sábado, 4 de diciembre de 2004

En España Se Reprime a Periodistas

Este artículo ha sido publicado en La Jornada:

Un juez confirma las acusaciones de que los informadores pertenecen a ETA

Amplio apoyo en Madrid a periodistas de Egunkaria, diario vasco clausurado

El ex director del rotativo ratifica denuncia de que fue torturado por la Guardia Civil

ARMANDO G. TEJEDA | CORRESPONSAL

Madrid, 3 de diciembre. El cierre del diario vasco Euskaldunon Egunkaria y el proceso judicial de seis de sus directivos por el supuesto delito de pertenencia a organización terrorista congregó hoy en Madrid a destacadas personalidades de Euskadi y de Cataluña, que acudieron a la sede de la Audiencia Nacional de España para apoyar a los seis periodistas acusados de pertenencia a ETA.

La clausura en febrero de 2003 del único periódico escrito en lengua vasca suscitó un profundo malestar en diversos sectores del País Vasco, desde el gobierno autónomo, las principales fuerzas sindicales y la mayoría de los partidos políticos hasta miles de ciudadanos, que expresaron su indignación en varias manifestaciones multitudinarias.

Casi dos años después del cierre del rotativo, Juan del Olmo, juez de la Audiencia Nacional, entregó hoy a los imputados el auto de procesamiento en el que confirma las acusaciones por el delito de pertenencia a organización terrorista. Los procesados son Martxelo Otamendi (ex director de Egunkaria), Txema Auzmendi, Joan Mari Torrealdai, Iñaki Uria, Xabier Oleaga y Xabier Alegría, quienes de ser encontrados culpables podrían sufrir condenas de hasta 12 años de cárcel.

De los acusados, únicamente Xabier Alegría permanece en prisión, a la espera de la celebración del juicio oral; el resto de los imputados fue puesto en libertad bajo fianza.

Ante lo que consideran un "ataque sin precedente" a la cultura y a la lengua vasca, un nutrido grupo de personalidades acompañó a los procesados antes de su comparecencia ante el juez, entre ellos el destacado líder del Partido Nacionalista Vasco (PNV) Xabier Arzalluz; el escritor Bernardo Atxaga; la parlamentaria de Eusko Alkartasuna Begoña Lasagabaster, el presidente de la organización pacifista Elkarri Jonan Fernández; la parlamentaria de la izquierda abertzale (nacionalista) Jone Goirizelaia; el líder de Aralar, Patxi Zabaleta; el dirigente de Esker Batua, Antón Karrena; los sindicalistas Rafe Diez y Joxe Elorrieta, así como de representantes de la formación catalana Esquerra Republicana de Cataluña.

Tras su comparecencia ante el juez Del Olmo, los ex directivos de Egunkaria leyeron un comunicado en el que señalaron: "No vamos a desgañitarnos proclamando nuestra inocencia. La sociedad vasca, su inmensa mayoría, sus ciudadanos, las organizaciones políticas, sociales, sindicales, culturales, mediáticas, eclesiásticas, las instituciones, con su elocuente y reiterada denuncia de la operación de violenta clausura de Egunkaria y de apoyo a los procesados, lo han dicho ya hasta la saciedad".

Afirmaron que "con el cierre de Egunkaria se atentó contra un proyecto fundamental en la normalización del euskera y un esfuerzo colectivo de consenso e integración social. Se atentó contra el derecho fundamental de expresión e información. A nuestro entender aquí no hubo más delito que el que se cometió cerrando el único diario existente hasta ese momento en euskera, deteniendo, maltratando y torturando a los responsables de la empresa editora y a los directivos del periódico", agregaron en su declaración.

Arzalluz, ex presidente del PNV criticó la operación judicial contra el rotativo, ya que, según él, demuestra que "esta democracia es de muy baja calidad" y calificó el cierre del diario como "un atropello jurídico".

El ahora director del periódico Berria, Martxelo Otamendi, denunció irregularidades y torturas durante el proceso judicial contra Egunkaria, las cuales detalló a un grupo de legisladores en la sede del Congreso de los Diputados de Madrid antes de acudir a la Audiencia Nacional. "Las acusaciones se basan en una serie de informes de la Guardia Civil que intentan probar la tesis de que nosotros somos de ETA, si bien, al no poder probarlo, entonces se intenta establecer la versión de que trabajamos en connivencia con ETA. Pero, ya la última acusación, el juez no dice ninguna de estas dos acusaciones, al sostener ahora que hemos fundado una asociación ilícita que trabajaba en coordinación y en subordinación con ETA", explicó Otamendi.

Advirtió del riesgo que corren ante la apertura del juicio, al explicar que "si finalmente nos condenan por los delitos que se nos imputan podríamos recibir penas de hasta 12 años de cárcel.

Por eso intentamos alertar a la sociedad de que hay muy pocas probabilidades de que la condena sea absolutoria, pues querrá decir que el PP, la Audiencia Nacional y la Guardia Civil han hecho un gran ridículo que no tiene ninguna justificación".

El periodista vasco confesó que nunca se imaginó que se fuera a cerrar el rotativo y, además, la Guardia Civil fuera "capaz de torturar a un directivo de un diario".

"La noche que me detienen llegué a casa y alrededor de la una de la madrugada llegó la Guardia Civil, tumbó la puerta y me aprehendieron. Las torturas las aguanté y punto, a pesar de haber sufrido insultos homofóbicos por mi condición de homosexual. Por ejemplo, en un momento de las torturas me dicen que han hablado con mis amigos y ya saben cuál es la posición sexual que más me gusta. Después me desnudaron y me obligaron a ponerme en una postura sexual concreta durante varios minutos. Y eso fue muy humillante", agregó.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario