sábado, 26 de noviembre de 2005

Diáspora Vasca y Solución

Esta nota aparece hoy en Euskal Diáspora:

La Diáspora Vasca en la Solución del Conflicto

Dice bien una artículo de GARA: «La comunidad internacional es invocada como un factor clave a la hora de abordar los procesos de resolución de conflictos. Basta mirar cómo se fraguaron los acuerdos en Timor Oriental, El Salvador, Palestina, Guatemala, Sudáfrica e Irlanda, entre otros, para caer en la cuenta del importante papel desarrollado en estos procesos por personas o entidades ajenas, siquiera en lo geográfico, al escenario de confrontación».

La diáspora vasca es una parte de esa "comunidad internacional». Su posibilidad de hacer lobby, de generar consenso es muy importante. Tanto como la colectividad irlandesa en EEUU para el conflicto de Irlanda, hoy en vías de solución. «De la importancia de extender la red de amigos cara a encauzar procesos de solución que gocen del apoyo de la comunidad internacional dan fe, en lo que a los vascos y vascas se refiere, las mil y una piedras en el camino que las autoridades españolas y francesas se han encargado de sembrar con el fin de ocultar y hasta negar los esfuerzos en la búsqueda de una paz justa y duradera».

Entonces ¿qué hacer? La diáspora, en principio, debe asumir su compromiso. Sus instancias organizativas debe entender que su función cultural, comercial, social, son desbordadas por esta realidad, y que no pueden permanecer indiferentes o inactivas frente al drama vasco, hablando al mismo tiempo de Euskal Herria o, peor aún, haciendo negocios en su nombre.

Las euskaletxeas no son un mero club social, ni por su origen, ni por lo que representan. No fueron creadas sólo para el fandango, el mus y el vino en bota. La ley que le impuso el Gobierno de la CAV no debe ser un corset para domeñarlas, al menor no hay que aceptarlo así. Hay que quitarles las telarañas con que las envolvieron las ideas más conservadoras, «apolíticas», y devolverlas a la vida. Si ayer pudieron hacer política, puestas al servicio del Departamento de Estado norteamericano y el FBI por el lehendakari Agirre, hoy deben volver a hacerlo, para ponerse al servicio de Euskal Herria.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario