sábado, 2 de enero de 2016

Jornada de Ayuno de la ANC

Hoy sábado 2 de enero es una fecha decisiva para Catalunya pues la CUP por fin emitirá su decisión final con respecto a la investidura de Artur Mas al frente de la Generalitat.

Para muchos, este impasse en el proces se ha alargado demasiado y piensan que de hecho está erosionando el empuje independentista que se ha ido construyendo desde hace cuatro años, descarrilando lo logrado el 27S.

En ese contexto les presentamos esta nota publicada en Naiz: 

Miembros de la ANC inician un ayuno para presionar a «todos» los partidos soberanistas
El objetivo de esta iniciativa es «recoger la reivindicación» de los votantes qu dieron un mandato claro a favor de la independencia de Catalunya el 27S.
Unos 70 miembros de la ANC han empezado este sábado un encierro y ayuno de 24 horas en la Escola Pia Nuestra Señora de Barcelona para exigir la formación de un gobierno en Catalunya y han asegurado que no quieren presionar a nadie en concreto sino que quieren presionar a «todos» los partidos soberanistas.

Los portavoces de la movilización, Àngels Piñol, Víctor Cucurull y Ignasi Faura han explicado que el problema no es de nadie en concreto sino de todos en general y, por eso, quieren dar «un toque de alerta».

Folch ha expresado que quieren pedir a los partidos que establezcan «un acuerdo sólido y no puntual, para formar un gobierno fuerte» que haga posible la independencia.

Faura ha dicho que no les preocupa la CUP, sino que les preocupa que el día 9 de enero haya un gobierno: «Esa es nuestra única preocupación», y ha considerado que ese es el día decisivo para Catalunya.

Por su parte, Cucurull ha subrayado que esta acción es simbólica y que durará 24 horas, y después esperarán a que se llegue a un acuerdo antes del día 9 de enero, pero ha añadido que si ese día no se ha conseguido formar gobierno «habrá muchas más acciones».

«No nos gusta la situación actual y no comeremos», ha dicho Cucurull, y ha explicado que están hartos de ver que se agotan los plazos y que no se avanza, por lo que ha considerado que los ciudadanos tienen la responsabilidad de exigir el acuerdo.

Los portavoces -que son miembros del Secretariado Nacional de la ANC- han asegurado que se trata de una «cuestión de dignidad nacional» y que la movilización es a título individual, y esperan que participen un centenar de activistas y unos veinte miembros del Secretariado Nacional de la ANC -que tiene 75 miembros-.

Además, Folch ha asegurado que en esta situación «urgencia», y en plenas fiestas, no tenían tiempo de preparar una movilización de la ANC, y por lo tanto han organizado esta acción ciudadana.






°