viernes, 14 de septiembre de 2012

Vizcainos


El que después de tantos años tanto vascos como catalanes continúen considerándose pueblos con el derecho a su autodeterminación y a la recuperación de su soberanía, pueblos que han sabido adaptarse al presente globalizado al tiempo que preservan sus rasgos identitarios; idioma, costumbres, tradiciones... le incomoda e indigna a los españolazos.

Pero esa identidad viene de años, siglos. Les presentamos esta nota publicada en Deia que nos habla de la presencia e identidad vascas en América:

Apasionada del americanismo, la historiadora y responsable de la Cátedra de Hispanoamérica en la Universidad de Deusto, Begoña Cava ha conseguido con su ilusión y su trabajo que el XV Congreso Internacional de la Asociación Española de Americanistas se esté celebrando en Bilbao
Nekane Lauzirika
"La presencia de los vascos en América es inmemorial. Desde el siglo XVI hasta la etapa contemporánea. Se ve la continuidad tanto de los apellidos como del protagonismo que han tenido los vascos en la historia desde los tiempos del Descubrimiento hasta el período actual, no solo a nivel empresarial, sino también en todo el tema político", reconoce la historiadora Begoña Cava, autora de numerosas publicaciones sobre esta materia.
Euskadi en los últimos 50 años ha sido receptora de inmigrantes, sin embargo la historia del Pueblo Vasco es la de un pueblo que emigra ¿Esto es palpable? ¿Se nota que emigramos en el idioma, el folclore, la toponimia, los apellidos?
Por supuesto. Además desde la doble lectura. A partir del siglo XVI ha habido presencia de vascos en América, y no digamos en el ilustrado siglo XVIII donde una mayoría de vascos y de toda la Cornisa Cantábrica pasaron a hacer sus américas. En etapas contemporáneas, el siglo por excelencia de esa emigración en masa ha sido el siglo XIX por diferentes factores: por el signo político, las Guerras Carlistas y por motivos económicos y el mayorazgo. Por tradición, el tercero de los hijos era el que emigraba. El primero se quedaba en el Caserío, el segundo se dedicaba a la milicia o la Iglesia y el tercero partía a América. Todos esos emigrantes han dejado su huella, algunos de forma anónima. Hay emigrantes de lujo y éxito de los que podemos dar muchas referencias históricas.
¿Por ejemplo?
En el siglo XVIII, en México, la familia de los Castañiza; podríamos dar una lista interminable de familias que ocupan y desempeñan unos puestos de auténtica élite y que son vascos o descendientes de vascos. Eso se trasmite hasta la actualidad en el mundo empresarial. Y quien dice en México, dice en Venezuela o dice en Argentina.
¿Comparando con otros pueblos, los vascos han trasmitido la identidad más o menos que otros?
Es cierto que desde el siglo XVI y en el XVIII de la Ilustración, la mayoría de los socios de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País fueron americanos. Esa especie de sello de identidad asociativo generó las cofradías, las Hermandades y luego ya en un tiempo más contemporáneo lo que denominamos las Euskal Etxeak que son pioneras en América como fórmulas de acogida, de cuidado, de hermanamiento y de solidaridad. Porque muchos de ellos morían, no todos triunfaban. El Laurat Bat de Buenos Aires, que es de las primeras de Argentina, se dedicaba a potenciar la lengua, la identidad, pero sobre todo prestaba ayuda al vasco que llegaba.
¿En qué países se nota más la impronta de los vascos? ¿O fue similar en todos los sitios?
Indudablemente en Argentina, Chile y Uruguay, pero también hay una presencia importantísima en México, en toda la zona Norte, en la de Torreón y el Estado de Jalisco. Asimismo mirando hacia el Pacífico en San Blas; hay un vínculo muy estrecho de capitanes mercantes que enlazaban con la vía del Oriente hacia Filipinas. En México hay una activísima presencia de los vascos.
Vascos hubo desde la 'Pinta', la 'Niña' y la 'Santa María'. ¿En América a los españoles se les llamaba gallegos, pero podrían decirles vizcainos?
Perfectamente. Con esa intencionalidad puse el título de mi mesa redonda Vizcainos en América. No con el ánimo de patrimonializar para los vizcainos, sino porque este término del siglo XVI en adelante englobaba hasta los navarros. Vizcainos eran los alaveses, guipuzcoanos, navarros y vizcainos. De hecho, las cofradías del XVIII tardío son cofradías de los vizcainos, aunque le pese a algún guipuzcoano, todos los vascos en América eran vizcainos.
¿Y la influencia de América en el País Vasco?
Es notable, por ejemplo, en la repatriación de capitales. En circunstancias políticas un poco complicadas, como tras la independencia de México, se repatrió mucho capital que se invirtió en el Ensanche de Bilbao o en propiedades inmobiliarias. Por otro lado, estaba el indiano, el emigrante con estatus que tenía el prurito de beneficiar a sus raíces por la vía de la Educación. La Fundación Aguirre creó y potenció la Universidad Comercial de Deusto con un legado de negocios e inversiones de un vasco que emigró a México.


Es curioso que una familia sea menos que conocida y estudiada en Euskal Herria; los Eguía Salot, originarios de Urretxu. Uno de sus miembros, Santiago, fue uno de los fundadores del Centro Vasco de México, mientras que su hermano, Joaquín, fue el director del Colegio de las Vizcaínas, institución creada por liberales "vizcaínos" para educar a sus hijas.



°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario