sábado, 25 de agosto de 2012

Previo a los Comicios

Mientras que Sorayita urge a las colonias a ser solidarias con la metrópoli, en la prensa internacional se publican vaticinios y pronósticos acerca de los posibles resultados en las urnas de la Comunidad Autónoma Vasca ante el anuncio de el pseudo ingeniero Francisco López de adelantar los comicios ante la pérdida total de legitimidad de su de por sí ilegítimo gobierno ante el desmoronamiento de los sociatas en el estado español.

Lean ustedes este texto publicado en Kaos en la Red:


Iñaki Urdanibia
Reflexiones ante el anuncio de López de que se adelantan las elecciones al 21 de octubre.

<< El sufragio universal es así el índice que permite medir la madurez de la clase obrera. No puede ser nada más, no será nunca nada más en el Estado actual; pero esto basta. El día en el que el termómetro del sufragio universal indicará para los trabajadores el punto de ebullición, sabrán tanto como los capitalistas lo que les queda por hacer>>
( Friedrich Engels, <<El origen de la familia, de la propiedad privada y del Estado>>, cap. IX )
 
<< Cuanto con más fuerza se desarrolla la democracia , más se someten los parlamentos burgueses a la Bolsa y los banqueros] En el Estado burgués más democrático, las masas oprimidas se chocan constantemente con la clamorosa contradicción entre igualdad formalmente proclamada por la “democracia” de los capitalistas y los miles de restricciones y subterfugios reales que hacen de los proletarios esclavos asalariados.>>
( Vladimir Illich Lenin, << La revolución proletaria y el     renegado Kautsky>> )
 

El lehendakari López, chapoteando desde hace tiempo, en especial desde que la muchachada del popular Basagoiti dejó de prestarle su apoyo frentista (por aquello de antes “roja que rota” y lo de <<una, grande y libre>>), chapoteando, digo, en la misma soledad que el portero, medio groggy, ante el disparo de un penalti; acompañado únicamente por sus consejeros propagandistas, dedicados en lo fundamental en campanearse de la maravillas que han hecho en la gestión del país, y lo genial que es su gran líder máximo, el nombrado López, ha decidido dejar de aprovecharse de su puesto gobernante y convocar elecciones adelantadas, ya que -según afirmó sin sonrojarse- habían cumplido ya con todo lo prometido en la campaña electoral, haber acabado con ETA (por cierto, el anucio de la organización armada le pilló de viaje en yankilandia ¡vamos más bien descolocadillo!) además de haber toreado con brío la crisis y haber defendido a capa y espada el estado del bienestar, o...¿el bienestar del Estado? Habría que ver qué opinan de estas afirmaciones los médicos, los pacientes, los profesores, los parados, los…
El caso es que para el 21 de octubre los ciudadanos vascos serán convocados a las urnas y ahí se plantean una serie de interrogantes aplicables a todas las elecciones que en el mundo son y no sólo a éstas que se le celebraran a nivel de la Comunidad Autónoma Vasca . Desde sus inicios las organizaciones anarquistas  llamaron a no participar en las lecciones que en cierto sentido son un engañabobos para tener contento al personal y hacerle creer que su voto / decisión es esencial para cómo vaya a funcionar el país; delegando con el voto la voluntad. Desde las filas del comunismo, en algunos tiempos se miraba con desconfianza el sistema electoral que no era más que un arma en manos de la ideología dominante y su clase; la participación en estas convocatorias podía ser útil siempre que fuesen beneficiosa del cara a  la necesaria acumulación de fuerzas. En los últimos tiempos varios son los renovadores teóricos del comunismo que consideran que participar en las condiciones actuales en el juego electoral no hace sino embellecer el sistema dominante: << la suspensión del antagonismo social pasa po el proceso electoral, en el que la jerarquía social es suspendida momentáneamente y el cuerpo social reducido a la pura mutitud que va a ser recontada>> (Slavoj Zizek) . Con ocasión de la últimas elecciones presidenciales francesas, tanto Alain Badiou como Jacques Rancière se pronunciaron por no participar  en ellas ya que no era el terreno adecuado, al menos en este momento, para fortalecer el impulso emancipador. Es más, ambos con diferentes tonos criticaron al candidato del Front de la Gauche(FG)  Jean-Luc Mélenchon ya que no hacía sino otorgar, con su participación en la contienda, legitimidad al sistema de consultas ,   y en cierta medida beneficiarse de él, convirtiéndose en cómplice de este juego adverso para los intereses populares; en el caso de Rancière se llegaba a insinuar que la postura del NPA(Nuevo Partido Anticapitalista) le parecía más coherente en sus cálculos con respecto al uso del recurso al parlamentarismo. Badiou, por su parte, viene subrayando desde hace tiempo que el sistema preferido y más adecuado para los intereses de las clases dominantes es lo que él denomina <<capital-parlamentarismo>>; es más, en el caso de las recientes revueltas en los países árabes destacaba que las elecciones no han servido más que para recomponer los mecanismos de poder que las movilizaciones habían puesto en entredicho hasta el borde de la fractura . Al no darse la necesaria acumulación de fuerzas populares guiadas por un claro horizonte emancipador (él habla de la <<hipótesis comunista>> o la <<idea del comunismo>>) las elecciones habían jugado el papel de la normalización posterior a los carnavales( la comparación es mía) : una vuelta al orden y que las interrumpidas relaciones de producción y el vacío de poder originados fuesen domesticados por nuevas camarillas, algunas de ellas con indiscutibles lazos con los depuestos dictadores. Hecho innegable, como innegable resulta que estas justas denuncias crujen en boca de quien no disimula, ni se desdice para nada, de su apoyo a regímenes tan poco democráticos y nada representativos  de los intereses populares y emancipadores como los de la República Popular China, el de los kmeres rojos en Camboya, o el de la Serbia de Milosevich, mantenidos en base a detenciones arbitrarias, encarcelamientos,  torturas y la eliminación física al por mayor de miembros de la oposición política o de miembros de  distintas etnias. Así, si las críticas al vacío e inautenticidad de las llamadas “democracias” resultan justas, también resulta justo decir que estos regímenes nombrados son la otra cara, francamente perversa y furiosa, de la demofobia ambiente, a pesar de las bellas palabras. A pesar de las diferencias esbozadas, las posturas de estos destacados filósofos, implicados en la lucha por la justicia, ambos parecen dar por buena la consigna que tan amplia relevancia adquirió en mayo del 68: Éléctions piège à cons ( elecciones, trampa para chorras), al menos en las circunstancias presentes. 
Volviendo al principio, al caso de Euskadi, no entraré a analizar la pertinencia de lo dicho para la situación vasca, ya que no hay dos casos, en política, a los que se pueda aplicar el mismo rasero tal cual, además de que en mi opinión resulta indudable que el caso vasco, hoy, tiene sus singularidades ya que parecen anunciarse otras vías posibles frente a los políticos “profesionales” que viven, y medran, de dicha ocupación, dando por oro de ley las reglas de juego establecidas( de boquilla se dirá que por los partidos democráticos, pero de hecho por estos cumpliendo los intereses nada democráticos de los empresarios y otros poderes fácticos que dominan desde la sombra, y desde el sol también) y volcándose en grandes infraestructuras costosísimas y de dudoso interés para el pueblo ( incineradoras, TAV, superpuerto, extensión del Topo, al que sus promotores han bautizado como “Metro”, etc.) e indudable interés para empresas constructoras y para uso y disfrute de minorías relacionadas con los negocios y con la pela, como muestra por ejemplo el caso del TAV; suponiendo tal primacía  del hormigón un despilfarro además de una agravamiento de la situación de los más desprotegidos(jóvenes, mujeres, parados, emigrantes, hipotecados y demás) que ven cómo para ellos no queda ni una mísera limosna mientras que para dichas obras (que se anuncian como <<un bien para el país>>; ente abstracto y hueco donde los haya) hay dinero a expuertas. Cómo no recordar aquel chiste, creo  que era de El Perich, que decía , aprovechando un superpublicitado lema ministerial: cuando un monte se queda algo suyo se quema…señor marqués, añadía él. Pues eso.
Por acá, según mi modo de ver, el voto a quienes hasta hace nada han estado prohibidos con malas artes y con legislaciones tramposas ad hoc, puede suponer un rayo de esperanza de otros modos de hacer política y de recomponer las prioridades como ya se ha mostrado de cierta manera en Guipúzcoa al frenar ciertos despilfarros en carreteras y otros proyectos megalómanos ; puede esperarse que se abran ciertas brechas en los automatismos de la política(que parece que responden a la necesidad, como si de inapelables leyes de la naturaleza se tratase) , buscando mecanismos de participación ciudadana permanente, denunciando y poniendo en solfa-si no se pueden frenar debido al juego de mayorías y minorías- las imposiciones y los privilegios que generalmente funcionan, con la complicidad de la clase política, de instancias ajenas a la expresión de las urnas y de la tan cacareada voluntad popular.
Con semejante panorama y viendo qué salvaje  inquietud les ha entrado a los partidos en presencia, hasta el borde de la gastroenteritis,  ante los previsibles buenos resultados de EHBildu…me resulta absolutamente pertinente recurrir a la consigna que hace unos años usaba un partido de por acá, ejemplarmente imaginativo en su elaboración de carteles, llamando a votar a aquello que más les duele. En este caso está claro quien es, ya que desde los primeros espadas del mismo gobierno de Madrid hasta los delegados de sus sucursales locales en Euskalherria; pasando por los que ahora se ven forzados a abandonar el gobierno vascongado, nacido de un pucherazo vía ilegalizaciones , consecuencia de la Ley de Partidos, todos al unísono, juntos y en unión, han puesto el grito en el cielo (¡que viene el coco!) con el inestimable y unánime apoyo de las voces autorizadas -¡ahí es nada!- de Génova y Ferraz…tanto monta. A los del negocio vasco tampoco se les ve muy contentos que digamos, y como de costumbre se mantienen en terrenos ambiguos, mientras ponen palos en las ruedas  ante los avances de la izquierda…como si ésta fuese el más peligroso enemigo a batir. Un candidadto a las últimas elecciones en Croacia mostraba una sinceridad enorme, conste que é vero é ben trovato: <<¡Votadme a mí! A vosotros no os supondrá ningún cambio, a mí , en cambio, sí>>. Agur!


Ahora bien, les recomendamos leer esta nota titulada "Euskadi, alarma preventiva" de Charo Zarzalejos muy en sintonía con las declaraciones de la Sorayita, misma que se ha publicado en Europa Press, les dejamos con un extracto:

Partiendo de este hecho que conviene no olvidar para no caer en el error de que en estas elecciones se va a producir un hecho "ex novo" si hay que constatar que la izquierda abertzale ha ido subiendo peldaños como se demostró en las elecciones generales en donde lograron 285.000 votos. Soy de las que cree que Bildu va a obtener unos resultados apabullantes pero el PNV le va a ganar la partida si -y esto es importante- logra unos buenos resultados en Álava, territorio muy favorable al PP y en menor medida al PSE.
Si el PNV "pinchara" en Álava no se puede descartar un triunfo, en mi opinión indeseable, de Bildu. Esto puede ocurrir pero no es probable. Lo probable, lo que ya se da por descartado en el País Vasco es que Urkullu será el próximo lehendakari y como nacionalista que es hablará de nuevo marco político, hará algún arrumaco a Bildu pero poco más. El PNV es un partido soberanista pero no suicida y Urkullu sabe que aliarse con Bildu sería el suicidio político de su partido. No lo va a hacer.


Jo, que bien conocen a Urkullu en La Zarzuela.




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario