de prensa, el coordinador de IU ha señalado que el único comunicado posible es aquel que hable del alto el fuego de manera que sea "irreversible" la decisión de ETA y "verificable" el fin de la violencia y la puesta de las armas encima de la mesa.

Ha reiterado la posición política de IU y ha recordado que nunca han considerado que la ley para ilegalizar partidos era la que resolvía los problemas de la lucha contra el terrorismo de ETA.

En este sentido, ha dicho que Batasuna está dando pruebas suficientes de denuncia y condena de la violencia, pero lo que hace falta es que "presione suficientemente a ETA para que abandone definitivamente las armas".

Tras comentar que no sabe si este es un comunicado más de la banda terrorista, ha remachado que IU seguirá manteniendo su posición "sin ningún tipo de dudas".

Por su parte, Meyer, en declaraciones a Efe, ha calificado de "decepcionante" el comunicado porque ha dicho que todo el mundo esperaba que anunciara su disolución definitiva.

Ha considerado "inadmisible" que ETA siga pretendiendo tutelar el proceso político vasco y ha dicho que el comunicado "no aporta nada en lo sustancial".
 
 
°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario